ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Pena De Muerte


Enviado por   •  16 de Agosto de 2011  •  1.809 Palabras (8 Páginas)  •  1.286 Visitas

Página 1 de 8

Se debe legalizar la pena de muerte en chile.

El objetivo principal de este ensayo es demostrar, con hechos fidedignos, la falta que hace en nuestro país la pena de muerte. Este medio se utiliza como el castigo máximo que le pueden dar a una persona, pero no por un simple robo, o ataque físico, sino en crímenes que son considerados de fuerte connotación social, como lo son los homicidios y violaciones; hechos que son cada vez más comunes en nuestra sociedad, y que afectan no solo a una persona sino a familias enteras.

Quiero llegar al lector de este ensayo a que relacione el hecho de la abolición de esta norma con las innumerables consecuencias que han surgido hasta el día de hoy. Las personas inseguras en sus propios hogares, trabajos, en el transcurso de su viaje ya sea al colegio, la casa o al trabajo, realizando algún trámite, etc. Actividades las cuales son necesarias para cada uno de nosotros, que son diarias, pero en las que siempre está el temor presente.

Aquí podrá encontrar información relevante que apoya la restauración de esta norma, y no solo una simple opinión personal, sino hechos concretos y cifras actualizadas, lo que refleja que hay que poner sobre la mesa este tema tan controversial y mal mirado por un porcentaje importante de la población, ya que lo ven como una falta de piedad y como una fuente de más violencia hacia un ser humano, que es en este caso el culpable.

La pena de muerte, se practicó en chile desde la conquista hasta el término de la dictadura (1990), en un total de 58 veces solamente, la cual bajo el Gobierno de Eduardo Frei Montalva se habló de la posibilidad de eliminar este tipo de castigo, siendo abolida en el año 2001 en el gobierno del Presidente Ricardo Lagos, con el fin de demostrar que la democracia había vuelto a nuestro país y así hacer entender a la sociedad que el valor y amor por cada vida humana había vuelto luego de la dictadura; remplazando la pena capital por el presidio perpetuo, en donde el imputado debe cumplir 40 años privado de libertad para poder pedir algún beneficio. Sin embargo, al dejar de practicar esta antigua ley, se ha visto un incremento irracional de la delincuencia en nuestro país.

Esto inició con la eliminación de esta norma, y empeoró con la tolerancia de la justicia chilena, que ha hecho que nadie respete la ley. Lo cual podemos ver todos los días, con aquellas personas que cometen delitos de toda índole, quedando en libertad sin pagar el daño que le provocaron a toda una familia, por lo tanto al no ser castigados como se debe, cometen actos irreprochables tanto como se les plazca.

Así nos lo demuestran los índices de delincuencia, los cuales en el año 2001 eran de un 30,6%, el cual comenzó a subir desorbitantemente a través de los años: 37,7% en el año 2003, 40% en el año 2005 y en el año 2010 la delincuencia alcanzó un 54%. Aquí hablo sólo de los delitos de robo e intento de robo en los hogares, en cuanto a los delitos de mayor connotación social, ya sean homicidios, lesiones, violación, robos y hurtos, se duplicó con respecto a los años 90. Todo esto de acuerdo a los estudios de la Paz Ciudadana… “soy partidario de la pena de muerte, yo creo que la pena de muerte

pese a lo que digan otras personas pude impedirle a una persona que cometa un crimen atroz. La prevención es muy difícil de medir, nadie sabe cuántas personas no han cometido un delito porque hay un carabinero presente”… (Osvaldo Navas, Periodista policial del diario La Tercera, 2005).

Sabiendo que uno de los argumentos de mayor peso de aquellos que están en contra de esta ley es el error judicial y la violencia que implica esta regla, dejando ver que se puede llegar a condenar a un inocente a la privación de su vida, acudiendo a un acto violento y sin necesidad; dejan de lado el alcance de los delincuentes de hoy en día, que se aprovechan de estos argumentos para hacer y deshacer como se les plazca con las personas.

Pero si vamos más allá, y nos centramos en cómo se pone en práctica esta ley, nos damos cuenta que este tipo de error es muy poco común, ya que la fiscalía en conjunto con el abogado defensor de la víctima, Policía de Investigaciones y Carabineros pasan años investigando si el acusado es inocente o no del grave delito que cometió, periodo en el cual el imputado debe estar en prisión esperando su condena, por lo que el error seria 1:1000; además el grado de violencia va de la mano con el crimen que haya cometido. Hoy se usan principalmente los siete métodos: Ahorcamiento, fusilamiento, electrocución, inyección letal, decapitación y lapidación, de las cuales la más utilizada es la inyección letal por ser la menos dolorosa y humana.

Esto según la constitución de Estados Unidos, país que practica la pena capital en la gran mayoría de sus estados.

…“Los gobiernos no castigaban a los delincuentes porque considerasen los delitos verdaderos y propios males, indignos del hombre, sino porque veían en los transgresores de las leyes otros tantos rivales en aquellas acciones que el Estado consideraba lícitas para sí mismo, no toleraba otro ladrón fuera del fisco; otro homicida fuera del verdugo y del guerrero. Y esto no sólo fue verdad respecto a los Estados bárbaros, sino respecto a todos, aún de aquellos que se llamaron civilizadísimos”… (Laiput Raj, 2000, PENA DE MUERTE).

En países como Estados Unidos y China, la tolerancia con el crimen es mínima. En ambos países está vigente la pena

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.6 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com