ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Misión Hoy


Enviado por   •  24 de Junio de 2011  •  1.426 Palabras (6 Páginas)  •  789 Visitas

Página 1 de 6

LA MISIÓN HOY.

Luego del Concilio, el tema Misionero ha despertado un gran interés en la Iglesia. La teología misionera se ha enriquecido con nuevos aportes. En el post- Concilio surgieron a la vez, nuevos problemas y tendencias que han creado confusión y necesitan ser aclarados. Además de estas situaciones, el parecer de la misión ad gentes de estar como parada.

1.- ¿Que es la Misión?

Es una “ mediación ” en la historia de la salvación. Así que como toda mediación, esta exige una persona, que es la que envía o llama a la misión, y confiere al misionero la capacidad de actuar la salvación, indicándole el término que debe ser salvado, en este caso el hombre en su contexto concreto y en el mundo. La historia de la salvación es explicada por Cristo con un vocabulario misionero. Así la actividad misionera es nada mas y nada menos que la manifestación o epifanía del designio de Dios y su cumplimiento en el mundo y en la historia, en la que Dios realiza abiertamente, por la misión, la historia de la salvación.

Algunos se preguntan si vale la pena todavía hablar de actividad misionera específica o si no se debería admitir que existe una sola situación misionera, abandonando términos tales como misiones. Hay que precaverse, sin embargo, contra el riesgo de igualar situaciones muy distintas y de reducir, si no hacer desaparecer, la misión y los misioneros ad gentes. Afirmar que toda la Iglesia es misionera no excluye que haya una específica misión ad gentes; al igual que decir que todos los católicos deben ser misioneros, no excluye que haya “misioneros ad gentes y de por vida”, por vocación específica.

La nueva evangelización de los bautizados que han perdido el sentido vivo de la fe, y la actividad específica misionera ad gentes. Esta última se dirige a los pueblos, grupos humanos, contextos socio-culturales en los que Cristo y su Evangelio no son conocidos, o en los que faltan comunidades cristianas suficientemente maduras para poder encarnar la fe en el propio ambiente y anunciarla a otros.

2. Cristo y la misión.

La misión de Cristo inauguró una economía salvífica nueva y definitiva. Con sus palabras nos trasmite la revelación definitiva de Dios, y con su vida y muerte reconcilia al mundo con el Padre. La revelación de dios se hace definitiva y completa por medio de sus Hijo unigénito.

El es el único salvador y mediador, porque El es la verdad, la vida, el camino y la puerta. Quien acepta a Jesús participa de los frutos de la Redención. Esta visión de Cristo misionero y salvador se basa en la fe, por lo que sólo en la fe se comprende y se fundamenta la misión. Cristo nos ha dado su Espíritu para llevar a delante la misión. Pero, este Espíritu es el mismo que se ha hecho presente en la encarnación, en la vida muerte y resurrección de Jesús y que actúa en la Iglesia.

El Espíritu, prometido y dado por Cristo no sólo como don o fuerza sino como Persona, esencial para la misión. En la misión, la iniciativa salvífica es siempre de Dios, pero El intervino de forma nueva y definitiva enviando a su Hijo hecho hombre y a los misioneros continuadores del Hijo, con los que cumple su obra de salvación, y con los que continúa, mediante el Espíritu presente en la Iglesia, su acción.

3.- La Iglesia y la misión.

La Iglesia es misionera, por su naturaleza esencialmente misionera. Esto significa que toda la Iglesia y todos en la Iglesia participan en la misión salvífica universal de Cristo. La Iglesia es misionera, ya que el mandato de Cristo no es algo contingente y externo, sino que alcanza al corazón mismo de la Iglesia.

El espíritu protagonista de la misión nos llama a colaborar con él, pide a todos los cristianos, a las iglesias particulares y a la iglesia universal, la misma valentía que movió a los misioneros del pasado y la misma disponibilidad para escuchar la voz del espíritu. Esta comunidad misionera llamada Iglesia, no es exclusivamente carismática, sino es simultáneamente jerárquica, en cuanto deriva de Cristo-Cabeza. Hay diferentes oficios y carismas que convergen todos entre sí, y se complementan recíprocamente para la única comunión y misión.

4.- Misión, salvación, desarrollo, liberación.

La Iglesia permanece en el mundo como “camino ordinario” de salvación establecido

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.6 Kb)   pdf (76.9 Kb)   docx (11.9 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com