ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Equilibrio de fuerzas concurrentes


Enviado por   •  23 de Agosto de 2012  •  Tesis  •  1.575 Palabras (7 Páginas)  •  594 Visitas

Página 1 de 7

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA

FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL

LABORATORIO DE FÍSICA I

NOMBRE: Diego Roberto González Peralta. CURSO: 1ero PARALELO: “E”

TEMA: Equilibrio de fuerzas concurrentes.

FECHA: 02 de Julio del 2012

PROFESOR: Ing. Segundo Espinosa Díaz

MÁQUINA DE ATWOOD

FUNCIONAMIENTO

Se trata de un aparato ideado por el físico Atwood (catedrático de química en Cambridge a fines s. XVIII) y cuya finalidad es poner de manifiesto las leyes de la gravedad mediante la reproducción de la caída de los cuerpos al "ralentí" permitiendo la demostración de las leyes del movimiento uniformemente acelerado en estos movimientos, a saber: Los espacios recorridos son proporcionales a los cuadrados de los tiempos y las velocidades son proporcionales a los tiempos. Esta máquina se compone de una columna de madera (fig. 34), de unos 2m,30, de altura. En su parte superior, debajo de un fanal de vidrio, existe una polea de latón, en la cual se enrolla un hilo de seda suficientemente fino, a fin de que pueda despreciarse su peso, el cual sostiene en sus extremos dos pesos iguales M y M´. El eje de la polea, en vez de descansar sobre dos cojinetes o almohadillas fijas, se apoya sobre las convexidades cruzadas de cuatro ruedas móviles. En virtud de esta disposición, el rozamiento del eje de la polea, que trasmite su movimiento a las cuatro ruedas, es de rotación, que es mucho más suave que el que resulta cuando un cuerpo resbala sobre otro. En la columna se halla fijo un movimiento de relojería H, regularizado por un péndulo de segundos P, merced a un escape de áncora. Este último, se halla representado en el cuadrante encima de la rueda de encuentro que ocupa el centro. Dicho escape oscila con el péndulo y al inclinarse, unas veces a la derecha, otras a la izquierda, da paso a cada oscilación, a un diente de la rueda de encuentro. El eje de ésta, lleva en su extremidad anterior, una aguja que marca los segundos, y en la posterior, detrás del cuadrante, un excéntrico figurado en E a la izquierda de la columna. Este excéntrico, que gira al mismo tiempo que la aguja, se apoya sobre una palanca D, que al moverla hace vascular, un platillo i, sostenido por dicha palanca y destinado a su vez, a sostener la masa M. En fin, paralelamente a la columna existe una escala de madera, Q, dividida en centímetros, con objeto de medir los espacios que recorren los cuerpos al caer. En dicha escala se encuentran dos topes, o sean dos piezas móviles que, por medio de un tornillo, se pueden fijar a la altura que se quiera. Representamos estos topes en diferentes posiciones, a la derecha de la máquina, en A, A´, B, C, B´, y C´. Uno de ellos tiene la forma de un platillo, y sirve para detener la masa M; el otro, que es anular, permite que le atraviese esta masa, pero no un pequeño peso adicional que sobre ella se coloca, y que consiste en una lámina de latón más larga que el diámetro del anillo. Sirve para disminuir la velocidad del descenso de los cuerpos, y para sustituir un movimiento uniforme a otro acelerado. La disminución de la velocidad que esta máquina aporta a la caída de los cuerpos está basada en el principio de conservación de la cantidad de movimiento ("cuando un cuerpo en movimiento encuentra a otro en reposo, este le cede parte de su velocidad, tanto mas cuanto mayor sea la masa del segundo respecto del primero").

TEORÍA DEL EXPERIMENTO

A fin de que pueda preciarse cómo retarda el movimiento esta máquina, supongamos que la plaquita de latón m, que en nuestro dibujo está figurada en m, en m´, y en m´´, cae sola, y representemos por g su velocidad al cabo de un segundo; su cantidad de movimiento será mg. Si colocamos esta placa m sobre la masa M, no podrá ya caer sino comunicando parte de su velocidad a las dos masas M y M´. Efectivamente, haciéndose equilibrio estas dos masas, queda en ellas sin efecto la gravedad; por lo tanto, la misma fuerza que hacía caer al peso m, cuando estaba solo será la que mueva ahora a este peso y a las dos masas M y M´.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.3 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com