ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Leyendas Chinas


Enviado por   •  30 de Enero de 2014  •  2.621 Palabras (11 Páginas)  •  291 Visitas

Página 1 de 11

Como “El viejo tonto” Removió las montañas

En la antigüedad hubo un anciano a quien apodaban “El Tonto”. Vivía en Peishan un lugar de Jizhou. ¿Por qué lo llamaban “El Tonto”? ¿Por qué era torpe? No, él era un buen maestro en todos los aspectos, capaz de cultivar, cazar, trabajar la madera, labrar piedra, etc. Entonces ¿porqué era estúpido? Tampoco, puesto que se trataba de un hombre reflexivo e ingenioso cuando trataba cualquier asunto. Pero a los ojos de aquellos que recurrían a un ardid para obtener algo, él era un tonto, incapaz de recurrir a artimañas y que jamás pensaba en cambiar de idea cuando veía algo nuevo o extraño. De ahí el sobre nombre de “El Tonto”.

El tonto no se resignaba a su vejez. Tenía cerca de 90 años y seguía trabajando la tierra junto con sus hijos y sus nietos; se cubría con un manto de estrellas y llevaba la luna como sombrero. Su casa miraba hacia estas montañas y él encontraba bastante incómodo tener que dar un rodeo cada vez que salía o regresaba; así, un día reunió a su familia para discutir el asunto.

-¿Y si todos juntos desmontásemos las montañas?—sugirió--. Entonces podríamos abrir un camino hacia el Sur, hasta la orilla del río Hanshui.

Todos estuvieron de acuerdo. Sólo su mujer dudaba.

-No tienen la fuerza necesaria, ni siquiera para desmontar un cerrejón—objetó-. ¿Cómo podrán remover esas dos montañas? Además, ¿dónde van a vaciar toda la tierra y los peñascos?

-Los vaciaremos en el mar-fue la respuesta.

De este modo se inicio la obre. El Tonto, sus hijos y sus nietos excavaban tierra, picaban las rocas o transportaban las piedras en carretas a la costa. Todos quedaron impresionados por esta gigantesca tarea. De las aldeas cercanas y de las lejanas, acudieron personas para prestar su ayuda. Incluso las viudas y los niños participaron en la obra.

Un hombre que vivía en la vuelta del río, a quien llamaban El Sabio, se reía de sus esfuerzos y trató de disuadirlos.

-¡Basta de esta tontería!—exclamaba-. ¡Qué estúpido es todo esto! Tan viejo y débil como es Ud. No será capaz de arrancar ni un puñado de hierbas de esas montañas. ¿Cómo va a remover tierra y piedras en tal cantidad?

El Viejo Tonto exhaló un largo suspiro.

-¡Qué torpe es Usted!—le dijo-.Después de que yo muera, quedarán mis hijos y los hijos de mis hijos; y así sucesivamente, de generación en generación. Y como estas montañas no crecen, ¿por qué no vamos a ser capaces de terminar por removerlas?

Entonces El Sabio no tuvo nada que responder.

El Viejo Tonto dirigió a toda su familia trabajando todos los días para remover las montañas. Su acción emocionó al Soberano Celestial. Por eso, envió a dos dioses a la tierra a remover las dos montañas.

Análisis de La Historia

Origen: Chino

Libro: Relatos Mitológicos de la antigua China

Tipo de historia: Leyenda

Escrito por: Lie Yukou

Año: siglo IV antes de Cristo

Análisis: Al comenzar a investigar sobre esta leyenda encontré que tiene varias formas de considerarla:

Mao usaba esta historia, para invitar al pueblo chino a destruir otras dos montañas “el imperialismo y el feudalismo” Mao estaba aliado al partido comunista así que se tomo la decisión de quitarlas y así surgió esta leyenda que solo fue usada para convencer a la gente de china de quitar estas dos montañas usando el lema: “La fe mueve montañas”.

También hay algunos otros que apoyan esta leyenda y la cuenta de generación en generación así haciéndola más famosa y contándolas a sus hijos como una historia que expreso que aquel esfuerzo y meta que se propuso este viejo fue logradas; que este esfuerzo que realizo fue recompensado de un muy buena forma.

La muchacha del gusano de seda

Hace mucho tiempo vivía un hombre que tuvo que ausentarse de casa una larga temporada por motivos de negocios. Su joven hija le echaba mucho de menos, y un día, mientras cepillaba su caballo, dijo:

-Me casaré con cualquiera que traiga a mi padre.- De repente, el caballo salió al galope y desapareció.

Al día siguiente, en una ciudad lejana, el padre vio con sorpresa que el caballo se aproximaba a él, relinchando. Como pensó que algo le había ocurrido a la familia, subió a lomos del animal y partió hacia su casa. Al llegar, vio con alivio que todo estaba en orden y le preguntó a su hija qué había impulsado al caballo a ir a buscarle, y ella respondió que debía de saber que le echaba en falta. El hombre, agradecido, le dio más raciones del mejor heno durante los días siguientes, pero el caballo no parecía contento y apenas tocaba la comida, y cada vez que se acercaba la muchacha se ponía muy nervioso, relinchaba y se encabritaba. Al cabo de unos días, mientras cepillaba el caballo, la muchacha recordó sus palabras y se lo contó a su padre. Furioso porque un caballo se atreviera a pensar que podía casarse con su hija, el hombre lo sacrificó y tendió la piel al sol para que se secara.

Una vez, cuando la muchacha y sus amigos se burlaban de la piel como si estuviera viva, ésta se envolvió bruscamente alrededor de ella y desapareció. Su padre y los vecinos la vieron al fin en la copa de un árbol, y la muchacha estaba dentro, transformada en un ser parecido a un gusano de seda,

Análisis de la historia

Origen: Chino

Libro: Relatos Mitológicos de la antigua China

Tipo de historia: Leyenda

Análisis: al investigar las diferentes leyendas de la seda pudimos encontrar que había muchas leyendas explicando la aparición de este gusano de seda siendo así un hilo muy importante para china era resistente y suave lo suficiente para crear ropa y diferentes cosas por ello es muy apreciado. Principalmente decidimos poner esta leyenda ya que fue aquella más extraña y aunque no lo menciona en él la leyenda se dice que este caballo con el que se caso la mujer era especial por tener la característica de entender el leguaje de los humanos así entendiendo la preocupación de la mujer y teniendo una gran admiración y amor por ella se fue a buscar a su amo donde lo

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.9 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com