ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

No Hay Diferencias Absolutas Entre Lo Que Es Verdadero Y Lo Que Es Falso


Enviado por   •  6 de Agosto de 2011  •  1.628 Palabras (7 Páginas)  •  1.645 Visitas

Página 1 de 7

“No hay distinciones absolutas entre lo que es verdadero y lo que es falso”. Discuta esta afirmación.

Este ensayo se remitirá a analizar distintas perspectivas respecto a lo verdadero y lo falso, dado que es difícil establecer una definición concreta y objetiva para estos conceptos porque existen diversos factores que cambian su naturaleza o definición, como lo son: el contexto donde se halla el objeto o la idea, y el sujeto mismo quien declara su falsedad o veracidad.

Como podemos ver, lo verdadero y lo falso tiene un carácter subjetivo.

Al discutir algunos puntos de vista de las áreas del conocimiento, se llegará a la conclusión de si en realidad existen o no estas diferencias absolutas, las cuales colocan a la verdad y a la falsedad en dos extremos irremediablemente opuestos.

Cotidianamente se tiende a colocar lo verdadero y lo falso como dos cosas distintas; sin embargo, surge una duda, ¿en realidad lo que es considerado como verdadero, es verdad; o bien, lo que es declarado como falso, realmente lo es? ¿Cómo poder tener certeza de estos juicios?

Se observa al hacer este cuestionamiento, que “la duda es la que hace cambiar el concepto de verdadero y falso, porque dudamos de la veracidad o la falsedad de aquello ya conocido.

La verdad se ve distorsionada por el hecho de que existe la posibilidad de que sea falsa; y lo falso puede considerarse verdadero si se tienen evidencias válidas y reales que hagan perder este carácter engañoso.

Todas las personas afirman o niegan de acuerdo a sus conocimientos previos y a su percepción del entorno. Alguien puede declarar algo como verdadero, cuando otra persona afirma que dicha declaración es falsa o errónea, es decir, para una persona la verdad del otro puede resultar falsa.

Tal es el caso de los juicios jurídicos, donde un abogado defiende al acusado argumentando a su favor y presentando evidencias; mientras que el acusador trata de demostrar lo contrario de la misma manera.

Este contraste, hará que ambos comiencen a dudar de lo que consideran verdadero, porque ambos presentan evidencias y esto da validez a los argumentos o ideas opuestas.

Entendiendo “verdad”, como “la correspondencia entre las ideas y la realidad objetiva” y falso, como aquello que “simula, imita o parece ser real, sin serlo; o bien, que engaña” , se explicará a detalle en que consiste cada uno, para comprender cómo su carácter subjetivo, es el que nos marca las distinciones absolutas, dado que lo relativo siempre tiende a cambiar por factores externos, y lo absoluto permanece, no cambia porque ya existe, solo que nunca se sabe si se ha llegado a el o no.

Bajo el concepto de verdad, tomamos que “lo real no es lo mismo que verdadero, ni aquello de lo que hay duda es siempre falso.”

Se entiende por real, como aquello que existe, o que puede ser percibido.

Lo abstracto, como en el caso de las artes, puede “existir con independencia de referencias visuales del mundo real.” , y la persona que interprete dicha obra va a pensar y tener cierta idea real aunque aquello sea abstracto, sólo por el hecho de existir. “El pensamiento es aquello que es traído a la existencia a través de actividad intelectual” .

“Pienso, y luego existo” es una frase muy conocida, que expresa también esto. Con sólo tener noción o consciencia de lo que percibimos gracias a las formas de conocimiento, podemos afirmar que las cosas existen (materialmente), y nosotros mismos formamos parte de esta realidad.

El crítico de arte, vive su propia realidad, que no comprende solamente el mundo material, sino también el no material: su capacidad de pensar y de trasmitir las ideas de su pensamiento, mediante el lenguaje o la forma artística, como es el caso.

El hecho de que esta persona tenga su propia realidad, también significa tener una verdad propia. Lo que perciba como real, también es verdadero, si sus ideas coinciden con el objeto mismo. En dado caso de no darse esta correspondencia, a pesar de que la pintura abstracta sea algo real no será verdadera, porque no constituye ninguna lógica para el pensamiento, la idea que se desea trasmitir es errada.

Otro ejemplo muy común, son las matemáticas; la razón conduce a razonamientos ciertos aunque no siempre concuerdan con la realidad, porque no se visualizan tal cual, los procedimientos matemáticos en el mundo material.

No podemos negar que las matemáticas tienen una gran cantidad de aplicaciones prácticas; pero se encuentran implícitas en la realidad si no hay alguien que las aplique, es entonces que se consideran solo como un producto del pensamiento humano.David Hume, un filosofo escoces, afirma que es imposible conocer la existencia o esencia de las cosas por la razón. Es necesario tener evidencias para asegurar una certeza.

El problema de la verdad radica en este tipo de situaciones, cuando no la encontramos de forma material; dudamos de su validez porque no existe ninguna evidencia que respalde la idea.

Sin embargo, aun existiendo evidencias, varias veces no se llega a la verdad, porque la idea es falsa.

Este caso, es frecuente en la ciencia. La ciencia aspira a llegar a una verdad general, que explique cada vez de forma más clara y sencilla los fenómenos de la naturaleza. Hessen J. dice que “la ciencia

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.2 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com