ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Democracia En Venezuela Y Su Proyección En El Resto De Los Países Del Mundo.


Enviado por   •  14 de Julio de 2011  •  2.170 Palabras (9 Páginas)  •  2.091 Visitas

Página 1 de 9

La Democracia en Venezuela y su Proyección en el resto de los Países del Mundo.

En el discurso de posesión de Chávez se anunció el nacimiento de una Nueva Democracia; con el transcurrir del tiempo se sintió el acompañamiento participativo en ella, para todos los sectores de la sociedad venezolana.

Un hecho nuevo se vive en el continente, parece que por fin la anhelada democracia tiene vigencia en el mundo. Los desheredados de siempre empiezan aparecer y sus reivindicaciones, sin asambleas colectivas porque no están en el trabajo empresarial, se escuchan. Los pobres que todo lo producen sobre el surco, los indigentes que circulan los deshechos para los que no tienen que comer, por primera vez tienen voz, entre las voces de los ciudadanos venezolanos.

El Estado más que un impulsor de la política acompaña a la ciudadanía a que se encuentre en la democracia participativa: los reclamos aparecen por parte de lo insólito, no existen antecedentes de una situación democrática para los distintos sectores y necesariamente los intereses creados chocan con la perspectiva de una patria para todos.

La tradición que se viene repitiendo desde siempre, actuó para decir que la democracia es para los iguales, para los que están preparados para vivirla y poder ayudar a los irredentos. La chusma no tiene derecho a vivir la democracia, esta es la crítica más fuerte al gobierno venezolano. Esta actitud caritativa de los que tienen, volvió aparecer, afortunadamente, sin la repuesta violenta de los desposeídos, que en situaciones similares se enfrentan para ser barridos en sus barricadas y continuar en la misma situación de menesterosos.

En Venezuela se anuncian los cambios que se vienen viviendo en la Globalización: el desempleo, la desaparición de las relaciones entre capital y trabajo. El tránsito de los Estados Nacionales a las Ecorregiones Productivas, la ruptura del modelo monetarista y la aparición del humanismo que reclama una ética individual, donde el ser humano sea el centro del nuevo mundo que está naciendo en nuestro continente.

Venezuela, dinamiza estos factores desde la participación protagónica y decisoria del pueblo, los excluidos, los marginados, los pobres se hacen más notorios, pues para apoyar sus opiniones, realizan acciones concretas de transformación, modifican la vida cotidiana en las parroquias de Caracas, crean circuitos de mercadeo directo, productos de la ciudad por productos del campo. Venezuela tenía una organización territorial donde Caracas, Maracaibo y las zonas extractivas del petróleo y el hierro eran las privilegiadas, las regiones agrícolas no tenían esa preeminencia, la revolución bolivariana también ha realizado un cambio en la estructura espacial del país. Actualmente se vive un cambio territorial, el llano reinicia un papel protagónico, los Andes también, el oriente igualmente, la isla Margarita, el cambio obligado de la costa central en el estado Vargas después de la catástrofe natural de 1999, en fin los cambios en la estructura espacial del país corresponde a esa insistencia de darle un papel de inclusión y dinamismo a lo que antes era excluido y estático.

En una estrategia basada en el manejo del capital social, el gobierno venezolano consciente de la realidad económica que vive el sistema del capital, trata por todos los medios de recoger los pedazos en que se desgaja el modelo financiero, produciendo una economía acorde con la realidad tecnológica, social, y política donde la producción debe ser, antes que cualquier otra cosa, de calidad.

Venezuela dentro del contexto latinoamericano es la República Bolivariana que siempre ha representado con más autenticidad esa característica y en especial en el gobierno de Chávez. Es por este motivo que su pueblo expresando los intereses de la nación entera, incluida su clase dirigente, comprende el sentido de la continentalización y la fuerza de estar incluido en los mercados multinacionales de la producción de patentes, donde Venezuela es una potencia petrolera, que no puede entregar a los intereses transnacionales, la riqueza que el país ha ganado con el esfuerzo histórico.

Venezuela es un país enmarcado en un mundo que se cambia, con la paulatina desaparición de la plusvalía; localizado en una región exuberante del trópico, con un subsuelo lleno de petróleo. Y con una población que aprendió a vivir en esa abundancia.

Este organismo viviente se estructura a sí mismo, mediante un proceso que genera un mundo adecuado para él; por tal motivo se requiere comprender al sujeto humano que vive en él, como ser político, como ser cultural, como ser social y como ser económico.

La defensa y promoción de la democracia hacia la región latinoamericana, que quedó establecida como principio fundamental en el preámbulo de la Constitución venezolana de 1961, se constituyó en uno de los principales lineamientos de política exterior del Estado venezolano durante la denominada etapa de la democracia representativa (1958-1998), como bien lo han reconocido prácticamente todos los autores y analistas de nuestra política internacional. Y ciertamente, durante las pasadas cuatro décadas Venezuela se distinguió en el hemisferio por mantener una actuación exterior dirigida a defender, consolidar y expandir un sistema de pluralismo y libertades, y lograr el ideal de una América Latina democrática e integrada, como lo dejó tan bien establecido Rómulo Betancourt (1959). De allí que nuestro país no sólo haya mantenido por cuarenta años consecutivos la constitucionalidad democrática, sino que al menos hasta principios de los años 90 haya figurado como el principal modelo de democracia para América Latina.

La línea de promoción de la democracia venezolana en el hemisferio se inició durante los tres primeros gobiernos de la etapa democrática, el de Rómulo Betancourt, el de Raúl Leoni y el de Rafael Caldera. En búsqueda de la defensa y consolidación del recién instaurado régimen, pero también con el objetivo explícito de proyectar a Venezuela como líder democrático regional, estos gobiernos lideraron iniciativas y principios de gran importancia como la Doctrina Betancourt, el Pluralismo Ideológico y la Justicia Social Internacional.

Niveles de Participación Política.

La participación política puede definirse como toda actividad de los ciudadanos dirigidos a intervenir en la designación de sus gobernantes o a influir en la formación de la política estatal. Comprende las acciones colectivas o individuales, legales o ilegales, de apoyo o de presión, mediante las cuales una o varias personas intentan incidir en las decisiones acerca del tipo de gobierno que debe regir una sociedad, en la manera cómo se dirige al Estado en dicho país, o en decisiones específicas

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.5 Kb)   pdf (96.5 Kb)   docx (13.7 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com