ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Agua En El Planeta Tierra


Enviado por   •  26 de Mayo de 2012  •  3.545 Palabras (15 Páginas)  •  751 Visitas

Página 1 de 15

EL AGUA

El agua (del latín aqua) es una sustancia cuya molécula está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O). Es esencial para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida. El término agua, generalmente, se refiere a la sustancia en su estado líquido, pero la misma puede hallarse en su forma sólida llamada hielo, y en forma gaseosa denominada vapor. El agua cubre el 71% de la superficie de la corteza terrestre.2 Se localiza principalmente en los océanos donde se concentra el 96,5% del agua total, los glaciares y casquetes polares poseen el 1,74%, los depósitos subterráneos (acuíferos), los permafrost y los glaciares continentales suponen el 1,72% y el restante 0,04% se reparte en orden decreciente entre lagos, humedad del suelo, atmósfera, embalses, ríos y seres vivos.3 El agua es un elemento común del sistema solar, hecho confirmado en descubrimientos recientes. Puede ser encontrada, principalmente, en forma de hielo; de hecho, es el material base de los cometas y el vapor que compone sus colas.

I. La Importancia Del Ahorro Y El Cuidado Del Agua

El agua es tanto un derecho como una responsabilidad, y tiene valor económico, social y ambiental. Cada ciudadano, cada empresa, ha de tomar conciencia de que el agua dulce de calidad es un recurso natural, cada vez más escaso tanto a nivel superficial como subterráneo, necesario no sólo para el desarrollo económico, sino imprescindible como soporte de cualquier forma de vida en la naturaleza. No cabe duda de que la industria es motor de crecimiento económico y, por lo tanto, clave del progreso social. Sin embargo, demasiado a menudo la necesidad de maximizar el proceso productivo excluye de la planificación la tercera pata del progreso, la protección del Medio Ambiente.

El 59% del consumo total de agua en los países desarrollados se destina a uso industrial, el 30% a consumo agrícola y un 11% a gasto doméstico, según se constata en el primer informe de Naciones Unidas sobre el desarrollo de los recursos hídricos del mundo, Agua para todos, agua para la vida (marzo 2003). En 2025, el consumo de agua destinada a uso industrial alcanzará los 1.170 km3 / año, cifra que en 1995 se situaba en 752 km3 / año. El sector productor no sólo es el que más gasta, también es el que más contamina. Más de un 80% de los desechos peligrosos del mundo se producen en los países industrializados, mientras que en las naciones en vías de desarrollo un 70% de los residuos que se generan en las fábricas se vierten al agua sin ningún tipo de tratamiento previo, contaminando así los recursos hídricos disponibles.

Estos datos aportan una idea de la importancia que tiene el tratamiento y la reutilización de aguas residuales en el sector industrial en el mundo, y más aún en países que saldan su balance de recursos hídricos con números rojos.

El adecuado tratamiento de aguas residuales industriales y su posterior reutilización para múltiples usos contribuye a un consumo sostenible del agua y a la regeneración ambiental del dominio público hidráulico y marítimo y de sus ecosistemas.

II. Consumo Doméstico.

Estas épocas que combinan cambios climáticos profundos y desastres naturales recurrentes son, rebuscándoles el ángulo positivo, propicias para procurar cierta conciencia práctica de la importancia de preservar recursos naturales, la cual se suele clamar cual muletilla desde que se estudia en el nido, pero que por lo general pasa como eco de fondo.

En teoría microeconómica, el caso se podría plantear como una serie agregada de estímulos que impulsarían, por pura racionalidad, a un conjunto de agentes a realizar simultáneamente acciones que, en agregado, generan un impacto decisivo sobre el consumo de determinado recurso. El agua, ícono si los hay de los recursos escasos –y sobre todo en el país-, ya ha ameritado grandes discusiones en estas páginas (ver Perú Económico marzo 2009) y hasta una entrega de Cómo Optimizar referida al tratamiento del desagüe en la capital. Sin embargo, en esta ocasión se propone un ejercicio más sencillo, relacionado con medidas para optimizar el consumo doméstico del agua.

Si cada limeño siguiera los pasos que a continuación se indican, el estimado de agua consumida per cápita en la capital no ascendería a 250 litros diarios, sino a un rango entre 100 y 150: un ahorro del 50% al 70%. Este estimado es aquél sobre cuya base se diseñan y dimensionan las obras de abastecimiento de agua potable en todos los niveles socioeconómicos con conexión domiciliaria y servicio continuo. Los que tienen servicio discontinuo –esto es, algunas horas por día– el consumo es más reducido, por lo que un ahorro en el primer grupo le facilitaría al segundo una mejor cobertura.

Consejos para optimizar el consumo doméstico de agua:

1. Cambiar el sistema de inodoro. No es necesario sustituir toda la taza; apenas se requiere modificar el aparato interno del tanque. Tampoco se trata de una operación que requiera mayor sofisticación: la puede hacer cualquier gasfitero con mediana experiencia. De acuerdo con estimados de Sedapal, el ahorro alcanzable asciende a un promedio de S/.31 mensuales, y a un rango entre 33% y 44% del agua consumida por este sistema en particular. Entre los modelos y las marcas recomendadas por la autoridad sanitaria, el Sanitario Trevi de Colcerámica y el Inodoro Avante de Vainsa son los que presentan mejores tasas de ahorro.

2. Instalar una ducha minimalista o ahorradora. Básicamente, estos sistemas poseen cabezales que permiten dispersar agua con menor flujo pero a mayor presión, lo que permite preservar la sensación de “lluvia” al usuario de la ducha. El ahorro proporcional producido es mucho mayor que en el caso de los inodoros: puede alcanzar hasta 74% (caso del modelo Super Clean de Vainsa, siempre de acuerdo con Sedapal). Desde el lado del consumo, también puede hacerse mucho: cada minuto de duchado equivale a 8 litros de agua empleados.

¿Cuántos consume usted?

3. Usar grifos inteligentes en el baño y en la cocina. No es imprescindible implementar sistemas como los que predominan en los aeropuertos u otros espacios públicos, en los que hay un dispositivo de rayos infrarrojos que, automáticamente, ordena el chorreo de agua cuando detecta la cercanía de las manos. Apenas basta con aquellos que tienen una palanca que se empuja manualmente durante el lavado. El ahorro puede llegar a alcanzar el 85% con el modelo de grifo de doble apertura de Fargas Ingenieros, según Sedapal.

4. Cambiar de detergente a uno

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (22.6 Kb)  
Leer 14 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com