ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Abdomen


Enviado por   •  26 de Marzo de 2015  •  Informes  •  618 Palabras (3 Páginas)  •  109 Visitas

Página 1 de 3

presión abdomen agudo, se refiere a

una condición clínica caracterizada por

dolor abdominal, de comienzo rápido, acompañado

generalmente de síntomas gastrointestinales

y de un compromiso variable del

estado general.

Su diagnóstico debe incluir un interrogatorio

preciso, dirigido a evaluar la forma de aparición,

progresión, irradiación, migración, localización

y las condiciones que lo alivian o exacerban.

Completado el interrogatorio, se procede con

el examen físico detallado que incluye la evaluación

del estado general, el registro de los

signos vitales, la inspección, auscultación, percusión

y palpación abdominal, la búsqueda de

signos específicos y finalmente el examen

genital y rectal.

MOTIVO DE CONSULTA

DOLOR

El síntoma sobre el cual se fundamenta el

abdomen agudo es el dolor. Casi se podría

afirmar que no existe abdomen agudo sin dolor

abdominal.

Un primer elemento en el interrogatorio debe

ser si el cuadro clínico se inició con dolor abdominal,

sus características y de cómo ha evolucionado

en ubicación e intensidad.

Origen del dolor: los impulsos del dolor originado

en la cavidad peritoneal son trasmitidos

tanto por vía del sistema nervioso autónomo

como por los tractos espinotalámico lateral y

anterior. Los impulsos del dolor conducidos

por el tracto espinotalámico lateral se caracterizan

fácilmente y tienen buena localización.

Es el dolor de irritación peritoneal parietal. El

paciente usualmente localiza el dolor y lo se-

ñala con uno o dos dedos. Para la correcta

interpretación del dolor abdominal localizado

es necesario pensar en la anatomía normal:

los órganos duelen donde están localizados.

Los impulsos dolorosos trasmitidos a través

del sistema autónomo desde los órganos intraabdominales

se originan en isquemia o dilatación

de una víscera, o en contracciones

peristálticas del músculo liso para vencer una

obstrucción intraluminal. Este dolor no es bien

localizado, suele ser difuso y se sitúa generalmente

en la parte media del abdomen. Es el

dolor de irritación peritoneal visceral. El

paciente no es capaz de localizar su dolor y

pasea su mano de una manera circular en la

porción media del abdomen.

GUÍAS PARA MANEJO DE URGENCIAS

718

Por otra parte, las relaciones anatómicas segmentarias

entre las vías autónoma y espinotalámica

dan origen a dolor visceral referido.

El dolor puede no estar localizado en el sitio

donde existe la patología subyacente, sino que

puede referirse fuera del el abdomen. Procesos

intraabdominales que irritan el diafragma,

como los abscesos subfrénicos, el hemoperitoneo

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com