ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ARTE CULTO, INDIVIDUAL Y PROFESIONAL, Y ARTE COLECTIVO Y POPULAR


Enviado por   •  26 de Octubre de 2012  •  860 Palabras (4 Páginas)  •  3.953 Visitas

Página 1 de 4

ARTE CULTO, INDIVIDUAL Y PROFESIONAL, Y ARTE COLECTIVO Y POPULAR

A lo largo de su historia, la creación artística ha seguido dos direcciones fundamentales: creación culta, profesional; y creación colectiva o anónima del pueblo.

El capitalismo crea condiciones hostiles al florecimiento de un arte del pueblo al agotar, por un lado, la capacidad creadora del hombre en el trabajo que debe servirle de fundamento; y por otro, al difundir masivamente sucedáneos artísticos para mantener al pueblo separado no sólo del gran arte profesional, culto, de todos los tiempos, sino de la verdadera creación popular.

En las condiciones capitalistas, el arte popular se ve mermado debido a la brecha que los sistemas de consumo y los grupos elitistas han creado entre el pueblo y los artistas. Por esto, algunas de las pocas creaciones artísticas verdaderamente populares que pueden suscitarse dentro de capitalismo, son la literatura y música revolucionaria como expresión de la conciencia de los trabajadores.

La fecha adoptada para establecer una línea divisoria entre la época de la construcción de la vanguardia artística y la proliferación de las múltiples tendencias postvanguardistas será la de 1945. De hecho, el panorama político y social cambió sensiblemente.

Por un lado se produjo la división del mundo en dos grandes bloques irreconciliables y, por otro, asistimos a la confirmación de los Estados Unidos como la potencia económica más rica y poderosa del mundo. La peculiar estructura de la sociedad americana marcará las pautas de comportamiento del llamado “mundo libre” occidental. El arte último florecerá precisamente en la sociedad más capitalista del planeta.

Sin embargo, no se puede hablar de una total ruptura con las vanguardias históricas del periodo de entreguerras. Se trata, de hecho, de una reactualización de las ideas desarrolladas por las vanguardias de la primera mitad del siglo XX. Por supuesto, los artistas radicalizarán aún más su postura con respecto a las técnicas, los materiales, los asuntos, llevando el fenómeno artístico hasta límites inusitados.

La radicalidad del arte contemporáneo ha provocado el divorcio entre el arte y el gran público. Esto empezó a ser así con el Impresionismo pero ahora se hace más patente aún. Los nuevos artistas dependerán cada vez más de lo que se ha dado en llamar el sistema de galería de arte/crítico, que creará su propio público y su propia clientela especializada. Estas galerías tienen unas reglas de mercado y, en algunos casos, se encuentran más cerca del marketing de empresa que de los valores propiamente artísticos. Estamos ahora muy lejos de la idea del artista comprometido política y socialmente.

Ya la Estética de Hegel

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.4 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com