ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ETICA Y MORAL SEGÚN KANT


Enviado por   •  2 de Enero de 2019  •  Ensayos  •  2.617 Palabras (11 Páginas)  •  19 Visitas

Página 1 de 11

ESCUELA SUPERIOR POLITÉCNICA DE CHIMBORAZO[pic 1]

FACULTAD DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS

ESCUELA DE INGENIERÍA FINANCIERA

[pic 2]

29/11/2016

DATOS INFORMATIVOS:

          INTEGRANTES:           MIGUEL MACIAS

                                DANIEL PILATAXI

                                GABRIELA LOPEZ

                                                     OMAIDA MONTENEGRO

          MATERIA:                          ÉTICA

          DOCENTE:                          DR. STALIN ARGUELLO

          NIVEL:                           OCTAVO

          PARALELO:                        FINANZAS “1”

         PERIODO ACADÉMICO:    OCTUBRE – FEBRERO 2017


ETICA Y MORAL SEGÚN KANT

Kant es un autor decisivo en la historia de la filosofía. Su pensamiento ha tenido especial importancia en el desarrollo de la ciencia, especialmente a finales del XIX y principios del XX. Su influencia está relacionada con su concepción del conocimiento y, en función de ésta, de la forma de entender el mundo.

El problema central que Kant se plantea es el de nuestra capacidad para conocer, dicho de otra manera, cuáles son los límites de nuestro conocimiento. Para él, este problema está ligado con la forma de entender el conocimiento científico, expresado en la física de Newton. Algunos autores consideran que la Crítica de la razón pura tiene como finalidad fundamentar filosóficamente la física de Newton, estableciendo las condiciones teóricas en que se produce.

Las soluciones que Kant da a estas cuestiones no son separables de la influencia que recibe de los dos movimientos filosóficos de la Filosofía Moderna: el racionalismo y empirismo.  Kant se encuentra en la confluencia de estas tres corrientes de pensamiento: racionalismo, empirismo y física de Newton. Tampoco debemos olvidar que históricamente pertenece a la Ilustración.

Manteniendo el uso de la razón, propio de su época, como razón única, distingue un doble uso de la misma, que da nombre a sus obras más conocidas: Crítica de la razón pura, en la que analiza el uso de la razón teórica y Crítica de la razón práctica, en la que analiza el uso de la razón en su función práctica, como fundamento de la moral. Sin ninguna duda, estas son las preocupaciones fundamentales de Kant: el conocimiento y la ética. Él mismo lo expresa: <>

Aunque  estos son problemas centrales de la filosofía kantiana, su pensamiento no se agota en ellos. Como ilustrado, siente una preocupación por la historia y las ideas de su tiempo. Su obra Crítica del Juicio tuvo capital importancia para la estética posterior. Sin embargo, es un empeño inútil intentar abarcar todo el pensamiento de Kant en este tema.

Desde la antigüedad hasta la época moderna, la moral del hombre occidental estuvo orientada por la teología cristiana con modelos éticos antiguos, aristotélicos, neoplatónicos. En el siglo XVIII Kant elaboro un nuevo modelo ético, que busca un fundamento diferente para la vida moral del hombre. Las éticas anteriores tenían fundamentos heterónomos es decir que se fundamentan en las ideas del bien, la naturaleza y la felicidad.

El interés de Kant consistió en darle a la moral un fundamento autónomo, enfocándose en que la moralidad misma del hombre constituye un fundamento ultimo y es la fuente original de todas las normas morales. El valor moral solo puede radicar en la voluntad del hombre en querer hacer el bien enmarcado a la buena voluntad y el deber.

El concepto de razón toma vital importancia dentro de la ética kantiana, ya que para él, la razón es el fundamento mental del hombre, que además de permitirle adquirir conocimientos, impulsa la voluntad humana a actuar de una forma u otra

Kant clasifica la razón humana tanto en razón teórica como en razón práctica, la primera es aquella capaz de conocer mientras que la segunda es aquella capaz de determinar la voluntad y por ende la acción moral, sin intervención de motivos que dependan de la sensibilidad y demuestra la existencia de principios universales morales válidos para todos los hombres sin excepción.

El hombre encuentra la perfección moral en  el cumplimiento del deber por el deber mismo, sin importar las consecuencias de las acciones, el beneficio o perjuicio que ello produzca, lo importante es haber cumplido con el deber y el deber me lo indica las leyes de la razón, ya que no es lo mismo actuar por deber que actuar con el deber.

Su filosofía surge con la convicción de llevar acabo un giro radical en la concepción del hombre y de su racionalidad. Los escritos del filósofo se caracterizan por su compromiso con la libertad, con la dignidad del hombre y con la concepción moral derivada de la razón. Esto quiere decir que la razón no admite ningún criterio externo a ella como pueden ser la tradición, la teología o cualquier tipo de ordenamiento natural. Sólo la razón es el punto de partida y el criterio de discernimiento de lo que es y de lo que no es.

Para Kant el ser humano tiene dos dimensiones dentro de sí, el instinto gobernado por el placer, y la razón gobernada por el principio del deber. De esta manera, parte de una concepción del hombre como agente y ser moral, lo cual tiene sentido sobre la suposición de tener una voluntad libre. Hay que mostrar, pues, que existe una razón pura práctica: la razón es suficiente por sí sola para mover la voluntad. Solo en este caso, afirma Kant, pueden existir principios morales válidos para todos los hombres sin excepción, es decir, leyes que tengan un valor universal.

La idea es que el Principio moral tiene que ser para todos. Este juicio se formula como una exigencia que Kant denomina “El imperativo categórico” o “Ley moral”. Esta es la clave de su ética: “Actúa de acuerdo que la máxima de tu voluntad tenga siempre validez, al mismo tiempo, como Principio de una legislación universal”, es decir, que tu máxima (subjetiva), se convierta en una ley universal (objetiva). Si se tiene en cuenta el “reino de los fines” cada persona es a la vez legisladora y legislada, pues está sujeta a la ley, además cada cual es autónomo, es decir es, obrar moralmente.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.3 Kb)   pdf (173.4 Kb)   docx (37.4 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com