ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Aumont "Cine y narración"


Enviado por   •  31 de Enero de 2019  •  Resúmenes  •  7.411 Palabras (30 Páginas)  •  15 Visitas

Página 1 de 30

AUMONT. Cine y narración.

1. El cine narrativo.

1.1. El encuentro del cine y de la narración.

En los primeros días de existencia del cine éste no estaba tan destinado a convertirse en masivamente narrativo ya que estaba concebido como un medio de registro que no tenía la vocación de contar historias con procedimientos específicos (podría haber sido un instrumento de investigación científica o una mera distracción de feria efímera.// Hoy en día ir al cine es ver una peli que cuenta una historia).

Sin embargo había varias razones para que se produjera este encuentro. Aumont se centra en tres, dos de ellas afectan la imagen móvil figurativa, materia de la expresión cinematográfica.

  1. La imagen móvil figurativa: el cine ofrece una imagen figurativa en la que los objetos fotografiados se reconocen. El hecho de mostrar un objeto, representarlo, es un acto de ostentación que implica que se quiere decir algo de ese objeto. Ej.: imagen de un revolver=esto es un revolver, aquí hay un revolver. Se significa el objeto más allá de su representación. Además, todo objeto antes de su reproducción trasmite a la sociedad en la que se hace reconocible una serie de valores que representatodo objeto es en sí mismo un discurso, una muestra social que se convierte en un eje del discurso de ficción ya que tiende a recrear el universo social al que pertenece. Toda figuración/ toda representaciónconduce a la narración debido al peso del sistema social al que pertenece lo representado y por su ostentación. Ej.: los primeros retratos fotográficos se convierten en pequeños relatos.
  2. La imagen en movimiento: es una imagen en perpetua transformación que trasluce el paso de un estado de lo representado a otro y necesita un tiempo para el movimiento. En el cine lo representado se representa en el devenir, es decir, todo objeto que sea filmado por más que sea estático se encuentra inscrito en la duración y es susceptible de ser transformado.         Toda historia historia/ficción se puede resumir a un camino desde un estado inicial a un estado terminal, y se esquematiza por una serie de transformaciones. El cine a su vez ofrece a la ficción a través de la vía de la imagen en movimiento una duración y una transformación. Por estos puntos se ha conseguido el encuentro entre el cine y la narración.
  3. La búsqueda de una legitimidad: es la tercera razón que se puede encontrar. Alude a un hecho histórico: la posición del cine en sus inicios. En un inicio era una atracción de feria que se justificaba por la novedad de su técnica. Salir de esta clasificación exigía que el cine se colocara bajo los auspicios de las artes nobles: el teatro y la novela (durante siglos XIX y XX), para esto debía demostrar que él también podía contar historias dignas de interés (Meliés contaba pequeñas historias pero que no tenían una forma compleja o desarrollada como las novelas). Para ser reconocido como arte el cine se esforzó en desarrollar sus capacidades narrativas. En 1908 se llaman a actores teatrales para adaptar temas literarios al cine y reaccionar así contra el aspecto popular y mecánico del cine.

1.2. El cine no narrativo: dificultades de una frontera.

1.2.1. narrativo/no narrativo.

Narrar=relatar un acontecimiento, real o imaginario. Implica: 1) el desarrollo de la historia se deja a discreción del que la cuenta y que pueda utilizar trucos para conseguir sus efectos, 2) la historia tiene un desarrollo reglamentado a la vez por el narrador y por los modelos en los que se conforma.

El cine narrativo es en la actualidad el dominante en el plano del consumo. En el terreno de producción ocupan un lugar importante las películas de tema industrial, médico o militar. Por eso no se debe asimilar que el cine narrativo es la esencia del cine ya que se estaría despreciando el lugar que tuvieron los filmes de vanguardia, underground, experimentales (todos no narrativos).

No se puede mantener en bloque la distinción entre cine narrativo y no narrativo. No se puede oponer el cine narrativo representativo industrial (NRI) al experimental sin caer en caricaturas. Esto es por dos razones: 1) en el cine narrativo no todo es forzosamente narrativo-representativo. Dispone de un material visual que no es representativo: fundidos en negro, panorámica, juegos estéticos de color, etc. El cine en destellos es aquel en el que por momentos se escapa a la representación y a la narración. 2) el cine que se proclama no narrativo y que evita recurrir a uno o varios rasgos del cine narrativo conserva siempre alguno de ellos. Ej.: ciertos filmes que juegan con la multiplicación de elementos sin intriga ni personajes da la impresión de un desarrollo lógico que conduce a un fin, una resolución. Para que un filme sea plenamente no-narrativo tendría que ser no representativo (no reconocer nada en la imagen ni percibir relaciones de tiempo, sucesión, causa, consecuencia entre los planos/elementos, relaciones que conducen a la idea de evolución ficcional regulada por una instancia narrativa).

1.2.2. Bases de una polémica

Las críticas al cine narrativo clásico se deben a que éste se descarrió hasta alinearse al cine hollywoodiano, el cual tendría tres errores: ser americano y políticamente determinado, ser narrativo en la tradición estricta del siglo XIX, y ser industrial, fabricante de productos calibrados.

Estos argumentos no denotan la totalidad del cine clásico sino que dan a entender: 1) que el cine narrativo clásico era un cine del significado sin reflexión sobre el significante. 2) que el no narrativo era un cine del significante sin significado/contenido.

El cine americano es un cine marcado así como toda la producción de cine. En el cine el contenido y el dispositivo cinematográfico en sí mismo son políticos (tanto para filmes narrativos o no).

La alineación del cine a los modelos de la novela y del teatro se apoyan en dos malentendidos: 1) se supone que la naturaleza/especificidad del cine no debe pervertirse comprometiéndose con lenguajes extraños (vuelta a creer en la pureza del cine). 2) se olvidan los instrumentos y figuras particulares que formó el cine al intentar contar historias.

El cine no-narrativo si bien no utiliza el montaje alternado (dos episodios en el filme ocurren al simultáneo en la historia) ni la planificación y los sistemas de movimiento de cámara (tienen sentido en función de los efectos narrativos) aun el cine experimental conserva algo narrativo en la medida que no se reduce a una intriga.

En la producción industrial estándar el cine narrativo es dominante. Pero no siempre se alude a éste cuando se habla de estudios de cine o lenguaje cinematográfico. La denuncia de la industria de cine busca revalorizar la creación artística artesanal del cine independiente.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (44.7 Kb)   pdf (241.4 Kb)   docx (28.5 Kb)  
Leer 29 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com