ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Sistema Digestivo Y Circulatorio Del Cuerpo Humano


Enviado por   •  24 de Junio de 2011  •  2.447 Palabras (10 Páginas)  •  1.776 Visitas

Página 1 de 10

EL SISTEMA DIGESTIVO:

ESTRUCTURA:

El sistema digestivo está compuesto por dos partes principales:

El tubo o tracto digestivo: conducto por el cual circulan los materiales ingeridos. Este tubo está formado por porciones o regiones que se diferencian entre sí por su estructura, tamaño y función. Dichas funciones y órganos son: La boca, la faringe, el esófago, el estomago, el intestino delgado, el intestino grueso, el recto y el ano.

Un conjunto de glándulas anexas. Si bien el alimento no circula a través de esas glándulas, son indispensables para la digestión.

En las glándulas anexas se elaboran sustancias o jugos digestivos que facilitan el desdoblamiento de los alimentos en moléculas sencillas. Se las denomina ‘‘anexas’’ porque son órganos ‘‘accesorios’’ del sistema digestivo.

Las glándulas salivales, el hígado y el páncreas son glándulas anexas que intervienen, junto al sistema digestivo, en la digestión de los alimentos.

La ingestión se realiza a través de la boca. En este primer organismo del tubo digestivo se producen dos procesos importantes:

• La masticación: Masticación mecánica que consiste en el cortado, molido y triturado del alimento sólido ingerido. Durante este proceso el bocado de alimento se fragmenta en trozos más pequeños. Los dientes permiten llevar a cabo esta función. No todos los dientes son iguales entre sí, tienen forma y tamaños variados. Se pueden clasificar en cuatro tipos:

-Los incisivos, que cortan alimentos.

-Los caninos que lo desgarran, y

-Los premolares y molares, que lo muelen.

• La insalivación: es el proceso que impregna de saliva los alimentos. Aquí intervienen las glándulas salivales que son glándulas exocrinas que producen la saliva, la cual es un líquido incoloro, de consistencia acuosa. Se produce 1,5 litro al día (aprox) Este líquido lubrica y degrada el alimento. La mucina de la saliva es una sustancia particular que sirve como lubricante del alimento. Además, la mucina actúa como bactericida, ya que posee agentes antibacterianos que destruye algunas de las bacterias que pueden ingresar en la boca junto con la comida.

El alimento triturado y transformado en una pasta junto con la saliva, forma el bolo alimenticio. Una vez formado, la lengua lo empuja hacia atrás y entonces ingresa a la faringe. Este pasaje se denomina deglución y es lo que comúnmente llamamos “tragar”

.

La faringe es un músculo en forma de tubo que ayuda a respirar y está situado en el cuello y revestido de membrana mucosa. Por uno de sus extremos se conecta con la nariz y la boca y por el otro con la laringe y el esófago.

La laringe es una de las porciones del sistema respiratorio. En el origen de este tubo se encuentra una tapita que, al tragar, se despliega y obtura la tráquea. Cerrada la apertura hacia este conducto respiratorio, el bolo solo puede avanzar por el tubo digestivo hacia el esófago.

El esófago es un conducto músculo membranoso (un tubo muscular), ubicado en la parte media del tórax, que se extiende desde la faringe hasta el estómago. A través del esófago pasan los alimentos hasta el estómago. Desde la parte superior hasta la porción donde el esófago se une con el estómago hay unos cuarenta centímetros. El esófago empieza en el cuello, atraviesa todo el tórax y pasa al abdomen a través del hiato esofágico del diafragma. Habitualmente es una cavidad virtual (es decir que sus paredes se encuentran unidas y sólo se abren cuando pasa el bolo alimenticio).

El esófago está formado por:

• Mucosa: Formada por varias capas de células, que recubre al esófago en su parte interna. Esta mucosa se renueva continuamente por la formación de nuevas células.

• Capa muscular: Está formado a su vez por una capa interna de células musculares lisas concéntricas y otra capa externa de células musculares longitudinales, que cuando se contraen forman ondas peristálticas que conducen el bolo alimenticio al estómago. La contracción y relajación alternada de las fibras musculares provoca el movimiento de los órganos hacia el estómago. Los movimientos peristálticos también se producen en otros órganos del tubo digestivo como el estómago y el intestino.

Si bien se podría suponer que la fuerza de gravedad influye en el recorrido del bolo alimenticio por el esófago, este desplazamiento ocurre aún permaneciendo acostado.

El recorrido del bolo alimenticio, está regulado además, por los esfínteres. Estas estructuras son anillos musculares que, cuando se abren, permiten el paso del alimento y, al cerrarse, impiden que retroceda.

Desde el esófago el bolo alimenticio llega al estómago, otra porción del tubo digestivo.

El estómago es un órgano musculoso y elástico que puede contener hasta dos litros de comida y bebida. Por uno de sus extremos se comunica con el esófago a través de un esfínter muscular llamado cardias, que permite el avance del alimento pero no su retroceso. Por el otro extremo, se comunica con el intestino delgado. Allí se encuentra el píloro, esfínter de función similar al cardias.

El píloro es la válvula inferior que conecta el estómago con el duodeno. El píloro constituye una pequeña porción del estómago que sirve de puerta de entrada al duodeno (el principio del intestino delgado), cerrándose o abriéndose para impedir o dejar paso a los alimentos. Esta función permite que los alimentos sean digeridos por el estómago al evitar que por efecto de la gravedad, el alimento pase prematuramente al intestino.

En el estómago se produce parte de la digestión química de los alimentos que allí se almacenan. La pared interna produce un grupo de sustancias digestivas denominado jugo gástrico. La acción de este jugo sobre el bolo alimenticio produce una mezcla de aspecto similar a una sopa espesa denominada quimo. En el estómago también se producen movimientos peristálticos que favorecen la digestión química de las proteínas. Mientras se producen estos movimientos, los esfínteres permanecen cerrados.

El intestino delgado es un órgano de casi 7 metros de largo, plegado sobre sí mismo. En él se reconocen tres porciones: el duodeno, el yeyuno y el íleon.

El quimo llega al

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.2 Kb)   pdf (100.7 Kb)   docx (15.7 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com