ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

CARLOS SALINAS DE GORTARI. EL HOMBRE QUE SERÍA REY


Enviado por literatura002  •  9 de Enero de 2019  •  Ensayos  •  1.687 Palabras (7 Páginas)  •  30 Visitas

Página 1 de 7

CARLOS SALINAS DE GORTARI.

EL HOMBRE QUE SERÍA REY.

INTRODUCCION

Carlos Salinas de Gortari, para su sexenio, siendo este el ultimo del legado del PRI, el cual marcaría a México, para la eternidad sin atreverme a exagerar, ya que su egolatría no le permitía aceptar que se estaba equivocando, con la finalidad de conocer más de este personaje y ver cuáles fueron los factores buenos y malos de su gobierno y no porque fuera una persona tonta, todo lo contrario, desde el punto de vista de muchos críticos políticos y el mío, él es una persona con un coeficiente intelectual muy alto, una inteligencia muy grande , convirtiéndose en el presidente más preparado al frente de la presidencia de nuestro país. Una inteligencia que no resultaría del todo benéfica, ya que no la utilizo para el bien común de los mexicanos si no para el suyo propio. Con el pretexto de un cambio exagerado queriendo llevar a un México golpeado a un México del primer mundo y de grandes logros, cosa que no fue verdad, llevándonos a la peor crisis registrada en la historia de México devaluándose de tal manera el peso, y una caída tan grande quedando México mal parado económicamente, En su gobierno hubo cosas buenas y malas, bueno más malas que buenas, haciéndose justicia muchas veces por su propia mano, tomando decisiones sin consultarle a nadie, quitando de su camino a quien le estorbara, y tomando muchas decisiones sin pensar en las consecuencias con el pretexto del bien de nuestro país. Una de las grandes preguntas que sigue en el aire, es si el tomo el dinero de nuestro país, en pocas palabras pagándose el mismo. A este personaje se le achacan muchas cosas, desde el desvío de recursos de gobierno federal, corrupción, narcotráfico, el asesinato de Luis Donaldo Colosio, la crisis económica que nos dejó al finalizar su sexenio cosa que no es un secreto pero se lio con el famoso chupacabras, dicho truco publicitario y de mercadotecnia que supuestamente utilizo para desviar las miradas de los mexicanos y causar pavor entre la sociedad desviando las miradas de la devaluación y crisis económica por la que se estaba viviendo en ese entonces.

El panorama mostrado al inicio del período presidencial de Carlos Salinas de Gortari, mostraba un ambiente de esperanza y confianza en el pueblo mexicano respecto a la economía. Su postura como tecnócrata, así como la mayor parte de su equipo, por tener un alto grado de educación en el país, parecían tener las facultades suficientes para mantener el equilibrio económico del país, sin embargo, sus medidas técnicas demostraron una ineficacia innegable para el final del sexenio, porque buscaban soluciones óptimas en la rama de la economía, sin darle la debida relevancia a la política.
El dominio que los tecnócratas lograron durante el mandato de Salinas de Gortari, mostró claramente la transformación de la élite política de México, ejerciendo el dominio económico y político exacerbado, ya que su prioridad no era una democracia, con esto mostraban más bien una inclinación hacia una oligarquía. La manera en la que el gobierno salinista comenzó a poner orden y recuperar su territorio, sin duda, estableció la imagen autoritaria que el gobierno priista acostumbraba a imponer, utilizando el fraude y la represión como sus principales armas. La apariencia que daba de que había una apertura hacia la democratización debido a la aceptación de gobernadores de otros partidos políticos, no era más que una burla hacia la sociedad, porque es claro que la democratización no era un proyecto establecido dentro de sus principales fines, otorgando incluso con ciertas sesiones, las cuales imponían sus reglas de aceptación al gobierno de Salinas de Gortari. Esta es una muestra de la debilidad que dicho gobierno representaba debido a la crisis económica y, principalmente de legitimidad que se presentaba por el gran fraude electoral cometido en 1988. La creación del Instituto Federal Electoral (IFE) como resultado de la reforma electoral establecida, fue tal vez una de las apariencias mayor elaboradas del gobierno salinista, porque el PRI no dejó de continuar manteniendo el control electoral, burlando las leyes establecidas, y por lo tanto, una vez más la confianza colectiva. El establecimiento de tecnócratas y empresarios (muchos sin experiencia electoral), fue una de las acciones más peligrosas en el ámbito político nacional, porque para mantener una visión más clara de las obligaciones frente a la población, sí es necesario haber tenido una mínima experiencia electoral para dar una verdadera importancia a las responsabilidades gubernamentales.

Respecto a la economía, la estrecha relación entre el Estado y las grandes empresas, en detrimento del resto, fue una característica del sexenio de Salinas, demostrando el inicio de una mayor preferencia por las elites nacionales del sector privado, aquellas que tuvieran un sostén económico real, dejando de lado a las clases medias y bajas, además de dar movimientos acelerados en la privatización de las compañías paraestatales, habiendo comenzado en el sexenio de Miguel de la Madrid. La desigualdad fue uno de los factores más notorios del gobierno salinista con la injusta distribución de la riqueza. La separación total de los ideales revolucionarios se notó justo en este período presidencial establecida por los tecnócratas. De acuerdo con esa élite tecnócrata, el país necesitaba agricultura comercial, no campesinos de la reforma agraria. Además, era claro que dichos tecnócratas buscaban un cambio a un partido de ciudadanos individuales, implementando la competitividad, dejando entrever el futuro del país, que se ha convertido en la actualidad debido a la apertura al liberalismo y por ende, a la globalización.
La entrada de México al Tratado de Libre Comercio (TLC) dio a México una visión totalmente utópica respecto a un logro de ser un país de primer mundo en el futuro, y paradójicamente, su declive económico continuó hasta convertirse en lo que hoy es, porque en el gobierno salinista solo tuvo un corto tiempo de crecimiento económico real. La imagen de Carlos Salinas de Gortari se vio realmente mermada a final de su sexenio por diversos factores, pero tal vez el más importante fue el de la devaluación increíble de la moneda mexicana, creando un fuerte impacto social del que, al parecer, la colectividad no se ha recuperado del todo, porque aquella visión macroeconómica impuesta por él mismo, simplemente dio muestras de que no era apta para México.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.3 Kb)   pdf (58.3 Kb)   docx (13.7 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com