ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El advenimiento al poder del general Rafael Leonidas Trujillo


Enviado por   •  3 de Julio de 2013  •  Ensayos  •  1.114 Palabras (5 Páginas)  •  321 Visitas

Página 1 de 5

EL general Rafael Leonidas Trujillo Molina se juramentó como Presidente de la República el 16 de agosto de 1930.

El advenimiento al poder del general Rafael Leonidas Trujillo estaba en consonancia con las fórmulas políticas empleadas por los Estados Unidos en todos aquellos países que dominaba en su área de influencia.

Cuando Trujillo se juramentó, la República Dominicana, vivía la peor de la crisis económica registrada en toda su historia. Para empeorar más aún la gravísima situación económica reinante, el 3 de septiembre de ese año, un poderoso ciclón registrado con el nombre de San Zenón, azotó la República, originando la casi completa destrucción de la ciudad capital y causando serios daños a la agricultura en las regiones del Este y Sur del país.

La devastación fue tan extraordinaria que obligó al Receptor de Aduanas Interino, Mr. Orme, a caligrafiar a Washington recomendando una moratoria en el pago de la deuda. Días, antes, Trujillo había manifestado a este funcionario su interés en que la Receptoría no sólo recaudara los ingresos aduaneros, sino también, los demás ingresos fiscales del gobierno.

Trujillo tratándose de mostrarse como un fiel defensor de los intereses norteamericanos, a fin de ganar aún más confianza de Estados Unidos, no aceptó la sugerencia del Receptor Interino, y seis días después del ciclón, en visita que hiciera a la oficina de Mr. Orme, le expresó solemnemente en inglés, por medio de un intérprete: “Yo Rafael Leonidas Trujillo, Presidente de La República Dominicana, deseo decirle a Ud. Señor Orme, Receptor General de Aduanas, que el día 20 de este mes, cuando venza el plazo para el pago de los intereses y del fondo de amortización, estos serán pagados si yo estoy vivo y si sigue existiendo para entonces la República Dominicana” (B. Vega. Trujillo y el control financiero norteamericano. Pág.12)

Trujillo expresó al ministro americano Curtis, su deseo de contratar un experto norteamericano para que le asesorara en las cuestiones financieras. Enterado el Departamento de Estado de este deseo de Trujillo, fueron hechos arreglos para que el Prof. William F. Dunn, quién había sido director de Rentas Internas en Haití entre 1924 y 1927, fuera designado por Trujillo como su asesor, sugerencia que tuvo aceptación en marzo de 1931.

El profesor Dunn efectuó para Trujillo servicios importantes, entre otros, como su agente personal en las actividades dirigidas a lograr el ansiado préstamo y en varios informes que rindió al gobierno de Estados Unidos, puso en evidencia que la situación económica era sumamente difícil, tan y tanto, que si no se ayudaba al gobierno este caería debido a las presiones de todas clases, y esto, en su opinión, sería “muy adverso sobre los préstamos existentes”.

El 18 de agosto, el Encargado de Negocios norteamericano informó que ese mes los ingresos aduaneros serían insuficientes para el pago de la deuda, y que el Receptor General de Aduana, Mr. Pulliam, había solicitado del gobierno la suma de $ 33,000 pesos para completar la suma total. Era la primera vez que esto ocurría.

Ese mismo mes, para reducir gastos, el gobierno se vio en la obligación de hacer una reducción en los empleos del Estado de un 15 a 20 %, y una nueva baja en los salarios de los que continuaban en sus empleos, de un 15 %.

Ese mismo año el gobierno de Trujillo dictó una serie de leyes creando nuevos impuestos para elevar los ingresos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (6.9 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com