ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

CARTAS A QUIEN PRETENDE ENSEÑAR, PAULO FREIRE


Enviado por   •  12 de Agosto de 2019  •  Resúmenes  •  633 Palabras (3 Páginas)  •  9 Visitas

Página 1 de 3

CARTAS A QUIEN PRETENDE ENSEÑAR, PAULO FREIRE.

Cuarta carta.

Podemos destacar la inquietud que el autor tiene con respecto a la desvalorización docente, pero en esta carta el hace un especial énfasis y habla sobre sobre algunas cualidades que según su pensar debe tener un buen docente, uno progresista; con esto último se refiere a los maestros que siguen aprendiendo, generando nuevos conocimientos, formas de trabajar y mejorando su práctica o critica profesional, atreves de la observación. Menciona que no son cualidades con las que siempre se nace si no, que pueden ser forjadas.

 Humildad: siendo esta de gran importancia para el rol ya que nos permite escuchar, aprender y hasta entender muchas cosas. La humildad deja ver aquello obvio que algunos elitistas tienden a ignorar sobre el hecho de que no sabemos todo, siempre podemos aprender de los demás, sin importar si estos tienen un menor nivel social, cultural o económico, sin importar la edad ni ningún otro factor. Esta es respeto hacia sí mismo y hacia los demás. Siendo humilde reconocemos que no tenemos la única verdad evitamos el autoritarismo que limita la libertad en las otras personas y en nosotros mismos; La humildad nos permite dar luz a la oscuridad y la ignorancia.

Amorosidad, para el autor la amorosidad es necesaria no solo para los alumnos sino para el proceso de enseñar, un amor luchador que pueda sobrevivir a las injusticias de su labor, y así mismo seguir entregándose en este proceso de enseñar, un amor justo que nos permita actuar y defendernos pero este amor requiere de valentía.

Valentía, la valentía es la forma en la que actuamos al ver la necesidad de dominar un miedo, es necesaria para poder luchar con lo que va contra nuestras creencias ideológicas, si existe la valentía es porque existe un miedo que debe ser afrontado, o dominado. No es asi de la forma contraria ya que puede existir miedo sin valentía, son esos miedos que nos avasallan, que nos sofocan, que no podemos controlar, ni dominar.

Tolerancia, la tolerancia se trata de lo diferente, nos enseña a convivir, a aceptar y a respetar, a quienes lo son o a quienes piensan distinto. No se trata de consentir lo que no es grato, eso es hipocresía y la hipocresía no es tolerancia. La persona tolerante no puede ser autoritaria ya que una es totalmente contraria a la otra, la persona autoritaria no puede ser tolerante, el autoritarismo con tantos prejuicios sobre diversos temas, es todo lo opuesto.

Seguridad, el poseer seguridad a la hora de tomar una decisión la educadora debe estar dotada de conocimiento científico y ético, sobre el asunto a decidir. Tiene que poder dar un fundamento, para ser esta una buena decisión.

Parsimonia verbal, esta trata de una mediación entra la paciencia y la impaciencia, ya que la maestra debe poseer un poco de ambas para poder tener un buen manejo de las distintas situaciones. La paciencia por sí sola no permitiría más que una eterna espera, mientras la impaciencia no nos permitiría el respeto de tiempos, escuchas, entre otras cosas.

Alegría de vivir, la alegría de estar viva y el disfrutar de ella, lo que no significa que no creamos en la muerte sino que tenemos la capacidad de disfrutar y alegrarnos de estar hoy vivos. Todos los atributos antes mencionados ayudan a crear escuelas felices, con niños felices. “La escuela que es aventura, que marcha, que no le tiene miedo al riesgo y que por eso mismo se niega a la inmovilidad. La escuela en la que se piensa, en la que se actúa, en la que se crea, en la que se habla, en la que se ama. Se adivina aquí la escuela que apasionadamente le dice si a la vida, y no a la escuela que enmudece y me enmudece.” (Paulo freile)

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3.7 Kb)   pdf (36.3 Kb)   docx (8 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com