ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

PROCEDIMIENTO DE AMPARO EN VENEZUELA

Trabajos : PROCEDIMIENTO DE AMPARO EN VENEZUELA. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.323.000+ documentos.

Enviado por   •  8 de Enero de 2012  •  8.785 Palabras (36 Páginas)  •  271 Visitas

Página 1 de 36

PROCEDIMIENTO DE AMPARO

La Constitución venezolana sigue la orientación del constitucionalismo moderno latinoamericano de establecer una extensa declaración y enumeración de derechos fundamentales, la cual se complementa con el establecimiento, en el propio texto constitucional, de la garantía judicial específica de dichos derechos, es decir, configurado como un derecho constitucional de todas las personas a ser amparados por los Tribunales en el goce y ejercicio de dichos derechos fundamentales. Como la ha definido la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia:

“La acción de amparo, es, pues, una garantía de restablecimiento de la lesión actual o inminente a una ventaja esencial, producto de un acto, actuación u omisión antijurídica, en tanto contraria a un postulado en cuyo seno se encuentre reconocido un derecho fundamental”.

Por ello, el proceso de amparo en Venezuela se puede desarrollar, en principio, ante cualquier juez de primera instancia de la jurisdicción ordinaria, es decir, ante los tribunales civiles, mercantiles, laborales, penales, de menores, agrarios o de cualquier otra materia, y de los tribunales de la jurisdicción contencioso administrativa; o ante cualquier juez de la localidad si no hay uno de primera instancia.

Se trata, por otra parte, de un proceso constitucional que se puede iniciar mediante el ejercicio de una acción autónoma de amparo, o mediante una petición de amparo formulada conjuntamente con otras acciones o recursos judiciales. Por ello, el amparo en Venezuela, además de ser una de las garantías constitucionales, es un derecho constitucional en sí mismo. Dicho derecho constitucional ha sido regulado ampliamente en el artículo 27 de la Constitución de 1999, siguiendo la orientación del artículo 49 de la Constitución de 1961, así:

“Artículo 27: Toda persona tiene derecho a ser amparada por los tribunales en el goce y ejercicio de los derechos y garantías constitucionales, aun de aquellos inherentes a la persona que no figuren expresamente en esta Constitución o en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos.

El procedimiento de la acción de amparo constitucional será oral, público, breve, gratuito y no sujeto a formalidad, y la autoridad judicial competente tendrá potestad para restablecer inmediatamente la situación jurídica infringida o la situación que más se asemeje a ella. Todo tiempo será hábil y el tribunal lo tramitará con preferencia a cualquier otro asunto.

La acción de amparo a la libertad o seguridad podrá ser interpuesta por cualquier persona, y el detenido o detenida será puesto bajo la custodia del tribunal de manera inmediata, sin dilación alguna.

El ejercicio de este derecho no puede ser afectado, en modo alguno, por la declaración del estado de excepción o de la restricción de garantías constitucionales”.

Entre las reformas más importantes que introdujo esta norma respecto de lo que establecía el artículo 49 de la Constitución de 1961, se destacan las siguientes:

En primer lugar, se estableció en forma expresa la característica del amparo como un “derecho” constitucional de toda persona, “a ser amparada por los tribunales en el goce y ejercicio de los derechos y garantías constitucionales”.

En segundo lugar, en cuanto a los derechos amparables, se estableció que no sólo son los que la Constitución enumera, sino aquellos inherentes a la persona que no figuren expresamente, no sólo en la Constitución sino en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos, los cuales, además, conforme a la propia Constitución, tienen rango constitucional y prevalecen incluso sobre el orden interno si contienen regulaciones más favorables (artículo 23).

En tercer lugar, en cuanto al procedimiento, en lugar de establecer sólo que debía ser “breve y sumario” como lo hacía la Constitución de 1961, se indica que debe ser “oral, público, breve, gratuito y no sujeto a formalidad”, y agregando, además, que “todo tiempo será hábil y el tribunal lo tramitará con preferencia a cualquier otro asunto”.

En cuarto lugar, no sólo se reiteró la competencia del juez para restablecer inmediatamente la situación jurídica infringida, sino alternativamente, “o la situación que más se asemeje a ella”.

Y en quinto lugar se precisó expresamente que “el ejercicio de este derecho no puede ser afectado, en modo alguno, por la declaración del estado de excepción o de la restricción de garantías constitucionales”.

De esta norma constitucional derivan las notas distintivas del derecho y acción de amparo en Venezuela, y entre ellas, su universalidad, la cual analizaremos específicamente en estas páginas, refiriéndonos, en primer lugar, a los derechos protegidos y las causas de la lesión o amenaza de lesión de los mismos; y en segundo lugar, a las formas de ejercicio de la acción de amparo, conforme se ha desarrollado por la jurisprudencia en aplicación de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales de 1988.

Resulta oportuno destacar que, El juez debe primeramente declarar si el amparo es o no admisible, y posteriormente dictar sentencia. Puede ser declarado inadmisible, entre otras razones, si se considera que no existe violación, si se introduce ante un tribunal que no le corresponde conocer de la materia, y por defecto formal. También se puede intentar contra una norma que vulnere la Constitución, solicitando que no se aplique en el caso concreto.

PRINCIPIOS QUE LO RIGEN

Cabe destacar que, todo proceso se encuentra regido por un conjunto de principios que lo dirigen y orientan hacia el logro del fin deseado, estos principios son los siguientes:

 Principio Personalísimo

El recurso de amparo exige un interés procesal personal y directo de la persona que intenta el amparo.

La cualidad en sentido procesal expresa una relación de identidad lógica entre la persona del actor, concretamente considerado y la persona abstracta a quien la ley concede la acción, y de identidad lógica entre la persona del demandado, concretamente considerado y la persona abstracta contra quien la ley concede la acción. De allí que toda persona que se afirme titular de un interés jurídico propio, tenga cualidad e interés para hacerlo valer en juicio (cualidad activa), y toda persona contra quien se afirme la existencia de ese interés en nombre propio, tenga a su vez cualidad para sostener el juicio (cualidad pasiva)”

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (56.1 Kb)  
Leer 35 páginas más »
Generador de citas

(2012, 01). PROCEDIMIENTO DE AMPARO EN VENEZUELA. ClubEnsayos.com. Recuperado 01, 2012, de https://www.clubensayos.com/Temas-Variados/PROCEDIMIENTO-DE-AMPARO-EN-VENEZUELA/121151.html

"PROCEDIMIENTO DE AMPARO EN VENEZUELA" ClubEnsayos.com. 01 2012. 2012. 01 2012 <https://www.clubensayos.com/Temas-Variados/PROCEDIMIENTO-DE-AMPARO-EN-VENEZUELA/121151.html>.

"PROCEDIMIENTO DE AMPARO EN VENEZUELA." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 01 2012. Web. 01 2012. <https://www.clubensayos.com/Temas-Variados/PROCEDIMIENTO-DE-AMPARO-EN-VENEZUELA/121151.html>.

"PROCEDIMIENTO DE AMPARO EN VENEZUELA." ClubEnsayos.com. 01, 2012. consultado el 01, 2012. https://www.clubensayos.com/Temas-Variados/PROCEDIMIENTO-DE-AMPARO-EN-VENEZUELA/121151.html.