ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

LA EPISTEMOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN EN LA FORMACIÓN DOCENTE


Enviado por   •  13 de Diciembre de 2011  •  2.019 Palabras (9 Páginas)  •  1.547 Visitas

Página 1 de 9

LA IMPORTANCIA DE LA EPISTEMOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN EN LA FORMACIÓN DOCENTE

El propósito es interpretar la tarea de la epistemología de la educación en la formación docente. Es por ello que la tarea de la de epistemología de la educación es explicar la manera cómo se aprenden las cosas, cómo se organiza el conocimiento sentando las bases para organizarlo; de tal forma que deberá tratar temas sociales, aumentar la percepción y el interés social del docente en formación, de tal manera, que sea capaz de contribuir al mejoramiento de la sociedad. El saber tiene un sentido social, las personas lo desarrollan dentro de una cultura de la que depende el conocimiento.

Palabras clave: docente, formación, tarea de la epistemología, conocimiento, sociedad.

En las últimas décadas, el mundo ha entrado en diversos procesos apresurados de cambios a nivel socioeconómico, tecnológico, ambiental y cultural, la necesidad de asumir nuevos retos ha requerido mayor preparación en el sistema educativo y de información. En este sentido, el futuro de la sociedad depende de la manera como la escuela aligere la formación especializada de los profesionales en armonía con un saber general que garantice la asimilación de nuevos conocimientos y la promoción de la autoformación, es decir; propiciar el aprendizaje permanente, brindando una gama de opciones, la posibilidad de entrar y salir fácilmente del sistema, así como oportunidades de realización individual que permita la movilidad social con el fin de formarnos como ciudadanos que participemos activamente en la sociedad abiertos al mundo, para promover el fortalecimiento de las capacidades endógenas.

Muchos de los problemas que se plantean a la sociedad y a la educación no son nuevos, ya que desde el siglo XVIII, el movimiento de ilustración con una convicción ciega en la razón, creyó, que al acabar con la ignorancia y la superstición, mediante la educación, comenzaría una época de avance del conocimiento, que conduciría a la felicidad del género humano. Sin embargo con el surgimiento de la época moderna, permitió comprender los problemas comunes a las sociedades que decidieron mover el peso de la tradición y las respuestas particulares del sistema educativo de cada país, ya que todos hicieron de este sistema del cambio.

Si bien, la historia de la formación profesional muestra que es un tema relevante, sobre todo a partir de la instauración del proyecto de la modernidad, sin lugar a dudas que los nuevos acontecimientos internacionales, en el plano de la política y economía, así como en el plano de las transformaciones científica tecnológicas permiten plantear nuevos requerimientos para enfrentar esta tarea.

En este marco de formación profesional, los docentes tienen la responsabilidad de fomentar el desarrollo futuro del país, puesto que ellos a través de la historia, han sido utilizados estratégicamente para impulsar el desarrollo de las civilizaciones. Se debe reconocer, según Sánchez (1999) que la “educación enfrenta una crisis epistemológica, resultante de la confusión de educar, aprender y conocer, su rol se encuentra en un contexto de abundancia, diversidad cambio continuo de información y conocimiento”

De allí, que exista insatisfacción en cuanto a la calidad de la formación que obtienen los docentes en las instituciones universitarias, se crítica la falta de pertinencia social de los programas de formación docente. Se siente, que el docente egresa sin haber logrado una sólida compresión como educador y una visión integradora de los saberes adquiridos en su paso por la institución educativa. Y esto es posible ya que en la práctica existen debilidades en las bases epistemológicas, del conocimiento en los planes de estudio con referencia única y obligada al listado de competencias por funciones profesionales, los propósitos de la formación de un docente: facilitador del aprendizaje, investigador, orientador, promotor social, planificador, administrador y evaluador.

En esta formación, refiere Barrios (1997), Se descuidan las dimensiones Epistemológicas, axiológicas y pedagógicas que fundamentan el perfil profesional del docente; no se pueden presentar diferenciadas como roles funciones que en su naturaleza son integrales en el acto pedagógico; existen dificultades semánticas y discrepancias ideológicas en el perfil del educador que se necesita, y, se corre el riesgo de hacer énfasis exagerado para la formación inicial del docente de aula en el rol de “investigador”, o una orientación excesivamente cientificista por encima de los medios a su alcance.

La desvinculación de las materias de la especialidad de los contenidos disciplinarios, que conforman los programas de enseñanza que los docentes desarrollarán en el futuro ejercicio de su profesión, ha sido fuertemente criticado por las propias instituciones de formación docente, en el sentido de que los enfoques y contenidos de los programas de la especialidad en Educación Integral, hacen pensar que la orientación está resultando demasiado profunda y especializada en áreas de contenido, e insuficientemente profunda y amplia en todas las áreas previstas en los programas oficiales.

La importancia es entonces el de desarrollar estudios que radiquen en la posibilidad de hacer balances del estado de los procesos académicos ocurridos, orientándose a fortalecer las reflexiones relativas al desarrollo teórico- metodológico alcanzado en el la formación del docente. Todo ello enfocado a apoyar académicamente, en forma sólida, y con un sentido prospectivo, la discusión actual sobre las tareas de la epistemología en la formación profesional de un docente en una sociedad que vive el fenómeno de la globalización.

Una epistemología de la educación, según expresa Fullat (1995), debe explicar que es y qué valor posee cada una de las ciencias de la educación, averiguando asimismo qué son ellas, como conjunto y si poseen, en cuanto tales, estatuto autónomo. Indagará además, el grado de coherencia existente entre métodos científicos y métodos pedagógicos. A la epistemología de la educación le corresponde enterarse sí la pedagogía es verdadera y falsa, apuntando por qué es verdadera o bien falsa. La epistemología se relaciona con la manera de cómo se aprenden las cosas, de la organización del conocimiento y sienta las bases para la organización de ese conocimiento.

Es incuestionable, que todavía falta mucho trabajo y creatividad sin embargo, esta reflexión puede convertirse en referencia importante en

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.1 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com