ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Las Orquideas


Enviado por   •  24 de Noviembre de 2012  •  2.892 Palabras (12 Páginas)  •  1.520 Visitas

Página 1 de 12

SON:

Las Orquídeas son plantas herbáceas perennes de la familia Orchidaceae, clase Liliopsida (monocotiledóneas), muy abundantes, con más de 600 géneros y 17.000 especies en el mundo. Aunque son más abundantes en los trópicos, también existen especies en ambientes templados, desde el nivel del mar a grandes altitudes.

Se caracterizan por poseer flores muy vistosas, hermafroditas (ambos sexos en la misma flor), zigomorfas (con 1 solo plano de simetría), trímeras (3 sépalos y 3 pétalos) y una columna central que sustenta las estructuras reproductivas masculinas (anteras) y femeninas (pistilo) llamada ginostemo.

El pétalo inferior se llama labelo y su morfología define a los distintos géneros de orquídeas. Las flores pueden ser aisladas o en inflorescencia y son polinizadas por insectos. El polen se encuentra aglomerado, formando una masa llamada polinio el que tiene un extremo con un ensanchamiento glandular, pegajoso, que sirve para que el polinio se adhiera al cuerpo del insecto polinizador.

El fruto es una cápsula seca con muchas semillas pequeñas, sin endosperma y con embrión no diferenciado.

Algunas viven en las ramas de los árboles (epifitillas), otras sobre rocas (litofíticas) y algunas en el suelo (terrestres). Las raíces de las epífiticas y litofílicas están adaptadas a vivir expuestas al aire o inmersas en materia orgánica, ya que tienen un tejido acumulador de agua llamado velo.

Tienen dos tipos básicos de crecimiento. Simpodial, en las que el nuevo crecimiento se produce en sentido horizontal, a partir de un tallo subterráneo o rizoma, generando una sub-unidad capaz de producir una flor o inflorescencia y de ser eventualmente separada de la planta (ej. Cattleya). Monopodial, en las que el nuevo crecimiento se produce en sentido vertical, con lo cual la planta crece constantemente en altura (ej. Phalaenopsis).

ALGUNOS GENEROS DE ORQUIDEAS

Ë CUIDADOS Ë

Requerimientos de Riego / agua

El riego es otro aspecto muy importante en el cultivo de las orquídeas epifíticas. Estas plantas crecen sobre árboles u otras plantas en sus hábitats naturales y obtienen la humedad desde el aire y del agua de lluvia que escurre por la superficie de las ramas. Esto significa que las raíces de las orquídeas epifíticas no están nunca sumergidas en agua en sus hábitat natural y que no deben estarlo nunca en la maceta en la que usted las crezca en su casa.

La forma de regar a las orquídeas es, por lo tanto, un poco distinta a la del resto de las plantas terrestres. Cuánta agua debe aplicar y con qué frecuencia depende de varias cosas:

1. Cuan seco es el ambiente donde usted cultiva sus orquídeas.

2. El tamaño de la maceta.

3. El tamaño de la planta.

4. El tipo de sustrato en el que crece su planta.

5. El tipo de orquídea.

6. Cuan cálido es el clima donde usted vive.

7. Cuan activamente está creciendo la planta.

8. A cuanto viento está expuesta su planta.

Por lo tanto, no es posible dar una regla general de riego que sea posible aplicar a todas las orquídeas. En general, observe las hojas y raíces de sus plantas; ellas le indicarán si la frecuencia y cantidad de agua de riego que está usando es la adecuada o no. Sin embargo, una regla importante de recordar es que las orquídeas epifíticas toleran mejor la falta de riego que el exceso.

Como regar:

1. La frecuencia de riego dependerá de la época del año. En las estaciones cálidas usted deberá regar 2 a 3 veces por semana, mientras que en las épocas más frías, deberá regar una vez a la semana o semana por medio. La mejor forma de saber si el sustrato se encuentra seco y si debe regar, es acostumbrarse al peso de las macetas donde tienen sus orquídeas, cuando están recién regados. Si las macetas están muy livianas, eso significa que el sustrato está seco y debe regar. La regla es, sin embargo, que si tiene duda de regar o no, es mejor que no riegue.

2. Existen géneros de orquídea que requieren que el sustrato se seque entre riegos, mientras que en otros el sustrato no debe nunca secarse completamente.

3. El pulverizar agua sobre las hojas o sobre la superficie del sustrato no reemplaza a un buen riego.

4. Use siempre agua temperada (no caliente) para regar. No use agua fría para regar sus plantas.

5. Riegue siempre en la mañana. Al hacer esto usted permite que las hojas de la planta, que se han salpicado con el agua de riego, estén secas por la tarde; esto disminuye la probabilidad de que la planta se infecte con hongos.

6. Riegue con abundante agua cada vez y no con poquita cantidad; deje que el agua excesiva escurra libremente por la base de la maceta. No mantenga nunca las macetas de sus plantas de orquídea sobre platos que acumulen agua y que mantengan la base de la maceta en contacto constante con agua.

7. Instrúyase bien sobre el tipo de orquídea que usted posee, ya que algunas requieren un receso completo de los riegos una vez que el crecimiento y la floración se han completado (cuando la planta se encuentra en receso).

Riego excesivo

La mayoría de las personas está acostumbrada a cultivar plantas que crecen en tierra y no en corteza, musgo u otro medio en el cual se crecen las plantas de orquídea del tipo epífitas. Debido a que el sustrato de crecimiento es muy distinto a la tierra, los principiantes en el cultivo de las orquídeas deben aprender a regar adecuadamente sus plantas. Los principiantes normalmente riegan su primera planta de orquídea inmediatamente llegando a casa y, como el sustrato de crecimiento especial para orquídeas se verá seco unas pocas horas más tarde, ellos vuelven a aplicar un poco más de agua. Este ciclo continúa y el resultado es un riego excesivo, con un consecuente ahogamiento de la planta.

El sustrato de crecimiento especial para orquídeas está ideado para absorber rápidamente agua y luego secarse. Este sustrato es más laxo o suelto que la tierra usada normalmente para plantas terrestres y permite que el oxígeno, un elemento vital para el adecuado crecimiento de las raíces de las plantas de orquídea, fluya alrededor de las raíces. Si este sustrato se mantiene húmedo constantemente, las raíces rápidamente se pudren y la planta comienza a marchitarse ya que sus raíces ya no pueden absorber el agua que necesita la planta. Cuando esto ocurre, los principiantes agregan aún más agua, ya que es fácil pensar que la planta la necesita.

Si su orquídea es regada en forma excesiva, entonces los síntomas visibles son:

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (17 Kb)
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com