ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Apuntes Winnicott y Marrone. Embarazo


Enviado por   •  10 de Febrero de 2019  •  Apuntes  •  1.611 Palabras (7 Páginas)  •  8 Visitas

Página 1 de 7

Winnicott se enfoca en el desarrollo de la fase más precoz del embarazo. Una condición psicológica que afecta a la madre y que se caracteriza por producir una gran emoción en ella durante el embarazo y los últimos días de éste. Además, puede durar semanas después de haber dado a luz al niño. Esta condición es denominada la preocupación maternal primaria: estado donde existe una identificación completa de la madre con el bebé, tanto consciente como inconsciente. Es tal, que las necesidades del bebé, son también parte de las necesidades de la madre; existe una dependencia completa del bebe hacia la madre.

Es tal la exaltación que le adjudica a esta condición, que si no fuera por el embarazo, se le consideraría como una enfermedad. Es por ello que se le considera una enfermedad normal, en el sentido que es un proceso que debe producirse en mujeres sanas para poder acondicionarse a las necesidades que exige el recién nacido, las cuales son en un principio corporales, para luego pasar a ser necesidades del yo.

La madre durante esta condición psicológica aporta “un marco en el que la constitución del pequeño empezará a hacerse evidente” (Winnicott, 1956, pp. 401), es decir, donde empezarán a efectuarse las tendencias del desarrollo del pequeño (movimientos espontáneos para poseer sensaciones apropiadas).

Hay mujeres que no son capaces de llegar a esta condición psicológica. Bien, pueden ser madres dedicadas, pero no llegan a alcanzar lo que conlleva esta condición: una dedicación completa hacia el niño durante las primeras semanas. Las mujeres que no alcanzan esta enfermedad normal, por tanto, no son capases de poner al recién nacido por sobre sus intereses personales de manera temporal. Debido a esto, las mujeres que no entran en este proceso tienen que buscar alguna manera de compensarlo, como por ejemplo, pasar extensas jornadas con el bebé para tratar de adaptarse a las exigentes demandas de éste.

Un -medio insatisfactoria-, puede llegar a provocar grandes turbaciones ante los ataques, lo que puede “interrumpir la continuidad existencial del pequeño” (Winnicott, 1956, pp. 401), amenazando la correcta instauración del yo, y produciendo una amenaza de aniquilamiento. Esto no pasa en los niños que se encuentran apoyados por un -medio suficiente-, cuyas madres lograron entrar correctamente en el estado psicológico de la preocupación maternal primaria, y con ello, la madre podrá permitir la continuidad existencial necesaria para la correcta formación del yo. La construcción precoz del yo se desarrolla de manera silenciosa. En la primera organización del yo, las repetidas amenazas de aniquilación y sus respectivas recuperaciones, contribuyen a la habilidad del yo para poder enfrentar la frustración. Consecuentemente, esto permitirá al pequeño la creación de un yo personal, donde podrá dominar sus instintos y enfrentarse a los retos que le anteponga la vida.

Es por ello que para Winnicott la persona más calificada para el cuidado del bebé es la madre, debido a su capacidad para entrar en el estado psicológico de la preocupación maternal primaria. Incluso una mujer enferma o una madre adoptiva tienen la posibilidad de lograr la identificación con el bebé y producir esta relación donde el bebé pasa a ser el eje de la vida de la mujer, aunque es muy difícil que ocurra.

Por otro lado, la teoría del apego de Bowlby, aporta un sustento sólido para comprender cómo las condiciones de seguridad emocional, enfocada al contexto social en el cual se sitúa el niño, son fundamentales para el desarrollo del individuo en las siguientes etapas de su ciclo vital. Por otra parte, Bowlby rechaza la noción psicoanalista de Freud de reducir el apego a pulsiones secundarias, sino que debería ser primaria y con diferencias de las necesidades sexuales y de alimentación.

La conducta de apego se hace presente debido a factores específicos, como la separación del niño con la figura de apego o a la aparición de elementos extraños para el niño, por lo cual, el niño inmediatamente acude a la ayuda de esta figura para resguardarse. Para Bowlby, esto tiene que ver con una función para la “supervivencia” (Marrone, 2001, pp.35). Además, también existiría la teoría del aferramiento al objeto primario, como la necesidad de tocar/aferrarse a un ser humano en busca de cobijo. El contacto físico íntimo es esencial para que se empiecen a desarrollar los sentimientos de seguridad en el niño.

A través de las películas de los Robertson, se mostró cómo unos niños entre uno y dos años reaccionan ante la separación de los padres, y los peligros que esto puede implicar para el futuro desarrollo mental del niño, por muy buenos que sean los cuidados que reciba de parte de otras personas durante el periodo que se produzca la separación. Se muestra la forma en que el niño reacciona a la ausencia de las figuras de apego: activando

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.7 Kb)   pdf (42.8 Kb)   docx (10.5 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com