ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Desarrollo Social Contemporaneo


Enviado por   •  9 de Agosto de 2013  •  1.087 Palabras (5 Páginas)  •  1.007 Visitas

Página 1 de 5

LA CÁRCEL DEL SUBDESARROLLO

Va con esta indefinible situación que llaman subdesarrollo cierto tenaz desdén por todo lo que signifique excelencia. A los pueblos atrapados en esta condición que casi parece sin salida, les suena ese calificativo a clase alta, a privilegio de rico, a lujo de poderosos, a ostentación vana de falsas superioridades. Con sentimiento se aferran, como un desafío, a su condición de minusvalía y casi terminan por hacer de ella una orgullosa afirmación de identidad. Parecerían decir, tácitamente, somos subdesarrollados, ¿y que?. Somos atrasados en comparación superficial con ustedes los favorecidos de la fortuna o de la historia, somos así, ¿y qué?.

Es una formulación, casi siempre tácita pero profundamente negativa y casi suicida. La naturaleza no hizo de los habitantes de los países subdesarrollados una especie distinta a los países prósperos y poderosos. Las razones y explicaciones hay que buscarlas en ciertas circunstancias históricas y mentales, ir al fondo de ellas si se quiere realmente ir más allá de la aparatosa y estéril ayuda exterior y de los ineficaces planes de desarrollo. Acaso la más poderosa raíz esté en la mentalidad y en las concepciones que ha formado inmemorialmente la peculiaridad cultural, el encierro dentro de sí mismo y la tendencia a tomar por patrimonio moral lo que no debería ser sino circunstancias superables de una situación.

Dentro de este contexto está la noción de repudio a la excelencia, que a veces lleva a una conformidad casi tan jactanciosa con la medianía y con el mínimo esfuerzo, casi como inconsciente respuesta del desfavorecido ante el privilegiado. Sin embargo, no hay ninguna fatalidad que impida los pueblos llamados subdesarrollados alcanzar los altos niveles de excelencia, llegar a ser tan eficaces y útiles individualmente como lo han tenido que ser los protagonistas del adelanto y del crecimiento enriquecedor. La excelencia no es un privilegio de las naciones prósperas sino un estado de ánimo que todos los hombres pueden llegar a alcanzar. Se trata de llegar a comprender que todos los seres humanos, en todos los quehaceres de la vida, pueden aspirar y alcanzar la excelencia. Todo hombre puede dar más de sí de lo que ordinariamente da, sobrepasar el nivel de rendimiento con el que podría contentarse, fijarse metas más altas y exigir más de sí mismo. No contentarse con lo fácil, lo a medio hacer, lo fallo, lo suficiente para salir del paso.

Los pueblos llamados subdesarrollados han sido capaces de dar tan grandes figuras históricas como los pueblos poderosos y, a veces, mayores, como el caso de Bolívar, de Gandhi, de Ho Chi Min, los premios Nobel latinoamericanos, o alcanzados por los numerosos científicos que por necesidad han ido a dar sus frutos en los grandes centros de los países industrializados.

El problema no es de individualidades sino de formas colectivas de actuar y de pensar. Los pueblos que han tenido una actitud general y compartida de alcanzar la más alta realización posible, lo han logrado en gran parte. Los hombres del Renacimiento, no sólo los grandes genios, sino los ignorantes artesanos, labradores y gente ordinaria sintieron en un momento un llamado a superarse cada uno en su tarea. Invocaron, de manera casi supersticiosa, a las grandes figuras de la antigüedad para tomarlas como modelo y para tratar de igualarlas y aún de superarlas. Era lo que ellos llamaron “despertar a los muertos, o acercarse a los gigantes para poder trepar sobre sus espaldas y llegar más alto”. Así se realizó ese milagro histórico que nos parece inexplicable. El caso se da, con diferencias en la España del siglo XVI, en la Francia del siglo XVIII, en la Inglaterra del siglo XIX, en los Estados Unidos, Rusia y el Japón del siglo actual.

Todo hombre puede alcanzar el nivel de su propia excelencia, no conformarse con hacer a medias, con no ir más allá de lo fácil.

Entre las mayores necesidades de los pueblos subdesarrollados está la de hacer popular el ideal de excelencia, en despertar el deseo y el orgullo de hacer más y de ser mejores y más capaces. La historia pasada y presente lo revela de modo innegable.

Implantar una pedagogía del estímulo, de la exigencia, de la inconformidad con lo fácil, de la activa voluntad de dar más por la vía del propio esfuerzo. Sería una revolución más profunda y valedera que las que generalmente perturban su paz, y de consecuencias más eficaces para salir de la cárcel del subdesarrollo que, a veces, es otro nombre de la cárcel de la autocomplacencia y de la perezosa resignación.

Arturo Uslar Pietri

1. El anterior texto podríamos clasificarlo como:

a. informativo

b. narrativo

c. argumentativo

d. explicativo

2. En la expresión “ A los pueblos atrapados en esta condición que casi parece sin salida, les suena ese calificativo a clase alta, a privilegio de rico, a lujo de poderosos...” la expresión subrayada hace referencia a:

a. excelencia

b. subdesarrollo

c. calificativo

d. privilegio

3. En la expresión “ A los pueblos atrapados en esta condición que casi parece sin salida, les suena ese calificativo a clase alta, a privilegio de rico, a lujo de poderosos...” la palabra subrayada hace referencia a:

a. subdesarrollo

b. privilegio de rico

c. lujo de poderosos

d. desdén por la excelencia

4. Los pueblos subdesarrollados terminan por considerar como un rasgo de su identidad:

a. Su ostentación de falsa superioridad

b. Su condición de minusvalía

c. Su condición de subdesarrollo

d. Su desdén por la excelencia

5. Una afirmación tácita significa:

a. aquello que se puede desmentir

b. algo que se expresa formalmente

c. una verdad absoluta

d. algo que no se expresa pero se sobreentiende

6. De acuerdo con el primer párrafo podemos inferir que el autor del texto califica a los países subdesarrollados como:

a. desfavorecidos y atrasados

b. prósperos y privilegiados

c. conformistas y jactanciosos

d. eficaces y desfavorecidos

7. Por las expresiones , tenaz desdén, ostentación vana, conformidad jactanciosa, podemos inferir que el autor asume frente al problema de subdesarrollo una posición:

a. de apreciación negativa

b. de apreciación positiva

c. neutral

d. de ambivalencia

8. En el tercer párrafo se afirma que:

a. Aunque los países subdesarrollados luchan por la excelencia no logran alcanzarla

b. La excelencia es un privilegio de las naciones prósperas

c. Hay muchas situaciones fatales que impiden a los países subdesarrollados alcanzar la excelencia

d. Los países subdesarrollados se conforman con el mínimo esfuerzo

9. El autos cita a Bolívar y Gandhi para argumentar su idea de que el subdesarrollo:

a. es un problema de América Latina

b. No es un problema de individualidades sino de formas colectivas de actuar y de pensar.

c. Es un problema individual

d. Es un problema de discriminación natural

10. Una proposición que contradice lo que se afirma en el texto es:

a. En el renacimiento los hombres quisieron superarse.

b. Japón es un ejemplo de superación colectiva en el siglo XX

c. La resignación y la autocomplacencia promueven el subdesarrollo

e. la naturaleza determina las diferencias entre países subdesarrollados y países prósperos

...

Descargar como  txt (7.2 Kb)  
Leer 4 páginas más »
txt