ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Identificación de los componentes de la pared celular: lignina, suberina y cutina


Enviado por   •  10 de Enero de 2016  •  Prácticas o problemas  •  3.205 Palabras (13 Páginas)  •  594 Visitas

Página 1 de 13

BENEMERITA UNIVERSIDAD AUTONOMA DE PUEBLA[pic 1]

FACULTAD DE INGENIERIA AGROHIDRAULCA

LICENCIATURA EN INGENIERIA AGRONOMICA Y ZOOTECNIA

Materia: “Botánica”

"Identificación de los componentes de la pared celular: lignina, suberina y cutina"

M.C. Lucero Monserrat Cuautle García

Alumnas:                                  Matricula:

        Areli Herrera Rico                                201521285

        Orlando Emmanuel Chantes Coyotl        201518685

        Juan Daniel Mendoza Barrera               201522410

        Zurisadai López Coyotl                          201518715  

        María Guadalupe flores Ortega             201527245

       Froylan Negrete Juárez                        201544261

                               

Grado. Primer Cuatrimestre                           Grupo: Único

Tlatlauquitepec, Puebla. 19 de noviembre del 2015

INTRODUCCIÓN

Mientras  las  células  animales,  por lo  general, se  encuentran desnudas,  las células vegetales poseen una pared celular segregada  por el citoplasma. Esta pared  celular  se  hace necesaria  por la  considerable  presión  osmótica  que pueden originar sus vacuolas, consecuencia del gran tamaño que adquieren, de modo que el protoplasto distendido requiere de un soporte.

En la mayor parte de las plantas el principal componente de la pared celular es  la celulosa, que se encuentra en las paredes primarias y, sobre todo en  las secundarias,   formando  estructuras   fibrilares,   por   medio   de  puentes de hidrógeno.

Durante  la   vida   de  la   célula   su   pared   celular puede   adquirir   nuevas propiedades   químicas   y   físicas,   al   intercalarse   nuevas  sustancias   en  su estructura. A estas modificaciones se les denomina secundarias, siendo las más importantes la LIGNIFICACIÓN, LA SUBERIFICACIÓN Y LA CUTINIZACIÓN.

Lignificación: (de  lignum,  madera)  consiste  en la  impregnación  de lignina, polímero de alcohol p-hidraxicinámico. Su misión es aumentar la resistencia de las  paredes  celulares,  sin  que la  permeabilidad  al  agua y sustancias  disueltas se altere. La lignina se sitúa entre las capas de celulosa por intususcepción, la lignina es el polímero orgánico más abundante en el mundo vegetal.

Suberificación:  (de  súber, corcho)  consiste  en la  superposición  por aposición de  láminas   de  suberina,   polímero   de  ácidos   grasos   de  elevado   peso molecular, en las paredes de los tejidos derivados del felógeno o cambium suberoso. Este  proceso  confiere  una gran impermeabilidad  y defensa contra los agentes químicos, microorganismos, picaduras de insectos, etc.

Cutinización: (de cutís, piel)  es la acumulación de cutina, sustancia semejante a la  suberina,  por aposición  y  por  intususcepción  en las  paredes  celulares haciéndolas  impermeables.  Este  proceso  sólo  afecta a las  partes  externas de las paredes que están en contacto con el medio ambiente, y en la epidermis de algunos  órganos,  la  cutina  forma  una capa pelicular,  (cutícula) que limita severamente la pérdida de agua a través de los tejidos.

En    esta   práctica   se   estudia   el   modo  de   detectar   estas   sustancias (modificaciones),  mediante  técnicas  histológicas,  que a  continuación  se describen.

TECNICAS HISTOLÓGICAS

Los  procesos  y   manipulaciones  a los  que  hay  que  someter  el   material biológico,  hasta que esté  en condiciones  de ser  observado  se  denominan técnicas histológicas.

Para que sea  posible  un  examen microscópico  del  material  a observar  éste debe dejarse  atravesar  por la  luz,  por lo  que debe ser  de muy poco espesor (algunas micras). Las preparaciones que se realicen a partir de estos cortes pueden ser  temporales o permanentes. En este segundo caso las técnicas son más tediosas  que si  el  objetivo es  exclusivamente  ver  el  corte en un  tiempo breve desde su preparación.

Antes de poder realizar un  estudio microscópico del material, éste debe pasar por una serie de etapas que describimos a continuación:

1) Fijación.

2) Inclusión.

3) Corte o sección.

4) Clarificación.


5) Tinción o coloración.

6) Deshidratación.

7) Montaje.

1)  Fijación.  Es un  proceso destinado a matar las células, lo más rápidamente posible, para que conserven las características que tenían cuando estaban vivas; con el fin de mantener todas sus  estructuras y que no aparezcan otras nuevas   producidas   artificialmente.   Un   buen  fijador   ha  de  presentar   las siguientes propiedades:

a) Tener  un  rápido  poder de penetración,  para  que la  fijación  se  produzca tanto en las capas profundas de un tejido como en ¡as superficiales.

b) Debe ser  ácido para poder producir una coagulación total de las proteínas de forma  paulatina,  de modo que las  células  no sufran  contracciones.  Sólo para determinados estudios (nucléolos, mitocondrias, etc.), se utilizan fijadores básicos.

Hay  diferentes tipos de fijadores, dependiendo de los estudios a realizar, pero los  más  usados en histología  vegetal  son el  F.A.A. (mezcla  de formol, alcohol etílico, ácido acético y agua) y el Craf III  (mezcla de dos soluciones: formol y agua, y la otra de ácido crómico, ácido acético y agua).

2) Inclusión. Para obtener cortes suficientemente delgados es  necesario que el material, esté incluido en alguna sustancia que actúe como soporte. Existen distintos medios de inclusión, tales como parafina, resinas, soluciones gomosas, soluciones acuosas, etc. El uso de unos medios u otros depende del material a seccionar y del aparato que se use para ese fin.

3)   Corte  o  sección.  Los  tejidos  se  seccionan  mediante  micrótomos  para obtener cortes de pocas micras de espesor. Los cortes de muestras cilíndricas (tallos,  raíces,  etc.) pueden  realizarse  en  sentido transversal  (en un   plano perpendicular al eje mayor del órgano) o bien en sentido longitudinal (en un plano paralelo al eje mayor del  órgano). Cuando se trata de hojas, los cortes más frecuentes son el transversal, que suele realizarse en la parte media de la lámina foliar y el para dermal, paralelo a la epidermis.  Existen distintos tipos de micrótomos, el más utilizado para tejidos vegetales, por su  rapidez y sencillo manejo, es el micrótomo de congelación.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.8 Kb)   pdf (372 Kb)   docx (2.1 Mb)  
Leer 12 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com