ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Casas Muertas Miguel Otero Silva


Enviado por   •  23 de Abril de 2013  •  6.302 Palabras (26 Páginas)  •  614 Visitas

Página 1 de 26

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular Para La Educación

Liceo José Antonio Anzoátegui

Barcelona – Estado Anzoátegui

Dedicatoria

Introducción

La obra intelectual de Miguel Otero Silva (1908-1985), constituye un rico y variado patrimonio para la cultura hispanoamericana. Desde su primer poemario Agua y cauce, y su primera novela Fiebre, hasta La Piedra que era Cristo, pasando por Casas Muertas, Oficina № 1, La Muerte de Honorio, La Mar que es el morir, Cuando quiero llorar no lloro, Lope de Aguirre, Príncipe de la Libertad, tanto como por su Obra humorística completa, todos sus escritos, en prosa y en verso, recogen las más entrañables palpitaciones de Venezuela, su amada patria, por cuya libertad y felicidad se entregó en cuerpo y alma, haciendo acopio de su versátil condición de novelista, periodista, humorista y hombre de profunda sensibilidad social.

Inscrita en la más nítida escuela realista, Casas Muertas es una novela de alta calidad estética, publicada por vez primera en Buenos Aires en 1955, que retrata dramáticamente la situación de Ortiz, un pueblo de los llanos venezolanos que languidece y casi llega a desaparecer en las primeras décadas del siglo XX, como consecuencia de la desolación y muerte provocadas por el caudillismo, las guerras civiles, la miseria y las enfermedades. El relato se desenvuelve en un plano dual, entre el realismo histórico y social, complementado por una precisa descripción geográfica, y la ficción propia del diálogo entre personajes que derrochan sencillez y generosidad.

En Casas muertas todo es digno de reconocimiento: el estilo limpio y directo, la capacidad de síntesis, los diálogos sinceros donde la gente habla como se habla en la realidad cotidiana, la riqueza del paisaje natural y aún más que eso, su vibrante mensaje de denuncia social.

Capítulo I

1.- Referencia Bibliográfica.

Nació en Barcelona (Edo. Anzoátegui) el 26 de octubre de 1908 y murió en Caracas el 28 de agosto de 1985. Hijo de Henrique Otero Vizcarrondo, fundador del diario El Nacional; y de Mercedes Silva Pérez. Miguel Otero Silva fue escritor, humorista, periodista y político.

Otero Silva realizó sus estudios de primaria en su ciudad natal; secundaria, en el Liceo San José de Los Teques y en el Liceo Caracas; y la educación superior la hizo en la Universidad Central de Venezuela, donde cursó estudios de Ingeniería Civil, carrera que no culminó a causa de sus luchas en contra del régimen dictatorial de Gómez.

En 1925, Miguel Otero Silva publica su primer poema en la revista Élite. Asimismo, escribe en el periódico Fantoches y en la revista Caricaturas, demostrando sus dotes para el humorismo.

Junto a Carlos Eduardo Frías, Arturo Uslar Pietri y Antonio Arráiz, entre otros, Otero colabora en el único número de la revista Válvula, primera publicación periódica vanguardista de Venezuela. Esto se produjo en 1928, año en el que también ocurren los sucesos de la Semana del Estudiante, encabezados por la llamada generación del 28, de la cual él formó parte.

Vinculado a la conspiración militar del 7 de abril de 1928, Otero debe huir al extranjero y desde allá continuar con su lucha por derrocar la dictadura de Gómez. Es así como participa desde Curazao en una toma del fuerte Amsterdam de esta isla y promueve una invasión a Venezuela por las costas de Falcón (junio 1929).

En 1930, Otero se alista en las filas del Partido Comunista Internacional. A la muerte de Gómez, en 1935, regresa a Venezuela y se dedica a escribir en el diario Ahora, tribuna desde la cual critica el régimen “socarrón” de Eleazar López Contreras y es nuevamente expulsado del país, acusado de “comunista”, en 1937.

Otero Silva viajó por México, Estados Unidos, Cuba y Colombia, lugares en donde dejó testimonios de su creación literaria. Regresó a Venezuela en 1940, cuando Isaías Medina Angarita era el Presidente de la República y había en el país un régimen de libertades públicas que le permitieron a Otero seguir escribiendo y fundar, en 1941, el semanario El Morrocoy Azul, además de otro semanario de izquierda: Aquí está.

En 1943, Henrique Otero Vizcarrondo fundó el diario El Nacional y Miguel Otero Silva fue su primer jefe de redacción.

En 1946, tres años después de fundar El Nacional, Otero se separa del Partido Comunista de Venezuela. Ese mismo año se casa con la periodista María Teresa Castillo, con quien tiene dos hijos Miguel Henrique y Mariana.

En 1949, Miguel Otero Silva se gradúa de periodista en la Universidad Central de Venezuela y preside la Asociación Venezolana de Periodistas.

Otero Silva fue apresado en los últimos días de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez (1958). Al caer el dictador, Otero fue elegido senador por el estado Aragua, cargo con el cual promueve la creación del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes (INCIBA, 1960).

En 1967, Otero fue elegido individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua.

Entre sus obras se encuentran: Fiebre, novela que se inspira en su lucha contra el régimen Gomecista; Casas Muertas, libro que ganó el Premio Nacional de Literatura (1955-56) y Premio de Novela Arístides Rojas; Oficina número uno, La Muerte de Honorio, Cuando Quiero Llorar no Lloro, López de Aguirre, Príncipe de Libertad, La piedra que era Cristo.

2.- Importancia en la novelística Venezolana.

La poesía de Otero Silva tiene importancia por la vastedad de los motivos y por su carácter innovador. Entre su extensa obra poética destacamos: Agua y cauce (1937), 25 poemas (1942), Elegía oral a Andrés

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (39.2 Kb)  
Leer 25 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com