ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EL ANÁLISIS DE LOS ESTADOS FINANCIEROS DE EMPRESAS AGROPECUARIAS


Enviado por   •  2 de Julio de 2012  •  1.795 Palabras (8 Páginas)  •  884 Visitas

Página 1 de 8

EL ANÁLISIS DE LOS ESTADOS FINANCIEROS DE EMPRESAS AGROPECUARIAS

(El carácter biológico de los activos como factor determinante de las inferencias)

Septiembre 28, 2003

Por: Gerardo Mendoza D.

Lic. en Administración de Empresas Agropecuarias

DE LA CLASIFICACION CORRECTA DE LOS ACTIVOS BIOLÓGICOS Y SU IMPORTANCIA EN EL MANEJO DE LA INFORMACIÓN FINANCIERA.

Para el correcto análisis de los estados financieros de la operación primaria agrícola, es conveniente recordar primero la importancia que tiene la correcta clasificación de las cuentas de Activos Biológicos en el Balance. Es usual encontrar errores profundamente preocupantes en este sentido, y comúnmente aceptados por los Contadores Públicos venezolanos. Errores que a la postre no solo dejan sin efecto la interpretación que se pueda hacer de la operación de una empresa agropecuaria, sino que a su vez, distorsionan las razones y parámetros que produce la inferencia con base a datos mal ubicados en la estructura de cuentas contables.

En primer lugar hay que destacar la necesidad de clasificar los semovientes y cultivos en el nivel de cuentas del balance apropiado de acuerdo a la misión de cada activo en el ciclo productivo de la empresa y no de acuerdo a sus características naturales contables. Explicando más a fondo, lo que se quiere decir es que se ubique dentro de la estructura de cuentas los animales y cultivos ignorando sus características monetarias o físicas y más bien cuidando su objeto o razón de existir dentro del rebaño o sembradío.

No es sensato el intento generalizado y equívoco de muchos profesionales que aceptan dentro del Activo Circulante en una cuenta de inventarios de animales por ejemplo, a todos los componentes del rebaño, sin importar su sexo, misión y estado fisiológico. Cuando esto sucede, el Activo más valioso de la empresa, en un solo monto, se encuentra dentro del nivel de activos realizables a corto plazo distorsionando los resultados del ejercicio, puesto que el Costo de Ventas se verá disminuido en la misma proporción que animales no destinados a la venta existan en esa cuenta; cuando lo que realmente sucede es que a lo sumo, el 20% de ese monto corresponde a animales destinados a la venta en el corto plazo.

Así mismo sucede con los Cultivos, que a pesar de que pueden ser perennes, anuales o semi permanentes; de larga vida, de ciclo corto o de ciclo medio respectivamente, se acepta también clasificarlos como una familia dentro de cuentas que engloban el desarrollo agrícola de la empresa.

En ambos casos se olvida la capacidad de centros de capitalización de costos que representa cada uno de ellos.

Este intento fallido de agrupar los animales, por ejemplo en el Activo Circulante, debe ser sustituido por una clasificación en tres estratos de acuerdo a el objetivo que persigue cada uno dentro de la producción. El primer estrato en el Activo Circulante como inventarios de animales para la venta se deben incorporar todos los animales que dentro del plazo de 12 meses serán vendidos o eliminados de la producción; el segundo en el Activo Fijo como semovientes de producción y reproducción que permanecerán en producción de crías, leche y subproductos por varios años; y el tercer estrato, en el nivel de Otros Activos, el resto de los animales que se encuentran en evolución, como las crías nacidas y destetadas no destinadas a la venta.

En cierta forma los animales pueden ser convertidos rápidamente en dinero en cualquier momento, independientemente de su tipo u objetivo, por lo que es común la decisión de considerarlos realizables en el corto plazo y por ende clasificarlos dentro del Activo Circulante. Pero lo anterior es una simple adhesión a la teoría contable y no a las características del mecanismo de producción de una ganadería.

De manera que no se justifica la clasificación atendiendo a la teoría en el Activo Circulante si la vida total del activo representa un periodo de evolución y producción y nunca estará destinado a la venta, a diferencia de aquellos activos que representan solo un bien destinado a la venta en un momento determinado.

Las consecuencias de clasificar inadecuadamente los activos biológicos tienen los siguientes riesgos:

• Distorsionar el saldo de la cuenta de bienes destinados a la venta (mercancías) y por lo tanto el Costo de Ventas del ejercicio económico

• Distorsionar el resultado final del ejercicio económico

• Impedir el cálculo adecuado de la razón de Solvencia en el Análisis Financiero

• Influir en los cálculos de la rentabilidad y rotación de inventarios.

• Originar el cálculo de Impuestos falsos

• Impedir la correcta toma de decisiones financieras

• Afectar las mediciones de la gestión administrativa de un gerente o de un equipo directivo

• Dificultar el control interno y la auditoria.

A consecuencia de los anterior se recomienda la siguiente clasificación de cuentas contables referentes a los Activos Biológicos:

En Cultivos:

1. Activo Circulante Cultivos de Ciclo Corto

Cultivos Semipermanentes (después de la penúltima cosecha)

Cosechas en Almacén

Cosechas en Terreno

2. Activo Fijo Cultivos Perennes (después de la primera cosecha)

3. Otros Activos Cultivos Semipermanentes (hasta la penúltima cosecha)

Cultivos Perennes (hasta la primera cosecha)

En Semovientes:

1. Activo Circulante INVENTARIO DE ANIMALES PARA LA VENTA

Machos destinados a la venta

Hembras destinadas a la venta

Animales de desecho

2. Activo Fijo SEMOVIENTES DE PRODUCCIÓN

Hembras

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.2 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com