ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Once Minutos Por Paulo Coelho


Enviado por   •  22 de Mayo de 2012  •  1.049 Palabras (5 Páginas)  •  905 Visitas

Página 1 de 5

“Erase una vez una prostituta llamada María.

Un momento <<Érase una vez>> es la mejor manera de comenzar una historia para niños, mientras que << prostituta>> es una palabra propia del mundo de los adultos.”

Este libro trata sobre María, una joven del interior de Brasil, que aparentemente se enteró demasiado pronto de los dolores y el desamor que trae la vida. Ella desea vivir nuevas experiencias, aventurarse, pues a pesar de haber perdido de cierta manera la esperanza en el amor, sigue siendo una especie de romántica incurable. Un día se le presenta la oportunidad de viajar a Rio de Janeiro, donde conoce a un empresario Suizo que prácticamente le ofrece “fama y fortuna”, a lo que ella, pensando que era su oportunidad de lanzarse a la aventura, acepta.

Así llega a Suiza, después de haber hecho muchos trámites en poco tiempo, donde descubre que las cosas no son tan buenas y tiene que trabajar como bailarina en un especie de cabaret, sin mencionar que el sueldo es una mínima parte de lo acordado al principio. Un día que faltó a su trabajo, fue despedida y se vio obligada, de cierta manera, a convertirse en prostituta ya que un empresario “árabe” le ofreció dinero por acostarse con ella (mil francos). Comenzó a trabajar en “la Rue de Berne”, un barrio de la prostitución.

Entró al “Copacabana”, la discoteca más valorada de ese barrio, donde rápidamente se hizo su propio prestigio entre los clientes y con el dueño del bar, un hombre de familia muy sabio y reservado llamado Milán.

Ella comenzó a reunir dinero y a hacer planes de regresar a casa triunfante, comprar una hacienda y llevar a sus padres a una vejez tranquila (Solo trabajaría un año). Gracias a sus proyectos y a la búsqueda del “saber” conoció a una bibliotecaria que durante todo ese tiempo que estuvo en Suiza, fue su única amiga, a quien ayudó indirectamente a descubrir cosas sobre su sexualidad de las que no tenía idea “Ahora que llegaste hasta aquí, y desde que leí el primer libro, estoy muy preocupada…¡hay un grupo de nervios que van desde el clítoris hasta el punto G!... Muchos no lo saben pero ¡Nosotras también tenemos una erección durante el acto!”.

Pasó el tiempo y un día, conoció a Ralf Hart, un pintor, con el que tuvo una conexión inmediata. Ellos dos emprendieron una relación del alma, un conocimiento mutuo, más allá de lo que María esperaba jamás en su vida, donde la esperanza del amor estaba perdida. “Estaba viendo tu luz… Tienes brillo. La “luz” viene de la fuerza de voluntad, de alguien que sacrifica cosas importantes en nombre de otras más importantes… Yo vi esa luz”

También conoció la verdad de los hombres, que solo desean ser escuchados y buscan el sexo tan desesperadamente porque a la sociedad los obliga y los hace pensar que eso es lo que deben hacer. Conoció a miles de hombres y miles de rostros humanos, ella le dio nombre a lo que duraban sus relaciones con los clientes “Once minutos”

Conoció el dolor y el placer y como ellos se relacionaban, primero

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (6 Kb)
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com