ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Evolucion Del Concepto Tipo Desde El Racionalismo Hacia El Pluralismo Conceptual Y Los Arquetipos


Enviado por   •  11 de Julio de 2011  •  1.914 Palabras (8 Páginas)  •  1.036 Visitas

Página 1 de 8

“Evolucion del concepto tipo desde el racionalismo hacia el pluralismo conceptual y los arquetipos”

La palabra tipo proviene del latín typus. Se trata, según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), de un modelo o ejemplar. El término también hace referencia al ejemplo característico de una especie o género, a la clase o naturaleza de las cosas y al símbolo representativo de algo figurado.

A partir de los conceptos racionales y organicistas que surgieron en el periodo del Modernismo, que estipulaban formas lineales y básicas rigurosas, la medida, el detalle técnico, la simetría se crearon tipos con estas características optando por la precisión estructural, diseñando formas simples y limpias, obteniendo obras con nula decoración y como principal objetivo la función ante todo.

En la sociedad popular de este periodo la arquitectura de raíz racionalista interpreta que la lógica técnica, mecánica y constructiva es la esencia de la forma construida, y la estructura del edificio quiere ser como la de una maquina. Por esta razón, el proyecto opta por la primacía de las medidas, el elementalismo y el acento en el detalle técnico, la creación a partir de prototipos, el proyecto base de la repetición modular, la subdivisión de lo global en volúmenes eficaces y la imaginación de complejas megaestructuras.

La arquitectura racionalista parte siempre de leyes mínimas, los sistemas de circulación en planta, el mecanismo de cada uso concreto, la medida de cada gesto de las actividades humanas, el detalle constructivo de los materiales. Es a partir de estos detalles o elementos, cuando el uso se convierte principalmente en forma, en esquema de planta que explicita medidas, en mecanismo funcional y en los criterios compositivos que van a permitir organizar las plantas.

Las formas de la arquitectura racionalista se convierten en la más precisa expresión del racionalismo como manera de pensar. Estas obras racionales son funcionales al extremo, es aquí donde surge el paradigma “La forma sigue la función”, donde se da a entender que las formas de este periodo artístico dependen directamente de las teorías funcionales de cada una de los arquitectos. Las figuras básicas concebidas principalmente para acoplarse a las funciones que el usuario requiere, optando por formas estructurales lineales y fachadas transparentes, con ventanas repetitivas de liviana carpintería metálica. Otro paradigma que se pone en práctica en este periodo es la postura de “Menos es más”, que como su nombre lo indica, la modernidad se basa en el concepto de la simplicidad de las formas y estructuras, demostrando así una arquitectura bella por si sola, sin tener que optar por figuras orgánicas, y mucho menos con excesiva decoración.

Diversas obras de la Modernidad demuestran estas teorías conceptuales racionalistas, convirtiendo la forma de pensar de los arquitectos en racional y mecánica, rigurosamente lineal, con un solo significado para todo, contrario al pluralismo conceptual de los años siguientes.

Un ejemplo de una obra de la Modernidad Racionalista es la fabrica Van Nelle en Rotterdam, de Johannes Andreas Brinkman y Leender T, Cornelius van der Vlugt. Esta sería uno de los máximos ejemplos de esta arquitectura racional y funcional al extremo, en que la forma celebra la precisión técnica. Predomina la radical funcionalidad de la subdivisión de los volúmenes según usos, la expresiva actividad de las pasarelas inclinadas, las plantas totalmente libres con alturas variables según el tipo de proceso productivo, las fachadas transparentes, y las ventanas repetitivas de liviana estructura metálica.

A partir de los años 40, el racionalismo dominante, empieza a entrar en crisis y se pone en evidencia una desilusión radical acerca de la desmedida confianza en la razón, que pasó a ser interpretada como mecanicismo que empobrecía y reducia las complejidades y cualidades de la realidad. La arquitectura racional del periodo modernista, fue criticada por los teoricos de la época por su pobre preocupación de la realidad social y económica que se estaba viviendo en el momento, asi como de alejarse totalmente de las posturas reales de los que era la arquitectura (teorías historicistas). Los racionalistas se centraban en formas lineales, modernas y sencillas, alejándose de los postulados teoricos que habían fundamentado la arquitectura como tal.

A partir de nuevos conceptos de autores como Aldo Rossi en su libro “La arquitectura de la ciudad” publicada en 1966, y “Complejidad y contradicción en arquitectura” de Robert Venturi, se basaron en rechazar el esquematicismo, la ingenuidad y el puritanismo del racionalismo, y reclamaron la complejidad e irreductibilidad de la realidad, de la tradición histórica y de las estructuras urbanas, tomando en cuenta la realidades del momento que afectaban a la sociedad.

La ruptura del racionalismo realiza una crítica a la riguridad obsesiva del racionalismo, pues esta alejaba el verdadero expresionismo que necesitaban los artistas de la época, un periodo caracterizado por la crisis emocional de la sociedad debido a los sucesos políticos y económicos que se estaban presenciando en ese momento.

A lo largo del siglo XX, el acento en las formas, las técnicas y los hechos más próximos a las exigencias de la realidad condujo a posturas humanistas y existencialistas, especialmente tras la Segunda Guerra Mundial, y más tarde, a la aceptación de que la esencia de la realidad radica en su misma complejidad, certeza desarrollada inicialmente por una cultura pop que partía de la voluntad de fusionar la alta cultura con la cultura de masas. Realismo humanista y cultura pop, por lo tanto, tendrían en común la misma aspiración de la realidad.

Uno de los factores principales que incidieron en la ruptura del racionalismo fue la conciencia de la función social (realismo). La referencia del realismo se identificó con las posiciones artísticas, arquitectónicas y urbanas que destacaban la importancia de lo social, tal como sucedió especialmente en Gran Bretaña y en Italia, de modo que la misión del arquitecto era

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.2 Kb)   pdf (89.9 Kb)   docx (13.1 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com