ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Desarrollo Endógeno


Enviado por   •  2 de Julio de 2011  •  2.394 Palabras (10 Páginas)  •  968 Visitas

Página 1 de 10

TALLER DE PLANIFICACIÓN INSTITUCIONAL (este material es editado por PLANDES, oficina de planificación de la ULA)

MÓDULO B: Precisión del Propósito de La Institución.

MANUAL DE PARTICIPANTES

Importancia de un propósito adecuado.

Definición de propósito:

El propósito es el fin o resultado primordial que la organización busca lograr.

Definición de quehacer:

El quehacer es un resumen general de los medios que la organización emplea para lograr el propósito.

La diferencia entre propósito y quehacer es la misma que entre un fin y un medio. Al confundir el propósito con el quehacer, se confunde un fin con un medio.

Con una definición clara y precisa de un propósito, resulta más fácil definir y ejecutar programas que reflejen adecuadamente la razón de ser de su organización. En cambio, las organizaciones que no tienen un propósito claro y bien definido corren el riesgo de desperdiciar su tiempo y otros recursos, en la ejecución de actividades que no contribuyen a la resolución de los problemas centrales para los cuales la organización existe.

En otras palabras, la falta de un propósito claramente definido y la confusión entre el propósito y el quehacer, puede tener como resultado:

• La pérdida de esfuerzos y de tiempo.

• La existencia perpetua de programas sin razón de ser.

• La efectividad es limitada.

A continuación, veremos ejemplos de problemas que pueden surgir como resultado de la falta de propósitos claros. De nuevo se utilizaran casos de instituciones ficticias.

Ejemplo A: La existencia perpetua de un programa sin razón de ser, a causa de un propósito mal definido.

• Un alto porcentaje de los ciudadanos del país sudamericano de Andinia no tiene trabajo y, hasta el año 1980, el sector financiero nacional no ofrecía ninguna posibilidad de crédito para pequeños empresarios. En este contexto, las fundaciones del Centro de Apoyo a la Microempresa (CAM) definieron su propósito institucional de esta forma: “Otorgar créditos a las microempresas de Andinia”.

• Después de 1980, debido al descubrimiento y explotación de nuevos yacimientos petroleros y al nombramiento de una nueva Ministra de Finanzas, el sistema financiero nacional organizó un programa amplio de crédito a microempresarios de todo tipo, incluyendo a la población meta del CAM. El programa nacional ofreció créditos a tasas de interés muchos menores que la tasa ofrecida por el CAM.

• Por lo tanto, el CAM ya no tenía una ventaja comparativa en esta área. No obstante, el CAM siguió intentando competir con el nuevo programa del gobierno en la extensión de crédito, porque habían definido su propósito de esa manera. Después de cinco años, sus fuentes de apoyo ya no ofrecía una alternativa efectiva.

Si el CAM hubiera definido su propósito adecuadamente, como un fin en vez de un medio (por ejemplo: reducir los índices de pobreza de las mujeres de Andinia), hubiera tenido mayor flexibilidad en ajustar el programa al nuevo contexto. Tenían un programa muy efectivo de capacitación y asistencia técnica que podría haber sido la base para la definición de un nuevo quehacer más viable.

Ejemplo B: Efectividad limitada por falta de un propósito bien definido.

• El Instituto de Servicios Integrales de Atención Psicológica (ISIAP) equivocadamente definió su propósito de esta forma: “Proveer servicios de conserjería psicológica a la población de San Felipe”. Después de varios años de trabajo, el personal de ISIAP se dio cuenta de que una barrera de reconocimiento de la importancia de la salud mental era la falta de información y educación pública sobre el asunto. Sin embargo, el propósito no contempló la realización de actividades de capacitación o educación y por lo tanto, no iniciaron un programa de educación pública.

El error en la definición del propósito (la provisión de un tipo de servicio es, en realidad un medio) dificultó la entrada de ISIAP en otras actividades (talleres de capacitación, educación pública, publicaciones prácticas) que hubieran permitido un mayor impacto en su trabajo.

El Instituto limitó sus servicios a los que habían identificado en su propósito, es decir, a la conserjería psicológica. La efectividad de sus esfuerzos por lograr su propósito implícito y real fue restringida por la definición inadecuada de ese propósito. Una definición más apropiada hubiera sido: “Mejorar la salud mental de los felipeños”.

¿CÓMO RECONOCER LA DIFERENCIA ENTRE PROPÓSITO Y QUEHACER?

Un propósito bien definido tiene tres elementos:

1. Un verbo que indica un cambio del status quo (por ejemplo: incrementar, bajar, generar, prevenir, eliminar, mejorar, conservar, restringir, proteger).

2. La explicitación del problema o la condición que se busca cambiar.

3. La identificación de los clientes o beneficiarios.

Un propósito bien definido es preciso y bien enfocado.

Por otra parte, la expresión de un quehacer suele comenzar con frases tales como: “a través de”, “prestar”, términos que implican un método. Además suelen juntarse dos conceptos (ej: prestar servicios de asesoría y realizar investigaciones aplicadas).

Ejercicio: Conociendo la diferencia entre propósito y quehacer.

Lea las siguientes expresiones y marque con una “X” debajo de la “P” si es un propósito, o debajo de la “Q” si es un quehacer.

¿PROPÓSITO O QUEHACER?

Q

P

1. Eliminar las causa de defectos de nacimiento.

2. Brindar servicios de apoyo a victimas de crímenes

3. Producir utilidades para accionistas.

4.- Mejorar las condiciones de vida de los niños de Centroamérica.

5.- Realizar investigaciones en el campo de la economía.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (16.3 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com