ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Las Siete Lineas Estratégicas Del Plan Nacional Simón Bolívar


Enviado por   •  8 de Julio de 2012  •  5.127 Palabras (21 Páginas)  •  1.159 Visitas

Página 1 de 21

INTRUDUCCION.

1.....Nueva Etica Socialista

Según Hugo Chávez la ética socialista será la nueva línea estratégica del Gobierno Revolucionario en la etapa que ya se inició.

Hugo Chávez ha manifestado en varias oportunidades que es solo a través de esta revolución y de manera personal también lo creo, que se puede reactivar un pueblo, sus valores, sus raíces y su esperanza. Estamos reviviendo, estamos resucitando a la Patria buena, bonita y grande que alguna vez soñaron nuestros libertadores.

Esta línea debe bañarnos a todos como la luz. La etica socialista, la etica social hace mucha falta en nuestro país.

Debemos hacer un esfuerzo supremo por revisarnos todos por dentro y dar una intensa batalla etica dentro de nosotros mismos, de cada ser humano, de cada colectivo.

Todos los que aspiramos a definirnos como socialistas debemos sentirnos unidos no sólo por una misma concepción política y social, sino también por una común actitud moral ante la vida y ante la acción política. El Socialismo no es solo una clara definición política, no es sólo la lucha por la socialización de los medios de producción y de cambio, la justicia en libertad, la riqueza al servicio de la colectividad y administrada democráticamente. Es una actitud del espíritu, es un modo, es un estado de vida y de acción, una moral recia, una conducta austera, que por ser de los que constituyen el Partido, es de Partido mismo, y por ser de Partido tiene que ser de todos los que lo integran.

Aportar al ideal socialista, a sus metódos de interpretación de los hechos históricos parte, en primer lugar, de un análisis de los hechos y de una respuesta de la razón y de la sensibilidad ante los mismos.

Ernesto "Ché" Guevara escribió como consejo esencial a sus hijos: "Sobre todo sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo, porque esa es la primera virtud de un revolucionario".

Cardoso destacaba que el primer impulso hacia el Socialismo es la protesta, es la sagrada indignación contra las injusticias de la explotación capitalista.

Pero el abrazar un ideal que se propone la consolidación de un movimiento en defensa y por la elevación del pueblo trabajador, de los más desposeídos y excluidos. De los heridos por la adversidad, al predicar la abolición de las clases sociales buscando para ello, que los medios de producción y los adelantos científicos y tecnológicos estén al servicio de la sociedad y no de pocos, el método y la doctrina de los socialistas apunta al hombre nuevo.

La fidelidad a ese ideal se demuestra y tratando de perfeccionar la conducta, la actitud indeclinable de lucha solidaria, nuevas condciones económicas, sociales y politicas, contribuirán a promover esa nueva conciencia. El cambio espiritual capaz de consolidar la revolución que anhelamos: la de un socialismo que no puede concretarse sin libertad y de un hombre libre que solo puede realizarse en una sociedad socialista.

El buen militante no admite desdoblamiento entre moral pública y la privada y tampoco entre su conducta en el partido y su actuación en actividades no políticas. La conducta en el trabajo, por ejemplo prestigia su actitud de protesta y la rebeldía cuando esta se hace necesaria. La modesta actitud del ejemplo, además de complementar y aportar credibilidad a la práctica. Todo socialista auténtico lo demuestra con su conducta.

A partir de una reflexión clara y periódica, y de una autocrítica, además, individual y desde el alma sobre estos puntos, que perfeccionemos la coherencia entre el pensar, el decir y el hacer, la prédica ganará el respaldo del ejemplo. Una conducta así debe apuntar a la lealtad del decir y el hacer del militante; tanto el militante llano como aquel que ocupa cargos de responsabilidad. No hay una cultura de oposición y una cultura de gobierno, si apuntamos a la verdad sin demagogia. Y no alcanzará una victoria real (un auténtico avance en la conciencia revolucionaria) una organización política que, en su análisis y propuestas prácticas no esté imbuida en una gran fuerza moral

2.....Modelo Productivo Socialista, Economía Socialista.

La economía socialista es la segunda línea estratégica planteada por nuestro líder dentro del Plan Nacional Simón Bolívar. Acotamos que este tipo de análisis no le compete de manera exclusiva a los economistas pero si es importante destacar que es necesario inventar. No existen modelos algunos a seguir. Toda revolución que se precie de serlo, debe crear su propia política económica. No podemos estar sujetos a tesis dogmáticas en esta importantísima materia. Las experiencias de otros son sólo eso: experiencias de las que podemos sacar algunas enseñanzas. Nada más,recetas nunca.

La creación de un Poder Ejecutivo Popular con los Consejos Comunales puede ser parte importante de esta inventiva necesaria. El fortalecimiento inusitado del movimiento cooperativista también apunta hacia la colectivización de los medios de producción en una fase transitoria. El respaldo decidido a la pequeña y mediana industria contribuye igual a la proliferación de una amplia masa de pequeños propietarios generadores de empleos alternativos y tecnologías intermedias muy necesarias en estos momentos de despegue productivo.Por supuesto que todo esto va combinado con una sana y soberana propiedad estatal sobre los principales medios de producción nacionales,léase minas e hidrocarburos y otros bienes naturales, sin los cuales sería imposible avanzar en nuestro proyecto.

El modelo productivo socialista debe partir de la expropiación y nacionalización de los grandes monopolios capitalistas, que definitivamente supere el capitalismo rentístico y parasitario del que solo se beneficia el conglomerado bancario y financiero, desafortunadamente favorecido por políticas macroeconómicas que enriquecen a los compradores de títulos de deuda pública con jugosas tasas de interés. Un nuevo modelo productivo socialista debe propiciar el desarrollo de nuestra industria, de la economía de servicios, del aparato tecnológico y de la agricultura. Economía del conocimiento.

Prácticamente en cualquier literatura que se consulte se encontrará el reconocimiento claro de que a partir de los años 80 la economía de los países desarrollados comenzó a entrar en una etapa diferente, en la que el conocimiento comenzó a ser el activo económico

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (32.8 Kb)  
Leer 20 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com