ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Los principales objetivos de la Medicina


Enviado por   •  29 de Agosto de 2011  •  Exámen  •  1.239 Palabras (5 Páginas)  •  602 Visitas

Página 1 de 5

LOS OBJETIVOS DE LA MEDICINA

LA MEDICINA

En forma resumida los objetivos de la medicina pueden enunciarse como la conservación de la salud, la curación o alivio de las enfermedades, y la eliminación o postergamiento de las muertes prematuras. El primero de estos objetivos representa el campo de la salud pública y de la medicina preventiva, y se ejerce por distintos medios (educación, mejoramiento de la ecología, encuestas epidemiológicas, campañas de vacunación, etc.). La curación o alivio de las enfermedades es la provincia de la medicina terapéutica, que usa estrategias psicológicas, farmacológicas, quirúrgicas y de recuperación, aisladas y/o en distintas combinaciones, según el caso. El tercer objetivo señalado arriba es realmente consecuencia de la persecución de los otros dos, pero conviene enunciarlo por separado en vista de que con frecuencia los resultados globales de la medicina se miden en función de la mortalidad. Incluso se ha dicho que el objetivo último de la medicina. es "lograr que los seres humanos mueran jóvenes y sanos, lo más tarde que sea posible".

En medicina, como en tantas otras actividades del ser humano, lo que pensamos determina lo que hacemos. Me refiero, claro está, a las formas conscientes y reflexivas de nuestras acciones. Por ello es que la ciencia contribuye en gran parte al trabajo desarrollado para acercarnos al primer objetivo de la medicina, que es la conservación de la salud y la prevención de las enfermedades. Todas las medidas utilizadas por sanitaristas y expertos en salud pública tienen como base el conocimiento, que a su vez es producto de la investigación científica; por ejemplo, para combatir el paludismo es necesario interrumpir en algún sitio el ciclo biológico del parásito que lo produce, lo que a su vez requiere que conozcamos tal ciclo con suficiente detalle; otro ejemplo es la aplicación de vacunas para prevenir distintas enfermedades infecciosas, cuyo diseño y demostración de eficiencia son del dominio exclusivo de la ciencia.

El segundo objetivo de la medicina, la curación o alivio de las enfermedades, también depende en gran parte, aunque no en su totalidad, del conocimiento científico. Aquí influyen también, a veces de manera predominante (sobre todo, cuando no contamos con formas efectivas de tratamiento) el efecto llamado "placebo", la personalidad del médico y su impacto en el paciente, los cuidados y atenciones de enfermeras, familiares y amigos, etc. Pero la gran diferencia entre la medicina contemporánea y la que se ha ejercido desde siempre y hasta fines del siglo pasado es la eficiencia de las medidas terapéuticas, como hormonas, antibióticos, quimioterapia y otras drogas, así como anestesia, asepsia, nuevas técnicas quirúrgicas, radioterapia, etc.

Como resultado del uso de cada vez más métodos y técnicas para prevenir y curar o aliviar enfermedades, la medicina está alcanzando también su tercer objetivo, la disminución en el número de muertes innecesarias prematuras. Esto se refleja con claridad en dos índices muy precisos: la disminución en la mortalidad infantil (especialmente de niños menores de un año) y el aumento en la esperanza de vida promedio de la población. Uno de los ejemplos más convincentes de lo que puede lograrse en la disminución de muertes innecesarias en pediatría es el de Cuba, que de una de las cifras más elevadas en toda Latinoamérica ha pasado a ostentar la mínima en el lapso de poco más de 20 años.

La medicina (del latín medicina, derivado a su vez de mederi, que significa 'curar', 'medicar'; originalmente ars medicina que quiere decir el 'arte de la medicina')1 es la ciencia dedicada al estudio de la vida, la salud, las enfermedades y la muerte del ser humano, e implica el arte de ejercer tal conocimiento técnico para el mantenimiento y recuperación de la salud, aplicándolo al diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades. Junto con la enfermería, la fisioterapia y la farmacia, entre otras disciplinas, la medicina forma parte del cuerpo de las ciencias de la salud.

Práctica de la medicina

La medicina no es sólo un cuerpo de conocimientos teórico-prácticos, sino que es una disciplina que idealmente tiene fundamento en un trípode:

• El médico, como agente activo en el proceso sanitario;

• El enfermo, como agente pasivo, por ello es "paciente"

• La entidad nosológica, la enfermedad que es el vehículo y nexo de la relación médico-paciente.

La práctica de la medicina, encarnada en el médico, combina tanto la ciencia como el arte de aplicar el conocimiento y la técnica para ejercer un servicio de salud. Esta conjunción bidimensional implicada en la práctica médica gira alrededor de la relación médico-paciente, que es el núcleo necesario para que la acción médica pueda intervenir en la necesidad sanitaria del paciente. En relación al paciente, en el marco sanitario,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.7 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com