ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

GASTRONOMIA, DESARROLLO E IDENTIDAD CULTURAL, EL CASO PERUANO


Enviado por   •  3 de Noviembre de 2011  •  3.325 Palabras (14 Páginas)  •  1.353 Visitas

Página 1 de 14

LA REVOLUCIÓN GASTRONÓMICA PERUANA

En los últimos años el Perú entero vive bajo el son de un increíble boom gastronómico.

Como lo han puesto sobre la mesa los críticos, cocineros y analistas más reputados, este

fenómeno culinario de sabor nacional tiene un importante potencial para promover el

desarrollo económico inclusivo del Perú y para reafirmar nuestra identidad cultural.2

Según el estudio “Dimensiones del Aporte Económico y Social de la Gastronomía en el

Perú, elaborado por la consultora Arellano Marketing para la Sociedad Peruana de

Gastronomía (Apega), la cocina genera una cadena de valor que produciría más de S/.

40.000 millones, que sería el 11,2% del PBI proyectado para el 2009. Es decir, casi el

doble de la producción minera del 2008.3

Este año la gastronomía aportará tanto o más que la minería, convirtiéndose en una

nueva locomotora del desarrollo del país, ya que arrastra a otras industrias, “como el

transporte de alimentos, turismo, fábricas de ollas y menaje, fábricas de sillas, mesas,

manteles, las industrias del acero y la madera”. Si se mide sólo lo que generan los

restaurantes, el estudio revela que éstos proyectan producir durante el 2009 un consumo

de S/. 12.350 millones, que sería el 4,2% del PBI, casi la producción agrícola de todo

el año pasado.

El estudio muestra que la gastronomía involucra directa e indirectamente a cinco millones

de personas, el 20% de la Población Económicamente Activa (PEA), en toda la cadena

productiva que va desde extracción, industria y comercio hasta servicio.

El turismo gastronómico es una categoría en crecimiento que ya representa el 5% del

turismo. Según su estudio, alrededor de 100.000 turistas cruzan de Ecuador y Chile (a

Tumbes y Tacna, respectivamente), sólo para probar la sazón nacional. Las divisas obtenidas por este rubro habrían alcanzado los US$ 120 millones en el 2008, según

cifras de la Cámara de Comercio de Lima.

Al respecto, en un reciente ensayo titulado “El sueño de un chef”, Mario Vargas Llosa

señala claramente el nuevo imán turístico peruano: “Si alguien me hubiera dicho hace

algunos años que en el extranjero se organizaría un viaje turístico gastronómico por el

Perú, simplemente no lo hubiera creído. Pero ha ocurrido. Y sospecho que los chupes de

camarones, los piqueos, la causa, las pachamancas, los cebiches, el lomito saltado, el ají

de gallina, los picarones o el suspiro a la limeña, atraen ahora al país tantos turistas

como los palacios coloniales y prehispánicos del Cusco y las piedras de Machu Picchu”.

Lo dicho por el autor de Los Jefes es una mera realidad. Esta oferta gastronómica ha

provocado que el número de turistas que recalan en nuestro país se incremente

exponencialmente. El 42% de ellos, según estadísticas del Ministerio de Comercio

Exterior y Turismo, asegura que la gastronomía fue uno de los aspectos que más influyó

en la elección del Perú como destino. Encuestas realizadas entre turistas indican que más

del 90% consideró la comida peruana entre buena y muy buena. El beneficio de

habernos posicionado como una alta cocina es incalculable, pues se está construyendo la

vitrina para promover los ingredientes de origen nacional.

La nueva vedette de América

Hace unos quince años la cocina peruana era una ilustre desconocida en el mundo. Sólo

era apreciada por un puñado de cronistas gastronómicos y de turistas sibaritas que

visitaban el Perú en busca de la sazón peruana. En grandes ciudades como San

Francisco, París, Madrid o Buenos Aires había algunos restaurantes peruanos, pero

estaban orientados principalmente a menoscabar la melancolía gastronómica de la

colonia peruana. Este panorama ha comenzado a cambiar y en forma radical. La

proyección internacional de nuestra culinaria toma cada vez más vuelo y se sirve en

aviones y trenes de lujo, es elogiada en los principales periódicos, como The New York

Times, Le Monde o El País, se lee en las más respetadas publicaciones de culinaria

gourmet y pasea sus aromas por festivales internacionales y programas de la televisión

internacional.

Esta carrera gastronómica que hoy rompe récords empezó en Chile. Al respecto, Emilio

Peschiera, de “El Otro Sitio”, precursor de la presencia de la comida peruana en Chile,

estima que en los últimos diez años el número de restaurantes peruanos en Santiago

supera ya los cincuenta. El restaurante “Astrid & Gastón” ha sido reiteradamente

seleccionado como el mejor de la capital mapochina. Esa sabrosa debilidad que ha

saciado apetitos también es posible encontrar en Quito, Caracas, Bogotá, México,

Panamá, Madrid, San Francisco o Florida, ciudades donde finos restaurantes

encabezados por las cadenas “Astrid & Gastón” y “La Mar” ofrecen la peruvian food.4

Pero

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (23 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com