ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Integradora Pema Etapa 4


Enviado por   •  18 de Agosto de 2014  •  1.385 Palabras (6 Páginas)  •  290 Visitas

Página 1 de 6

Introducción

Este problema es uno de los más comunes que encontramos en México y en el mundo entero, y pienso que los padres de familia por parte tienen la culpa ya que ellos son los que deben de enseñar o hacerles saber a los niños que este es un problema muy grave y debe terminar. Uno de los más importantes indicadores del grado de desarrollo de una nación es el nivel educativo de su población, ya que la falta de preparación de sus habitantes los lleva a considerarlos como analfabetas, es decir como personas incapaces, que no saben leer, escribir, etc. Y si las personas cercanas a la persona no ponen atención a este problema, poco a poco de generación en generación este problema ira creciendo sin poder hacer que en el futuro se pueda triunfar en la vida y se pueda ser una gran persona para la familia y entorno social.

El censo General de Población y Vivienda considera como “analfabetas a los que han pasado de la edad escolar y no saben leer ni escribir”, es decir, el censo considera como analfabeta al que no sabe leer y escribir.

Lo más importante es que todos tenemos la capacidad de ayudar a todo el que necesite de nuestro apoyo, es muy importante poder combatir con este problema que cada vez va en aumento. Es verdad este es uno de los tantos problemas que en México se presenta, pero ¿Qué va ser de nosotros en el futuro?, ¿Por qué si tenemos la capacidad de poder acabar con este problema, no lo hacemos?. Porque claro como tú ya sabes leer y escribir, pues no importa. Pero tenemos que ver por el futuro, por tener un país fuera de desigualdad y así poder salir adelante con un país justo y lleno de personas que pueden formar un mundo mejor.

Antecedentes y Desarrollo

Tres lustros antes de que iniciara la Revolución Mexicana, 6 millones de mexicanos mayores de 15 años no sabían leer ni escribir. En la actualidad, más de un siglo después, todavía hay en México 5.4 millones de personas del mismo rango de edad que viven socialmente relegados por no saber leer ni escribir. Es claro que no es lo mismo un país que tenga 12.6 millones de habitantes (1895) que uno con 112.3 millones (2010), pero es irrebatible que, más allá de las proporciones, en más de un siglo apenas hemos logrado disminuir nuestra cifra de analfabetos en cerca de 600 mil personas. El problema es todavía de mayor magnitud si consideramos que además de los analfabetos absolutos existen los llamados funcionales (personas que, cuando mucho, lograron acreditar hasta el segundo año de la educación primaria).

Algunas investigaciones muestran que si no se alcanza el equivalente al tercer grado de instrucción primaria, las capacidades de leer y escribir se pierden. Por ello, a los 5.4 millones de personas que no saben leer ni escribir habría que agregar los casi 3.4 millones (también mayores de 15 años) que sólo cursaron los dos primeros años de la instrucción primaria. Se trata, entonces, de 8.8 millones de mexicanos que, en realidad, son analfabetos. Nuestro país ha tenido avances considerables en materia educativa. De ello no hay duda, pero tampoco la hay en el sentido de que los rezagos son igualmente notables. Basta recordar a los 32 millones de mexicanos que se encuentran en condición de rezago escolar, ya sea por su condición de analfabetos o por no haber concluido los estudios de primaria o secundaria.

Los avances registrados han estado ligados a los esfuerzos e iniciativas de muchas personas, entre las que cabe destacar a Justo Sierra y José Vasconcelos, dos ilustres universitarios que hicieron lo necesario para la creación de la Secretaría de Educación Pública hace menos de un siglo (octubre de 1921). Desde entonces, se han dado progresos en la creación y consolidación del sistema educativo actual, así como en la elevación del nivel educativo de los mexicanos. A ello contribuyeron en parte las campañas alfabetizadoras, en particular las encabezadas primero por José Vasconcelos y más tarde por Jaime Torres Bodet.

En el primer censo de población realizado en México, en 1895, había 6 millones de analfabetos. “En 118 años no hemos logrado abatir la cifra. Hoy más de 5.1 millones de mexicanos que no saben leer ni escribir”, refieren José Narro Robles y David Moctezuma Navarro, en la investigación titulada Alfabetismo en México: Una deuda social. El economista David Moctezuma asegura que si no se alcanza por lo menos el tercer grado de primaria las personas olvidan lo aprendido, incluso leer y escribir.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.6 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com