ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Positivismo Histórico


Enviado por   •  29 de Junio de 2011  •  659 Palabras (3 Páginas)  •  1.327 Visitas

Página 1 de 3

El positivismo

Si bien se reconocen diversos antecedentes del positivismo, asociado fundamentalmente a lo empírico, será en la segunda mitad del siglo XIX que el mismo se consolida como un método científico pero también como una concepción filosófica del mundo. El positivismo puede definirse, en términos generales, como una postura filosófica de oposición al idealismo y rechazo de la metafísica, basada en la creencia en los hechos o realidades concretas accesibles a través de los sentidos. Acompaña el proceso de secularización y también el industrialismo, y sustenta nociones fundantes del orden social del momento, como las de orden y progreso.

La obra de Augusto Comte, Discours sur l’esprit positif, publicada en 1844, sistematiza las características del positivismo del siglo XIX. En ella se establece un sistema de conocimiento basado en tres aspectos básicos:

Una filosofía de la historia, en la que distingue tres estadios: a) el teológico, en el cual los fenómenos se explican por la potencia divina; b) el metafísico, en el cual las causas de los fenómenos son ideas abstractas o principios racionales; y c) el positivo, en el cual las hipótesis metafísicas son reemplazadas por la investigación de los fenómenos orientados a comprobar y establecer leyes de la experiencia.

Una clasificación de las ciencias según su objeto.

Una sociología o doctrina de la sociedad.

Como método científico, el positivismo establece un conjunto de premisas o reglas básicas:

La observación es la base de todo conocimiento. Y lo que puede conocerse no es la esencia de las cosas, sino las relaciones o conexiones entre los fenómenos observados. Esto lleva al estudio de los fenómenos, de lo que es, renunciando a descubrir su origen o destino último (renuncia metafísica).

Esta observación es objetiva, es decir, independiente del sujeto que conoce. La neutralidad y la objetividad serán aspiraciones o pretensiones centrales del positivismo.

El conocimiento de las relaciones debe llevar a la formulación de leyes que den cuenta de las relaciones constantes que existen entre los fenómenos observados.

Las leyes así establecidas tienen como fin la previsión racional. Puesto que ellas expresan un orden constante y necesario de los fenómenos observados, permiten prever el comportamiento futuro.

El establecimiento de leyes, por otra parte, no implica valoración. Los juicios de valor, desde esta perspectiva, no tienen función cognitiva y deben ser evitados.

La inducción se establece como el método privilegiado por el positivismo: partir de la observación sistemática y reiterada, y a través de la comparación y clasificación, llegar a conclusiones generales que permitan establecer leyes. Esto

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.4 Kb)   pdf (56.2 Kb)   docx (10.1 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com