ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Inteligencia Emocional


Enviado por   •  8 de Octubre de 2012  •  709 Palabras (3 Páginas)  •  184 Visitas

Página 1 de 3

INTELIGENCIA EMOCIONAL.

PARTE I –II: EL CEREBRO EMOCIONAL Y LA NATURALEZA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL.

El hombre a lo largo de su evolución ha tratado de darle explicación a cada una de sus emociones o aquellos sentimientos que se apoderan de él en determinada situación. Este hecho ha llevado a los científicos a tratar de dale respuestas biológicas y genéticas a los sentimientos, es decir, que todo lo que sentimos y pensamos ha sido adquirido por evolución.

Entonces las emociones son las que nos permiten afrontar situaciones demasiado difíciles como para ser resueltas exclusivamente con el intelecto. A veces las emociones son tan fuertes que incluso superan la razón, son impulsos que salen del diseño biológico de los circuitos nerviosos. Cada emoción lleva consigo respuestas fisiológicas que en su mayoría son originadas por secreciones hormonales.

El ser humano cuenta con 2 mentes los cuales le permiten adaptarse a determinada situación, “la mente emocional” y “la mente racional”.

La región más primitiva del cerebro, se halla en la parte superior de la médula espinal. Este cerebro rudimentario regula las funciones vitales básicas, como la respiración, el metabolismo de los otros órganos corporales y las reacciones y movimientos automáticos. Mal podríamos decir que este cerebro primitivo piense o aprenda porque se trata simplemente de un conjunto de reguladores programados para mantener el funcionamiento del cuerpo y asegurar la supervivencia del individuo. De este cerebro primitivo, emergieron los centros emocionales que, millones de años más tarde, dieron lugar al cerebro pensante (neocórtex) ese gran bulbo de tejidos replegados sobre sí que configuran el estrato superior del sistema nervioso. El hecho de que el cerebro emocional sea muy anterior al racional y que éste sea una derivación de aquél, revela con claridad las auténticas relaciones existentes entre el pensamiento y el sentimiento.

Cuando la persona pierde en control de la situación con una intensidad que retrospectivamente considerada, le pareció completamente desproporcionada. Es muy probable que aquél también fuera un secuestro, un golpe de estado neural que, se origina en la amígdala. La amígdala está especializada en las cuestiones emocionales y en la actualidad se considera como una estructura límbica muy ligada a los procesos del aprendizaje y la memoria.

El secuestro emocional parece implicar dos dinámicas distintas: la activación de la amígdala y el fracaso en activar los procesos neocorticales que suelen mantener equilibradas nuestras respuestas emocionales.

Nuestra mente racional está ubicada en la neocorteza y es la que se encarga de analizar la situación del problema, el cual muy probablemente sea resuelto ya que en esta zona se encuentra la memoria de trabajo, es

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.6 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com