ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Capitulo 3 Documentos de formación sacerdotal


Enviado por   •  5 de Febrero de 2019  •  Síntesis  •  498 Palabras (2 Páginas)  •  18 Visitas

Página 1 de 2

Capitulo III.  El Espíritu del Señor esta sobre mí. (La vida espiritual del sacerdote)

Jesús Alejandro Hernández Hernández

Desde que hemos sido bautizados se nos ha destinado una vocación específica estando llamado al Sacerdocio, a la vida Religiosa, a la vida Matrimonial, a la Soltería, a todos nosotros se nos ha revelado que la meta principal de toda vocación es vivir una vida cristiana plena, siempre al servicio de nuestros hermanos, todo esto se puede resumir en una palabra llamada SANTIDAD, donde los padres de la Iglesia nos invitan a seguir purificando nuestro ser para dar ejemplo y vida del mismo Cristo, Mediante la consagración del sacerdote, la persona en ese momento se configura con el ser de Cristo y se compromete con su esposa la iglesia, que en un primer momento la Iglesia son todos los hijos del Señor, el sacerdote se compromete a cuidar a su esposa estar al frente de ella y protegerla con el mismo amor de Cristo, es una entrega total a ella. La fuente principal de su espiritualidad está en la Eucaristía, es la que le da las fuerzas necesarias  para y en ella está el centro de su Vocación

El sacerdote no está solo estará con la compañía de toda la comunidad eclesial, en relación con los demás sacerdotes que comparten el mismo don inmerecido y junto con el Obispo, que conducen y escuchan la voz del que los llamo. Nuestra esposa nos pide que la amemos y nos entreguemos al servicio con un amor libre y sin reproches.

El siguiente número nos habla las actitudes y capacidades que debe tener un sacerdote, empiezo con que: nos anuncia el Reino, tiene un corazón dócil y orante, es una persona que refleja las enseñanzas del evangelio, que todas sus acciones, palabras, su forma de pensar y sus actitudes sean palabras vivas del evangelio, es sensible ante los fieles, ama y siempre está dispuesto para todos, entre otras muchas cualidades.

El sacerdote renuncia al matrimonio y acepta ser una persona célibe, en el cual el hombre se consagra plenamente a Dios con un corazón puro y virgen, dándose totalmente a su esposa la iglesia, el celibato sacerdotal tiene un carácter muy fuerte en la vida del sacerdocio pongamos un ejemplo: Supongamos que el sacerdote tiene una familia y una parroquia, su hijo se enferma y de repente algún feligrés le llama y le dice que si puede dar las exequias a un familiar el sacerdote ante las 2 situaciones ¿A cuál debe atender? Este es el sentido que la iglesia nos presenta el celibato como una renuncia pero a la vez un servicio para todos.

El sacerdote también vive una vida de pobreza, una vida simple y austera, renunciado a cosas del mundo que no le ayudan a servir a los demás, la pobreza le ayuda al sacerdote a tener una mejor capacidad de disponibilidad al ser enviado a donde más lo necesiten, sin reprochar, es llamado a tener una obediencia fiel a sus superiores.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2.8 Kb)   pdf (27.8 Kb)   docx (8.4 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com