ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Abdomen Agudo Quirúrgico


Enviado por   •  19 de Agosto de 2013  •  2.353 Palabras (10 Páginas)  •  272 Visitas

Página 1 de 10

Abdomen Agudo Quirúrgico. (AAQ)

DEFINICIÓN

PROCESO DE CARACTER GRAVE Y EVOLUCION RAPIDA QUE SE DESARROLLA EN LA CAVIDAD PERITONEAL Y QUE EXIGE USUALMENTE LA INTERVENCION QUIRURGICA URGENTE PARA EVITAR COMPLICACIONES GRAVES O LA MUERTE.

Otros conceptos que se invocan son los siguientes:

“Es un síndrome dado por la aparición de violentos dolores abdominales, contractura más o menos evidente de la pared abdominal y trastornos de la peristalsis intestinal acompañados de afectación profunda del estado general como desasosiego, facies hipocrática y fenómenos de colapso”.

“Situación clínica que se presenta como una molestia abdominal aguda, cuyo síntoma principal es el dolor, que sugiere una enfermedad que pone en peligro la vida del enfermo y que, por este motivo, casi siempre debe re solverse mediante una intervención quirúrgica de urgencia”

Conceptos fundamentales

• Dolor abdominal

• Inicio reciente

• Necesidad de diagnóstico temprano

• Necesidad de tratamiento inmediato

• Tratamiento quirúrgico

CLASIFICACIÓN

P.I.O.V.HE

1. Perforativo

2. Inflamatorio

3. Obstructivo

4. Vascular

5. Hemorrágico

FISIOPATOLOGÍA

La agresión producida por el agente causal del abdomen agudo determina una respuesta por parte del organismo donde se ponen en juego los distintos sistemas defensivos que son los de barrera, la inmunidad celular y la inmunidad humoral.

Esto se traduce en un cuadro que siempre es el mismo, no importando la causa aunque pueden existir pequeñas diferencias. Es el Síndrome de Respuesta Aguda Sistémica conocido por la siglas del idioma inglés SIRS (Systemic Inflammatory Response Syndrome). En el transcurso de este síndrome se liberan mediadores, especies reactivas de oxígeno, eicosanoides y se producen fenómenos de isquemia/reperfusión, que de perpetuarse pueden llevar a daño tisular y Disfunción Múltiple de Organos (DMO) que de no ser reversible lleva a la muerte.

CUADRO CLÍNICO

Dolor abdominal.- Es la manifestación más importante y frecuente de este síndrome. Comienza generalmente en el sitio donde aparece el problema y después se hace difuso. De aparición reciente, brusco o insidioso, de intensidad creciente, continuo o intermitente, con o sin irradiación más o menos característica como cuando es hacia el hombro, recto o vejiga.

Manifestaciones gastrointestinales.- Las náuseas y vómitos cuando el cuadro no es oclusivo mecánico, se presentan al inicio y son de carácter reflejo. Puede aparecer anorexia, que junto a la constipación son mecanismos de defensa. La constipación se produce como consecuencia de instalarse un íleo paralítico reflejo que trata de evitar la diseminación del proceso.

También pueden aparecer diarreas, de forma ocasional.

Los signos generales expresan la gravedad del proceso que puede llegar al shock y son consecuencia de la respuesta defensiva del organismo ante la lesión, significando que en el caso de la deshidratación intervienen otros mecanismos como los vómitos, el atrapamiento de líquido en la luz del tubo digestivo y en general, pérdidas líquidas hacia el “tercer espacio”.

La distensión abdominal es característica en la oclusión intestinal mecánica baja y en el íleo paralítico. El dolor a la palpación es muy frecuente y está presente en casi todos los pacientes. La defensa es el signo capital de las peritonitis. El dolor a la descompresión brusca o de “rebote”, es conjuntamente con el dolor al toser y el dolor a la percusión, evidencia de irritación peritoneal. La alteración de los movimientos peristálticos puede ser por exageración como ocurre en la oclusión mecánica simple o por disminución como en la oclusión paralítica por irritación peritoneal.

Los exámenes vaginal y rectal permiten el acceso directo al peritoneo pélvico, siendo de gran valor para el diagnóstico.

EXÁMENES COMPLEMENTARIOS

Es necesario resaltar que el diagnóstico en el abdomen agudo quirúrgico es fundamentalmente clínico, por lo que de los distintos procederes y exámenes complementarios que se exponen acontinuación, se debe hacer la selección individualizada para cada afección sospechada.

En los exámenes de Laboratorio Clínico, el hemograma puede mostrarnos cifras de leucocitos aumentadas con desviación a la izquierda que es señal de un proceso infeccioso agudo, o también nos puede mostrar cifras bajas de hemoglobina, lo que puede corresponder a procesos hemorrágicos. La amilasa sérica se indica fundamentalmente en la sospecha de pancreatitis aguda aunque puede estar elevada en otros procesos de abdomen agudo y el sedimento urinario es indicado casi siempre para descartar procesos urinarios que simulan un abdomen agudo, igual que sucede con el electrocardiograma que se indica a veces ante la sospecha de un infarto agudo de miocardio simulando un cuadro de abdomen agudo.

Los exámenes imagenológicos son obligados en el diagnóstico del abdomen agudo, dependiendo del cuadro que se presente la elección de uno u otro. Los más usados por su sencillez y alta efectividad son las radiografías de tórax y abdomen, así como la ecografía de abdomen.

La laparoscopía de urgencia es de gran valor diagnóstico sobre todo para definir procesos inflamatorios del hemiabdomen inferior en las mujeres, donde se puede tratar de definir si se trata de una apendicitis aguda o una inflamación pélvica aguda, ya que la primera es de tratamiento quirúrgico urgente y la segunda casi siempre es de tratamiento médico. La laparoscopía de urgencia se usa también en casos de abdomen agudo de dudas diagnósticas.

La punción abdominal se usa en casos sospechosos de cuadros de inflamación o hemorragia peritoneal para tratar de descubrir pus o sangre que no coagula pero, si bien tiene buenos resultados, el lavado peritoneal es señalado por muchos autores como una técnica con mejores resultados que la punción.

La laparotomía exploradora, aunque es un medio terapéutico, en ocasiones se usa

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (16.1 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com