ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

CONTROL DE LECTURA DEL LIBRO “¿Quién se ha llevado mi Queso?”


Enviado por   •  7 de Octubre de 2018  •  Ensayos  •  1.483 Palabras (6 Páginas)  •  10 Visitas

Página 1 de 6

INSTITUTO POLITECNICO NACIONAL[pic 1][pic 2]

ESCUELA SUPERIOR DE INGENIERIA Y ARQUITECTURA

UNIDAD TICOMAN

DEPARTAMENTO DE POSGRADO

MAESTRIA EN GEOCIENCIAS Y ADMINISTRACION DE LOS RECURSOS NATURALES”

CONTROL DE LECTURA DEL LIBRO

“¿Quién se ha llevado mi Queso?”

-Spencer Johnson

Alumno:

-Ing. Martha Patricia Sanchez Perez

Asignatura:

Administración estratégica

        

Fecha:

23 de septiembre del 2018

INTRODUCCIÓN

En la vida cotidiana, laboral, personal, a veces nos enfrentamos a retos que en muchas ocasiones no estamos preparados para afrontar, de esto trata este libro, el autor nos hace reflexionar sobre la importancia de estos cambios que podemos llegar a tener en diferentes ámbitos de nuestra vida, y como poder sobrellevarlos y adaptarnos al cambio. No es fácil poder adaptarnos al cambio, es por esta razón comenzamos a experimentar diversas emociones, tales emociones como las que podemos reconocer en el libro, que a la vez es muy útil como una guía para así afrontar estos cambios, 4 tipos de personalidades y de actitudes. Me refiero a los personajes de esta historia, dos ratones llamados, Fisgón y Escurridizo y también a HAW y a HEM, unos liliputienses.

DESARROLLO

El libro comienza con la reunión de unos amigos de la Universidad, entre ellos comenta como ha sido su vida a partir de que salieron de los estudios, Michael expresa el cómo le ha ido en su vida tanto profesional, como personal y explica que se ha dejado guiar un el libro, por consiguiente, prosigue a narrar el libro.

La historia comienza cuando 4 personajes singulares recorren un laberinto en busca de queso que los alimente y los haga felices. Dos de esos personajes son ratones llamados, Fisgón y Escurridizo, y los otros dos son liliputienses los cuales su forma de actuar es muy parecida a la gente, ellos se llaman Hem y Haw.

La vida de estos cuatro personajes de este cuento gira en torno a la lucha diaria por conseguir el alimento que los mantiene vivos: El Queso.

Así que conforme va avanzando la historia se enfrentan en una ardua carrera con el fin de encontrar el alimento que los ayude a sobrevivir.

Un día encuentran una gran cantidad de Queso, por lo que Hem y Haw deciden quedarse a vivir en el depósito de queso Q. Ellos disfrutaban de no tener que estar todos los días corriendo para encontrar el depósito, cambiaron su rutina de caminar siempre hacia el queso y terminaron por trasladarse a vivir al depósito, mientras que Fisgón y Escurridizo deciden no abandonar su rutina de seguir buscando la porción diaria de queso.

El drama comienza cuando un día el queso se acaba y a los ratones Fisgón y Escurridizo fue algo que no les sorprendió, ellos estaban al tanto de la situación ya que siempre que llegaban al depósito husmeaban y hacían un recorrido. Se anticiparon a los hechos y al ver que el queso se había acabado no dudaron en partir en busca de nuevo queso.

En cambio, los liliputienses al llegar al depósito, se sorprendieron, no podían creer que el queso se hubiese acabado. Se quedaron viendo el depósito, sin actuar, exclamando y pasmados al no entender que había pasado.

Haw siempre con una actitud de lograr poder adaptarse al cambio, escribía frases en la pared tales como: “Cuanto más importante es el Queso para ti, tanto más deseas conservarlo”. Creo que es muy cierto, lo podemos ver hoy en día en nuestra sociedad tanto con cosas materiales o con personas.

Los liliputienses al estar analizando la situación de cambio, los ratones siguieron y siguieron andando por el laberinto hasta que encontraron otro deposito N de queso Nuevo.

Hem se rehusaba a perder ese depósito de queso, no quería salir de su zona de confort con la esperanza de que algún día regresara el Queso, decía que era peligroso salir de ahí y que tal vez y ya estaba muy viejo para seguir buscando, y Haw poco a poco fue analizando la situación, se puso a pensar en qué pasaría si salían a buscar más queso, o sí Fisgón y Escurridizo ya habían encontrado otro depósito.

Entre su desidia, optaron por romper una pared del laberinto pensando que encontrarían Queso detrás de ella, pero fue en vano, poco a poco Haw comprendió la diferencia entre productividad y actividad.

Un día Haw se dio cuenta de que estaba perdiendo el tiempo ahí, y decidió ponerse sus zapatos e ir en busca de queso nuevo. Hem, caso contrario no creía que fuera una buena idea.

Las ganas de Haw por encontrar Queso nuevo fueron promovidas por la idea de saborear Queso nuevamente y emprendió la búsqueda por el laberinto. Él había comprendido que las cosas cambian y que ya nunca vuelven a ser como antes.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.8 Kb)   pdf (276.3 Kb)   docx (97.8 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com