ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Sistema Nervioso Central


Enviado por   •  19 de Octubre de 2011  •  5.424 Palabras (22 Páginas)  •  1.024 Visitas

Página 1 de 22

Las Teorías Filosóficas de la Educación

El Positivismo en Chile

Valentín Letelier Madariaga

(1852-1919)

Concepción, Agosto 2011

• Introducción:

Ideólogo del radicalismo chileno

Valentín Letelier Madariaga fue uno de los intelectuales chilenos más destacados de su época, cuyos aportes de mayor relevancia fueron la renovación del sistema de educación pública y la introducción en el país de los estudios sociológicos.

Letelier nació en Linares en 1852 y cursó su educación primaria en Talca. En 1867 ingresó al curso de Humanidades en el Instituto Nacional de Santiago, para continuar más tarde los estudios de Derecho en la Universidad de Chile. Para financiarlos, se desempeñó como profesor de historia en el Instituto Americano e inspector suplente del Instituto Nacional.

De sus últimos años en el Instituto e inicios de la Universidad datan sus primeras aproximaciones a la filosofía positivista, escuela que enfatiza el empleo de principios materiales y racionales para la comprensión de fenómenos científicos y sociales.

Comenzó a aplicar esta doctrina en la educación en 1875, cuando fue nombrado profesor de literatura y filosofía en el Liceo de Copiapó, una vez terminados sus estudios de Derecho.

En designado 1881fue secretario de la embajada chilena en Berlín, enriquecer sus reflexiones filosóficas y lo que le permitió conocer un modelo de educación pública que podía servir de ejemplo para la reforma de la enseñanza en Chile. De regreso en el país, remeció al ambiente intelectual con dos ensayos que promovían la introducción de paradigmas sociológicos en el estudio de la historia y la política. Paralelamente, asumió la Cátedra de Derecho Administrativo en la Universidad de Chile alcanzando, en 1906, el honor de ser elegido por dos períodos rector de la Universidad de Chile. En 1913, Letelier renunció a la rectoría para dedicar los últimos años de su vida a la redacción de dos obras que reunieron su aporte a las ciencias sociales en Chile.

Letelier fue, además de pensador, un importante ideólogo del radicalismo y fue elegido diputado por su partido entre 1879 y 1888. Ante la emergencia de la cuestión social, Letelier difundió las ideas socialdemócratas e impulsó la alianza con el partido Demócrata. Su admiración por el socialismo de estado alemán impulsado por Bismark –que implementó las leyes sociales de seguro obrero, de indemnización por accidentes del trabajo y de pensiones de invalidez o ancianidad- se profundizó luego de su estada en Alemania. Sin embargo, su pensamiento no puede definirse como “socialista”: Letelier fue partidario de la legislación social, no del socialismo; de la propiedad individual y no de la lucha de clases.

• Desarrollo:

 El Positivismo en Chile:

El positivismo fue introducido en Chile por José Victorino Lastarria (1817-1888) una de las figuras más descollante de la Generación de 1842, que reunió a un pléyade de pensadores liberales cuyo común referente fue el paradigma de la Modernidad Europeo. Ya hacia 1844 Lastarria se encontraba en la cercanía del discurso positivista en su trabajo científico. En su quehacer historiográfico se orientaba hacia una orientación cientificista buscando en los hechos históricos una lógica inmanente y una búsqueda de una causalidad en los procesos históricos. Lastarria se encontró con el pensamiento de Auguste Comte en 1868 y en sus “Recuerdo Literarios”, escribió que “hacía largo tiempo atrás él había partido de idénticas concepciones para fundar en América la filosofía de la Historia”. Lastarria fue el introductor del discurso positivista en Chile, fue también un consecuente liberal, y no aceptó la tesis de un Estado fue un pensador ecléctico y no aceptó la idea de un régimen centralista y autoritario, que impusiera la cohesión ideológica y limitara el pluralismo ideológico como una necesidad del progreso. De ahí su consigna de Libertad con Progreso. Podemos sostener que el positivismo chileno tuvo en general una actitud crítica al discurso cerrado de Comte y también su posterior orientación a convertir el positivismo en la religión de la humanidad con templo y rituales. En Chile esa posición tuvo limitada influencia. Un círculo de personas en torno a los hermanos Jorge y Juan Enrique Lagarrigue, se organizaron en una comunidad religiosa positivista. El pensamiento positivista en Chile se expresó en el Partido Radical o del Liberal, y en la Masonería. El Positivismo historiográfico fue representado por el historiador Diego Barros Arana quién escribió una historia monumental de Chile. Valentín Letelier fue decisivamente un positivista crítico de Comte y que discutió el sistema comtiano y lo adaptó a las condiciones políticas y culturales existentes en Chile. No aceptó de Comte su tesis de la Religión de la Humanidad: La religión de la Humanidad vendría a crear en pleno siglo XIX un culto que no responde a ninguna necesidad moral en los espíritus más avanzados; y unos dogmas que son fruto de el método experimental, y unos misterios que la Ciencia no comprende. Valentín Letelier, como Lastarria fue un positivista heterodoxo y contribuyó al desarrollo de la historiografía chilena, haciendo aportes significativos en el ámbito de la metodología y el análisis histórico.

 Valentín Letelier y la educación.

Letelier, en los primeros capítulos de la "Filosofía de la educación" precisa el concepto de Educación, partiendo de lo que comúnmente se entiende por ella. es decir, en instituciones dedicadas a enseñar y las cosas que aprendimos en esos lugares nos hacen una persona ignorante o no. Letelier desacredita completamente ésta postura. Para la mayoría la educación se da en los colegios, en las universidades, jardines infantiles, Dice: Sí, bien es cierto en el colegio a aprendemos a escribir a leer a contar, o en la universidad

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (33.9 Kb)  
Leer 21 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com