ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El impacto real de las TICS en el cambio climático


Enviado por   •  4 de Agosto de 2022  •  Informes  •  1.968 Palabras (8 Páginas)  •  30 Visitas

Página 1 de 8

El impacto real de las TICS en el cambio climático

  1. Objetivo General

El objetivo general de este informe es examinar el impacto real de las TIC en el cambio climático, para ello se llevó a cabo un análisis crítico sobre la eficiencia: si el aumento de la eficiencia podría reducir las emisiones en el sector de las TIC y en la economía mundial a lo largo del tiempo, o si éstas se ven compensadas con creces por posibles ''efectos de rebote''. Además, se explora la importancia de las tendencias emergentes en las TIC (big data, ciencia de los datos e inteligencia artificial [IA]; el Internet de las cosas [IoT]; y blockchain) que podrían ofrecer oportunidades para la sostenibilidad medioambiental y, al mismo tiempo, amenazar la reducción de las emisiones globales.

  1. Contenido

Históricamente, las emisiones de las TIC han crecido continuamente junto con las emisiones globales. Estudios anteriores al 2015 muestran un aumento de la huella de carbono de las TIC a lo largo del tiempo, incluso sin tener en cuenta las emisiones de todo el ciclo de vida, y la línea de tendencia muestra un aumento del 40% entre 2002 y 2012. El crecimiento de las emisiones de las TIC ha coincidido con el crecimiento constante de nuestra huella de carbono global total, donde los GEI globales han crecido un 1,8% al año (aproximadamente un 20% por década). Esto indica que la huella de las TIC ha crecido probablemente más rápido que las emisiones globales, con una estimación muy incierta del doble de velocidad. Si retrocedemos más en el tiempo, la huella de las TIC habrá crecido más rápido que las emisiones globales desde que el sector partió de cero a mediados del siglo pasado. Se calcula que las TIC representan aproximadamente el 6,3% de las emisiones mundiales de GEI (Andrae y Edler).

Los equipos de las TIC son cada vez más eficientes (y, por tanto, más baratos y productivos). La Ley de Moore permitió a la industria de las TIC aumentar exponencialmente el rendimiento y la velocidad de los chips y reducir su consumo energético. Las mejoras exponenciales de los procesadores han mantenido el crecimiento exponencial de la demanda en parte en términos de consumo de energía. Estas mejoras de pueden visualizar en una mayor eficiencia de los centros de datos gracias a la virtualización de los servidores, aumento de la eficiencia de los servidores, los dispositivos de almacenamiento y la tecnología de refrigeración de los centros de datos; y la evolución hacia grandes centros de datos más eficientes desde el punto de vista energético gracias a la eficiencia de escala y a la capacidad de invertir en IA para optimizar el uso de la energía. En cuanto a las mejoras de eficiencia en los servicios de los usuarios, hay pruebas de que los televisores ahorran carbono: los antiguos televisores CRT y de plasma, que consumen más energía, han

sido sustituidos por televisores LED más eficientes. Sin embargo, las mejoras en la eficiencia podrían estar llegando a su fin. A medida que los transistores han ido reduciendo su tamaño y aumentando su velocidad, han empezado a calentarse; esto llevó a los fabricantes a poner un límite de velocidad en el proceso en 2004. El problema actual es el "entrelazamiento cuántico", en el que las capas del transistor son tan finas que los electrones saltan entre ellas, lo que hace que los transistores sean cada vez menos fiables. Si la eficiencia de los procesadores está llegando a un límite, es probable que el consumo de energía de los centros de datos aumente, ya que el aumento de la demanda ya no se verá contrarrestado por el aumento de la eficiencia. Además, las eficiencias en las TIC no siempre garantizan la sustitución de los equipos más antiguos y menos eficientes (por ejemplo, el desarrollo de las redes 5G mientras siguen existiendo las redes 2G, 3G y 4G) y los nuevos dispositivos o hábitos de los usuarios pueden entrar en conflicto con las ganancias de la sustitución. Tenemos el caso también de algunos dispositivos nuevos de las TIC, como los relojes inteligentes y los altavoces inteligentes, son utilizados por la gente además de los teléfonos inteligentes y los ordenadores portátiles, e inclusive conceptos relacionados a la sustitución incompleta de la e-materialización como las noticias electrónicas o los libros electrónicos.

Las mejoras en la eficiencia continúan, y se espera que las emisiones de los centros de datos se mantengan en el 1% de la electricidad mundial y en el mismo nivel de emisiones que en el 2015 durante los próximos años. Además, el consumo de energía operativa de los centros de datos sólo ha aumentado de forma marginal, pasando de 194 TWh en 2010 a 205 TWh en 2020, a pesar de que las instancias de computación de los centros de datos mundiales han aumentado un 550% en el mismo periodo de tiempo, lo que demuestra la eficacia de las mejoras de eficiencia en las TIC (Masanet et al.).

Como he señalado anteriormente, las TIC han experimentado un rápido y continuo aumento de la eficiencia. Sin embargo, el aumento de la demanda de computación y el número de dispositivos habilitados para las TIC por persona han superado estas mejoras en la eficiencia energética, lo que ha dado lugar a un crecimiento del consumo de energía y de la huella de carbono de las TIC año tras año. Este patrón encaja con el “efecto rebote” descrito por la Paradoja de Jevons, según el cual una mejora de la eficiencia conduce a un aumento proporcional aún mayor de la demanda total, lo que significa que las necesidades totales de recursos aumentan en lugar de disminuir, como se suele suponer. Aunque no se ha demostrado que la Paradoja de Jevons se aplique en la industria de las TIC, es arriesgado suponer que no se aplica, dada la evidencia histórica de que las emisiones de las TIC aumentan constantemente a pesar de las mejoras significativas en la eficiencia. Por otro lado, también existe un escenario teórico alternativo (el reverso de la Paradoja de Jevons) en el que el estancamiento del crecimiento de la eficiencia energética conduce a un estancamiento de las emisiones de las TIC debido a los costes prohibitivos, pues el aumento de la demanda ya no puede ser contrarrestado por las mejoras de eficiencia.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.9 Kb)   pdf (92.9 Kb)   docx (14.7 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com