ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La pena de muerte en el perú: el deber y la concienca que obligan


Enviado por   •  25 de Julio de 2011  •  Ensayos  •  644 Palabras (3 Páginas)  •  613 Visitas

Página 1 de 3

LA PENA DE MUERTE EN EL PERÚ: EL DEBER Y LA CONCIENCA QUE OBLIGAN.

Si bien se han elaborado medidas para superar la violencia sexista tanto en los planos internacional, regional y nacional, es evidente que en el caso peruano no ha disminuido. Los noticieros están plagados de informes sobre violaciones de niñas menores de 10 años en muchos casos y ¿qué hace el Estado?. El poder ejecutivo ha tenido a bien expresarse a favor de la pena de muerte pero lo increíble de esta medida es que hay determinado grupo que se dice religioso y respeta la vida, empeñado en ir en contra de esta medida, lo cual demuestra que la sociedad latinoamericana es una sociedad machista, donde el hombre es quien pone las reglas del juego o tal vez alguno de los que en contra están temen porque alguna vez ellos o algún ser cercano violó, tal vez ¿será que el culpable no desea ser castigado?.

El argumento para ir en contra de la pena de muerte es tan antiguo como aquel oficio llamado “meretricio” mas se aduce el respeto a la vida: “Nadie tiene derecho a quitarla”. Y de manera ingenua me preguntaba: ¿los violadores, hombres ellos tienen derecho a hacer llorar niñas cuando las hacen entrar a un cuarto, las encierran, las maltratan, ensucian un cuerpo indefenso que Dios considera el santuario del alma, manchándolo, agachándolas y obligándolas a soportar el dolor intenso y la sangre inocente del cordero inmaculado que es sacrificado?. Pero, no satisfecho, el asesino continúa su labor acallando para siempre esa voz que se torna en un grito del silencio que exige y clama justicia que determinado grupo no desea escuchar.

Y, ¿cuál es la posición de la sociedad civil?. Como portavoz de un grupo de mujeres, manifiesto un voto y otros más a favor de la pena de muerte, por ello mis respetos al señor Presidente Dr. Alan García Pérez, pues nuestro país debe comenzar a caminar con bases sólidas, los niños y niñas deben reír y no llorar, vivir y no morir asesinados.

El hombre que tortura y mata trasgredió ese contrato social en el cual debe aprender a vivir, respetando la vida humana como desea que se respete la suya. Una pregunta que cruzaba mi mente era ¿el violador asesino merece acaso una oportunidad?, tristemente me respondía quien mató una vez lo volverá a hacer, no tendrá miedo al castigo pues sabe que cumplida su condena, saldrá libre y podrá matar nuevamente, así se continuará alimentando un círculo donde las más perjudicadas serán “aquellas niñas que llorarán y morirán”, ¿acaso su vida es menos valiosa que la del violador?.

La pregunta que resuena entonces es ¿por qué celebramos un día del niño si no sabemos protegerlos con leyes?. Valorar a un niño no es solamente recaudar fondos para donarlos, no es solamente vestirlos ni alimentarlos sino brindarles seguridad ciudadana, pues ellos son los indefensos.

Quienes creyentes en el respeto a la vida

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3.8 Kb)   pdf (57.6 Kb)   docx (9.8 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com