ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Actividad Integradora Unidad 2 Entorno Social, Economico Y Politico De Mexico


Enviado por   •  7 de Agosto de 2013  •  1.167 Palabras (5 Páginas)  •  1.442 Visitas

Página 1 de 5

CAMBIO SOCIAL

Un cambio social es una alteración apreciable de las estructuras sociales, las consecuencias y manifestaciones de esas estructuras ligadas a las normas, los valores y a los productos de las mismas.

El estudio del cambio social comprende la determinación de las causas o factores que producen el cambio social. El término es relevante en estudios dedicados a historia, economía y política, y puede abarcar desde conceptos como revolución y cambio de paradigmas hasta cambios superficiales en una pequeña comunidad. La idea de progreso y la idea de innovación son conceptos que deben incluirse en el análisis.

El cambio social incluye aspectos como el éxito o fracaso de diversos sistemas políticos y fenómenos como la globalización, la democratización, el desarrollo y el crecimiento económico. Es decir: el cambio social consiste en la evolución de las sociedades, desde cambios a gran escala hasta pequeñas alteraciones. El estudio del cambio social suele considerarse una rama de la sociología, pero también atañe a las ciencias políticas, económicas, a la antropología y a muchas otras ciencias sociales.

INDEPENDENCIA

El territorio que hoy conocemos como México y América Central fue el antiguo virreinato de Nueva España. En su tiempo, México ya fue una de las ciudades más grandes del mundo y Nueva España una de las colonias más ricas; a pesar de las restricciones al comercio con otros territorios americanos, restricciones exclusivamente políticas.

La sociedad mexicana estaba dominada por las oligarquías peninsulares y criollas que dominaban el poder económico y político a través de la venta de oficios, excepto los cargos más altos, y de la venta de mercancías para la exportación. Gracias a la venta de cargos y oficios era abundante la presencia de criollos en la Administración, pero en el fondo había desconfianza hacia ellos y se les apartaba de los altos cargos, y cada vez más de los oficios en general. El poder político en el virreinato estaba dominado por los peninsulares (gachupines). Los criollos, sin embargo, formaban una potente burguesía mercantil, minera e industrial, y abogaban por el liberalismo en lo económico; que se fue convirtiendo, con el proceso revolucionario, en un nacionalismo antiespañol.

En 1810 el virreinato de Nueva España sufre una crisis de subsistencia, debido a una serie de malas cosechas, y se extienden por todo el país rebeliones más o menos populares; sobre todo en las regiones más pobres. Al frente de estas rebeliones se ponen Miguel Hidalgo y José María Morelos. Sus reivindicaciones son un tanto vagas, pero pretenden reformas sociales, que suponen el fin del control español de la economía, y una independencia política, dominada por la oligarquía criolla. No pretende ser una insurrección popular, pero es el pueblo indio el que asume el grueso de la lucha, y convierte la rebelión en un conflicto contra los ricos. Para levantar a las masas se apela a la mitificación de la historia y al nacionalismo. Se consideran descendientes y herederos de los aztecas y de los primeros conquistadores.

En 1808 España está en plena guerra de Independencia contra Francia. El virrey José de Iturriaga asume el control del gobierno ante el vacío de poder que se produce en la metrópoli. El Cabildo de la ciudad de México pide al virrey que reconozca la soberanía popular y convoque las Cortes, aunque se dividen entre hacer unas Cortes independientes o unirse a las Cortes españolas reunidas en Cádiz. Esta medida señala el comienzo de un gobierno autónomo. Las Cortes de Cádiz reconocen a México como una parte de España, igual que las peninsulares.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.2 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com