ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Caja Idiota


Enviado por   •  26 de Septiembre de 2011  •  698 Palabras (3 Páginas)  •  495 Visitas

Página 1 de 3

7 de septiembre, 2009

Fedro Carlos Guillén

La caja idiota

Dentro de los primeros recuerdos que guardo de una televisión se encuentran los 50 watts que recibía cada que intentaba cambiar el canal ya que al aparato le faltaba una perilla y daba unos toques que me dejaban el dedo negro. Por supuesto no había control remoto y dado que la televisión era de bulbos, tardaba una era geológica en prenderse. En la noche se acababa la programación por lo que aparecían unas rayas multicolores cuya función siempre ignoré. Las series eran de una precariedad ejemplar, particularmente las nacionales en las que uno podía observar sin ningún problema cómo los árboles de la escenografía se movían porque eran de cartón y no de madera.

Los tiempos han cambiado y hoy todo aquel que quiera ser feliz debe tener una tele más grande que mis malos pensamientos, con pantalla plana y capaz de albergar todos los canales del planeta entre los que se encuentran propuestas tan fascinantes como la que se emite desde Xalapa o la televisión gallega. La televisión es una fuente hipnótica que atrapa moscas tendiendo redes sutiles y a veces no tan sutiles. Mi hijo, el niño “Frijol”, ha empleado más tiempo de su vida frente a Bob Esponja que ante cualquier cuadro docente y cualquier recomendación crítica sobre la pertinencia de realizar otra actividad es recibida como se recibe una plaga de langostas. Entiendo que este número se dedica de manera monográfica a este invento de la humanidad y se me pide mi opinión que –anticipo–será apocalíptica.

Los pioneros de esta madre entendieron lo que hay que entender desde el inicio: la televisión es un negocio y no un esfuerzo educativo. Con ello en mente identificaron también que la enorme mayoría de los televidentes son pendejísimos y, en consecuencia, generaron propuestas para saciar este apetito por la imbecilidad. Se argumentará que hay excepciones; efectivamente las hay, pero son eso excepciones por lo que siempre es mejor concentrarse en las reglas. Con fines analíticos y por un prurito científico me concentré en la programación de hoy lunes en el Canal de las Estrellas, ya que entiendo que es el de más alta audiencia y me encontré lo siguiente:

Se trasmiten ocho telenovelas, algunas de nombres escalofriantes como “Hasta que el dinero nos separe” y “Alma de hierro”. No puedo opinar profundamente ya que no las he visto pero en los cortos de alguna de ellas sale una niña disfrazada como “La Chilindrina” que se llama “Patito” (¿Patito?, se pregunta dentro de mí eso que se llama sentido del ridículo). Está también el gustado programa Hoy con la participación del filósofo Raúl Araiza y una señora que se llama Andrea Legarreta, a la que alguien le extirpó el gen del sentido de la moda. En este caso la esencia del programa gira alrededor

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.2 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com