ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Guerra Fria En America Latina


Enviado por   •  22 de Septiembre de 2011  •  733 Palabras (3 Páginas)  •  5.210 Visitas

Página 1 de 3

NOMBRE: Carmen Alejandra Posas Salgado. Registro: 1503199200151

La Segunda Guerra Mundial significó un verdadero vuelco en las relaciones internacionales de todo el planeta. Con el fin de la contienda y el advenimiento de la Guerra Fría las superpotencias emergentes reorientaron su política exterior tanto a nivel global como hacia sus “áreas de influencia”. Durante el conflicto, la lucha contra un enemigo común disfrazó temporalmente las enormes diferencias políticas, económicas y sociales existentes entre ambos. Pero pronto, soviéticos y norteamericanos se encontraron enfrentándose en una confrontación definitivamente hostil. Para el gobierno norteamericano, la política Centro Argentino de Estudios Internacionales. América Latina también fue incluida dentro de esta “pactomanía”. El gobierno norteamericano se propuso obtener el apoyo de esta región a sus políticas de Guerra Fría patrocinando en 1947 la firma de un tratado de seguridad colectiva suscripto por todas las naciones americanas: el Pacto de Río. Ese mismo año, Estados Unidos también impulsó la creación del TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca).

La Guerra Fría en América Latina, La política histórica de Estados Unidos hacia América Latina ha sido siempre, a grandes rasgos, una política a largo plazo de intervención, exclusión, hegemonía, contención y equilibrio de poder, orientada tanto a mantener la estabilidad en la región y alejar a las potencias extranjeras, como a proteger los intereses fundamentales norteamericanos. Política efectiva, Latinoamérica se había constituido en un interés meramente periférico en la política exterior global de Estados Unidos. En los comienzos de la Guerra Fría, América Latina era una zona de baja prioridad para las consideraciones de la agenda norteamericana. De hecho, y más allá de los pactos concertados, la región no había sido considerada para ser incluida en el Plan Marshall. Esto se debió a que Washington concentró sus intereses más amplios en particular en Europa y Asia, dándole a Latinoamérica un lugar subordinado. En 1952, la Administración Truman continuó con las iniciativas para fomentar la cooperación interamericana con la consignación del NSC-141. En el mismo, se manifestaba la necesidad tanto de “buscar la solidaridad hemisférica” en apoyo a la política norteamericana de contención global del comunismo, como de lograr “la cooperación de las naciones latinoamericanas para salvaguardar al continente, a través de la adopción de medidas de defensa contra la agresión externa y la subversión interna”. Sin embargo, las consideraciones en torno a Latinoamérica no iban más allá de iniciativas de este tipo. Esto respondía al hecho de que si bien había partidos comunistas en la mayoría de los países del continente, estos eran partidos minoritarios que en muchos casos carecían de

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.7 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com