ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

LA CONFIGURACIÓN INTERNACIONALDEL NEOLIBERALISMO ¡IMPOSICIÓN DE UN ORDEN MUNDIAL CRIMINAL, "LEGALIZADO"?


Enviado por   •  9 de Marzo de 2012  •  1.316 Palabras (6 Páginas)  •  4.873 Visitas

Página 1 de 6

uatro razones que explican el lugar central de América Latina en el mundo neoliberal:

1. La primer víctima del orden neoliberal

La mayor parte de los países del subcontinente se comprometieron en procesos de crecimento sostenidos, a pesar de las desigualdades. Esto comenzó antes de la Segunda Guerra mundial y continuó después. ¿Es necesario recordar que la renta per capita de Argentina, al final de la guerra, era del orden de la de Francia? Algunas grandes ciudades de América Latina, como Buenos Aires o Montevideo, son testimonios de ese pasado. El modelo de sustitución de importaciones condujo a elevadas tasas de crecimento, cerca del 6% en México, por ejemplo.

El contraste con las décadas neoliberales es chocante. Con poquísimas excepciones, las tasas de crecimento se derrumbaron luego de 1982. A esta desaceleración se agregó una peligrosa inestabilidad macroeconómica, quiere decir, la recurrencia de graves recesiones: de hecho, de crisis mayores (“tequila” en México, la crisis argentina, etc.). En este mundo de libre circulación de capitales, cualquier política macroeconómica se volvió imposible. Es cierto que la imposición de tasas elevadas de cambio permitió acabar con la inflación y que gritos de victoria acompañaron el restablecimiento del crecimiento en los años 1990. Pero esas trayectorias se revelaron insostenibles en el mediano plazo. Ese nuevo curso se vio además agravado por el proceso de desindustrialización o por la sustitución de una parte de la industria nacional, liquidada por una competencia insostenible, por la industria “maquiladora”, con sus características bien conocidas de extrema explotación y de ausencia de integración al tejido industrial nacional. A esto se suma la deuda externa, acumulada a fines de los años 1970 en un contexto donde las tasas de interés real eran nulas, pero que se volvió impagable cuando el alza de los intereses. Una segunda ola de endeudamiento acompaña la apertura financiera de los años 1990. Las obligaciones fundamentales del Estado en materia de reforma agraria, de educación, de salud, fueron sacrificadas frente a la sacrosanta obligación de hacerle frente a los compromisos con los acreedores, en detrimento de las obligaciones sociales mas elementales.

2. La nueva configuración imperial

Si el neoliberalismo tuvo como principal objetivo la restauración del poder y de las rentas de las clases capitalistas de los países del Centro, sobretodo de los Estados Unidos, ese objetivo no hubiera sido alcanzado sin la colaboración de las clases dominantes de los países de la periferia. Una vez más, América Latina, si bien en diferente grado según los países, es una figura emblemática de tal configuración. Las tasas de cambio elevadas y la convertibilidad permitieron a las clases ricas de esos países poner sus capitales en los países del Centro, en los Estados Unidos en primer lugar: la famosa fuga de capitales. Se puede observar que los rendimientos financieros (principalmente dividendos e intereses) provenientes del resto del mundo, destinados a América Latina, aumentaron fuertemente a lo largo de los años 1990. En Argentina, a fines de la década, éstos representaban la mitad de los flujos de la misma naturaleza para el exterior, a pesar de que éstos últimos incluían los intereses de la deuda. En Uruguay, los dos flujos fueron iguales a inícios del 2000. De esa forma, las burguesías de los diferentes países estan directamente insertas en ese circuito de explotación internacional. Indirectamente, ellas se benefician del costo de la deuda, que impone tantas restricciones a sus proprios países.

Por otro lado, por su comportamiento rentista (con excepción de algunas multinacionales), esas clases contribuyen al financiamiento de la economia estadounidense, donde la inversión pudo restabelecerse en los años 1990, a pesar de la caída de su ahorro interno, gracias a esa contribuición internacional. En este mecanismo, América Latina ocupa el segundo lugar, quedando detrás de Europa. En ningún otro lugar, con la excepción posible de los países productores de petróleo, la integración de las clases dominantes de cada país en el seno del gran sistema del imperialismo alcanzó este grado, aunque en una posición subalterna. Sin lugar a dudas, en ningún otro lugar el cuestionamiento

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.5 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com