ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Tarea Tema 2 Introducción A Las Ciencias Sociales


Enviado por   •  17 de Agosto de 2011  •  407 Palabras (2 Páginas)  •  1.387 Visitas

Página 1 de 2

Objetivo:

-Identificar a la Revolución Francesa y a la Ilustración como factores influyentes en las Ciencias Sociales, sus principios y significados.

Procedimiento:

-Investigar en internet la definición de Ilustración, su contexto y su influencia en la Revolución Francesa, así como su ayuda en la formación de las Ciencias Sociales.

Resultados:

La Ilustración fue un movimiento cultural llevado a cabo en Europa a principios del siglo XVIII. Fue llamado por la metáfora de iluminar/ilustrar las mentes de los humanos con la luz de la razón. Por eso al siglo XVIII se le conoce también como el Siglo de las Luces. Surgió ya que los pensadores que no pertenecían a una clase social alta creían que la razón humana podría derrotar a la ignorancia, la superstición y la tiranía y crear un mundo mejor. Este movimiento tuvo una gran influencia en aspectos económicos, políticos y sociales de la época. Entre ellos, la Revolución Francesa. En Francia, la clase trabajadora sufría una pobreza extrema, y demandaba alimentos y menos impuestos, pero no sabían cómo, así que los ‘’pensadores’’ utilizaron al pueblo, promoviendo fraternidad entre los habitantes. Con el pueblo unido, se levantaron en armas enardecido para luchar por un país con igualdad, libertad, fraternidad, progreso y nuevas oportunidades. Estos sucesos ayudaron a las ciencias sociales a surgir por el uso de la psicología y cultura que se da en ellos.

Muchas cosas habían permanecido sin cambiar en Europa, los reyes de los distintos países habían gobernado durante siglos y en pocas ocasiones se había dado la oportunidad de cuestionar el origen de su autoridad. Se pensaba que los reyes recibían su autoridad directamente de Dios, por eso cada vez que se coronaba un rey, los que colocaban la corona en la cabeza eran los papas o los arzobispos en representación de la divinidad. La Iglesia, aunque muchas veces en conflicto con los monarcas, en los últimos siglos permaneció como una institución que ayudaba a legitimar (proveerlo de autoridad) el gobierno encabezado por los reyes.

En los siglos XVI, XVII y XVIII, Europa había conocido una generación de monarcas absolutos, es decir, monarcas que concentraban toda la autoridad en ellos mismos y no había quién los cuestionara. El rey Luis XIV de Francia llegó a decir la frase “el Estado soy yo”, refiriéndose a que toda la nación, el gobierno y la autoridad se concentraba solamente en él. Esto poco a poco empezaría a cambiar, vendría una ola que, si bien sería lenta, ya no se detendría.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2.5 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com