ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Psicologia Educativa


Enviado por   •  24 de Agosto de 2011  •  2.532 Palabras (11 Páginas)  •  591 Visitas

Página 1 de 11

UNIVERSIDAD AUTÒNOMA DE FRESNILLO

MAESTRÌA EN EDUCACIÒN

MATERIA: TEORÌA EDUCATIVA

TITULAR: LIC. HUMBERTO OLVERA ESCAMILLA

PROPUESTA EDUCATIVA:

¿HABRÀ OTRA MANERA DE EDUCAR?

ALUMNA: L.A.R.H. LILIANA IVONE ALCALÀ MEZA

FRESNILLO, ZAC. 12 DE FEBRERO DE 2011.

Educación; entendida como el proceso que permite al individuo obtener un aprendizaje para un cambio en su persona y en la sociedad, por ello, su importancia resulta indiscutible, ya que el ser humano se convierte en dependiente de ella todos los días de su vida. Así mismo existen muchas maneras de ver y estudiar a la educación, cuyo análisis puede encargarse desde las perspectivas sociológica, biológica, psicológica y filosófica (Imideo G. Neric, 1969, Pág. 19).

De suerte tal que la educación es cultura y cultura es educación. Es inherente a la existencia del ser humano y su participación siempre activa y constante ha llevado al hombre a desempeñar los dos roles en la educación: “el de educando y el de educador”. ¿En cuál de estos roles el ser humano ha perdido su esencia?, es una cuestión constante que genera incertidumbre sobre este tema.

Si bien, el fin último de la educación a mi punto de vista debiera ser el de crear y generar progreso, el de unir culturas, formar humanos conscientes de su realidad e inculcadores natos de valores y, ser la fuente primordial de ideas sujetas al cambio positivo y humanista, la realidad en mi país dista mucho de alcanzar ese objetivo.

La educación en México, está fundamentada por tres documentos esenciales, la Ley General de Educación, la Ley Estatal de Educación y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en donde el articulo 3º se refiere a que la educación deberá ser laica, obligatoria, nacionalista, democrática y gratuita, además de que se desarrollaran armónicamente todas las facultades del ser humano. Así como también se estipulan las obligaciones y características con las que deben contar los organismos encargados de la educación, tanto particulares como las publicas, todo esto para que la educación que imparten ambos, coincidan en sus fines.

Asevera el Secretario de Educación Pública, el Maestro Alonso Lujambio que: “en el marco de las sociedades del conocimiento, México requiere un enorme esfuerzo para convertirse en una sociedad de lectores y personas capaces de adentrarse en razonamientos lingüísticos, conceptuales y matemáticos complejos. En este esfuerzo contamos con los maestros y maestras del país, quienes se comprometen con las nuevas visiones y enfoques educativos, y se convierten ellos mismos en lectores, para ser mediadores más asertivos ante las necesidades de formación de los niños contemporáneos. Y esto me hace reflexionar en el acto educativo, ese que día a día salimos a buscar para generar ese compromiso al que hace referencia el maestro Lujambio.

He tenido la oportunidad de ver a la Educación desde diferentes ángulos:

El sociológico donde cabe cuestionar cuál es el sentido social de la educación en el campo teórico y práctico.

El Económico, campo precisamente donde recae el rumbo de la educación, donde se forja la teoría del capital humano, que tiene como producto la formación de un hombre intemporal y deshumanizado.

El de la Posmodernidad, concepto al cual todos quieren pertenecer, e increíblemente nos tienen en la creencia que la educación en México está fuertemente encaminada hacia ese rumbo, construyendo escuelas y bachilleratos que constan de 2 salones y un centro de cómputo, que por ningún motivo debe faltar, ya que sin éste no se habla de modernidad, de la era tecnológica y del uso de las famosísimas TICs (tecnologías de la información y la comunicación). Modernidad que hace estragos en las zonas más susceptibles y de marginación, donde los niños no conocen de una sala multimedia, sin contar que no tienen idea de lo que es un procesador de textos o para qué le serviría éste si su mayor preocupación radica en ser partícipes en la contribución al gasto familiar y de ésta manera malvivir y sobrevivir día a día.

El ángulo del Neoliberalismo, donde salen a relucir los maliciosos beneficios políticos atribuibles a ciertas personas influyentes del medio de la educación, las políticas neoliberales están enfocadas a mejorar la eficiencia de la educación más no su equidad, la educación se ha convertido en una mercancía sujeta a la demanda del mercado y gracias a la implementación de dichas políticas. Políticas que nos ha situado a nosotros los profesionistas en una continua lucha por pertenecer al grupo favorecido de la oferta y la demanda laboral.

Todas estas miradas o enfoques con las que se puede saborear a la Educación, han hecho que cuestione lo siguiente: ¿Existe otra manera de educar?

Eso por un lado, y por el otro cabe señalar que no son los únicos factores que intervienen en la formación educativa, ¿qué sucede con los niños de apenas en primer grado que conocen más títulos de videojuegos que colores del arcoíris? o cuando su única compañía durante el resto del día es papá internet y mamá televisión. ¿Es eso lo que queremos para nuestros hijos? ò, ¿qué hay de cuanta contaminación visual, acústica, ambiental, lumínica, radioactiva y atmosférica existe alrededor de nuestros hijos y alumnos? ¿Qué hacemos con eso? ¿Conocemos a conciencia los factores que rodean y de qué manera afecta o beneficia el desarrollo físico, mental y espiritual de nuestros educandos?

Tantos los cuestionamientos, pocas las respuestas y mucha la incertidumbre en la que estamos inmersos todos los que somos responsables del acto educativo.

Ante esta imagen cuesta trabajo no sentir impotencia y desencanto, cuesta creer que la Reforma Integral de la Educación Básica sea el parte aguas de la manera en que educamos o instruimos, creo que los fines de la RIEB son superficialmente buenos, con la principal característica que implica el plantear el desarrollo de competencias como propósito educativo central.

Con base en el artículo tercero constitucional y las atribuciones que le otorga la Ley General de Educación, la Secretaria de Educación Pública propuso, como objetivo fundamental del programa sectorial de educación, “elevar

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.4 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com