ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La constitución, ley fundamental de


Enviado por   •  21 de Septiembre de 2011  •  Informes  •  306 Palabras (2 Páginas)  •  545 Visitas

Página 1 de 2

En todos estos hechos se revela que, en el espíritu unánime de los

pueblos, una Constitución debe ser algo mucho más sagrado todavía,

más firme y más inconmovible que una ley ordinaria.

Vuelvo pues, a mi pregunta de antes: ¿En qué se distingue una

Constitución de una simple ley? A esta pregunta se nos contestará en la

inmensa mayoría de los casos: la Constitución no es una ley como otra

cualquiera, sino la ley fundamental del país. Es posible, señores, que en

esta contestación vaya implícita, aunque de un modo oscuro, la verdad

que se investiga. Pero la respuesta, así formulada, de una manera tan

confusa no puede satisfacernos. Pues inmediatamente surge. sustituyendo

a la otra, esta interrogación: ¿Y en qué se distingue una ley de

la ley fundamental? Como se ve, seguimos donde estábamos. No hemos

hecho mas que ganar un nombre, una palabra nueva, el término de “ley

fundamental”, que de nada nos sirve mientras no sepamos decir cuál es,

repito, la diferencia entre una ley fundamental y otra ley cualquiera.

Intentamos, pues, ahondar un poco más en el asunto, indagando

qué ideas o qué nociones son las que van asociadas a este nombre de

“ley fundamental”: o, dicho en otros términos, cómo habría que

distinguir entre sí una ley fundamental y otra ley cualquiera para que la

primera pueda justificar el nombre que se le asigna.

Para ello será necesario:

1º. Que la ley fundamental sea una ley que ahonde más que las

leyes corrientes, como ya su propio predicado de "fundamental" indica.

2º. Que constituya -pues de otro modo no merecería llamarse

fundamental- el verdadero fundamento de las otras leyes: es decir, que

la ley fundamental si realmente pretende ser acreedora a ese nombre,

deberá informar y engendrar las demás leyes ordinarias basadas en ella.

La ley fundamental, para serlo, había, pues, de actuar e irradiar a través

de las leyes ordinarias del país.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com