ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Gastronomia En El Dia De Muertos


Enviado por   •  23 de Octubre de 2011  •  2.366 Palabras (10 Páginas)  •  925 Visitas

Página 1 de 10

“IMPORTANCIA DE LA GASTRONOMIA EN LAS TRADICIONES DE

DÍA DE MUERTOS”

En la época prehispánica las comidas y bebidas constituyeron las principales ofrendas rituales. La gama de platillos y bebidas fue muy variable y amplia, así como las formas de prepararlos, y su consumo dependía del tipo de festividad. El día de muertos posee costumbres y tradiciones; consolidándose sobre un nivel gastronómico muy popular, pero mas que eso muy tradicional, pues la gastronomía es y resulta importante para esta fecha tan especial en el pueblo mexicano.

Es una fiesta pagana y religiosa, en la que se celebra el día en que los difuntos y el regreso de los mismos y del más allá a comer y convivir con los vivos. Esta creencia data desde los tiempos prehispánicos, y como en muchas creencias ha sido cristianizada y modificada por la religión católica. Se celebra los días primero y dos de noviembre; en donde el primer día es dedicado a los niños y el segundo a los adultos, y hay quienes festejan desde el día 31 de octubre que se supone que es el día en que llegan las almas del limbo.

En estas fechas lo más tradicional es hacer los famosos altares y ofrendas de muertos, donde se colocan los alimentos y bebidas favoritos de las ánimas a las que está dedicado el altar, se suele colocar la comida a una hora y no se toca hasta el día siguiente o hasta la hora que se decida que los muertos ya han comido. La puesta de la ofrenda concite en hacer un altar, que puede ser desde una mesa hasta verdaderos retablos, donde se colocan platones llenos de toda clase de alimentos regionales, frutas, atole y bebidas, además de la comida se ponen flores, velas, agua, e imágenes de los difuntos a los que les hacemos la ofrenda, entre otras cosas dependiendo la región de México que sea.

Predominan los alimentos de color amarillo-naranja, como son las mandarinas, tejocotes, naranjas, mazorcas de maíz etc., ya que se tiene la creencia de que éstos, por su color intenso, guían a las almas en su camino de regreso al hogar. El agua es para saciar su sed, la sal son para purificar las almas y la comida para calmarles el hambre y complacerlos. Los guisos y comida que se suelen usar en casi todas las regiones son los tamales, el pan de muerto, tamales, mole, calaveras de azúcar, dulces de calabaza, atoles etc. Les hablare de los más representativos.

Las calaveras de azúcar, tienen forma de una calavera humana, hechas con azúcar blanca, se hacen con un jarabe espeso que se coloca en moldes de diferentes tamaños y luego se dejan secar, una vez secos se desmoldan y se decoran con azúcar glass de diferentes colores, y diversos adornos.

En el centro se coloca una cinta brillante donde se le pone el nombre de la persona a la que se le regala o del difunto al que se le hace la ofrenda, las tradicionales siempre han sido de azúcar pero hoy por hoy también las hay de chocolate, amaranto, nuez, pepitas de calabaza etc.

El pan de muertos, es un pan ceremonial, que dependiendo la zona de México que sea, varían las masas y formas, se encuentran en formas de seres humanos, muñecos, medias lunas, decorados con formas hechas con masa que representarían los huesos. El pan de muertos en algunos lugares son decorados con azúcar roja, y la razón es que en México prehispánico, a los muertos ilustres se los llegaba a sepultar cubiertos de polvo rojo cinabrio o sulfato de mercurio. Muchos están aromatizados con anís. Dulce de calabaza, es cocido con miel de piloncillo, y generalmente también ramas de canela. Es tal vez el dulce más importante en las festividades del día de muertos, y en cada región lo preparan de diferentes modalidades, la calabaza puede estar entera o cortada a trozos, y puede o no incluir las semillas. A veces se sirve con mucha miel de piloncillo o es casi seco; esto depende de la región y de las costumbres de quien lo prepare.

Al día siguiente, el 1° de noviembre, por la mañana, se sirve el desayuno de los niños, antes de que sus almas regresen al lugar que pertenecen. Entre los alimentos que se colocan están el pan, atole, chocolate, tamales y frutas. Al medio día la mesa se adorna con flores amarillas con las que se indica la llegada de los difuntos adultos; se colocan candelabros negros con velas grandes, agua y sal; más tarde se ofrendan frutas, pan, conservas y tamales. El 2 de noviembre al medio día las almas de los difuntos adultos son despedidos con una comida en donde se pueden encontrar una gran variedad de guisos mexicanos, entre los que destacan el arroz, mexicano en su preparación, cocinado de diferentes maneras; mole con pollo o guajolote, pozole, frijoles de olla, tortillas, frutas como jícamas, tejocotes, cacahuates, dulces entre los que aparecen las tradicionales calaveritas de azúcar o chocolate, cocadas, calabazates, limones rellenos, camotes, amaranto, jamoncillos (dulce de leche), calabaza en tacha, peras e higos cristalizados, tamarindo, arroz de leche y conservas de tejocote, guayaba o durazno.

Igualmente hay aperitivos como cerveza, el tradicional pulque, tequila o la bebida favorita de aquellos seres queridos. No podían faltar los cigarillos para quienes acostumbraban fumar.Como ya se mencionó con anterioridad, los alimentos suelen ser muy variados de ofrenda a ofrenda; sin embargo las ofrendas que actualmente se colocan no son totalmente diferentes a las prehispánicas; en realidad sólo se transformó sustituyendo sus componentes originales. De acuerdo a la tradición debe componerse de nueve elementos esenciales los cuales nunca deben o pueden faltar.

El AGUA. Considerada como fuente de vida, se ofrece a las ánimas para que mitiguen su sed después de un largo camino y como fortalecimiento para su regreso al más allá.

LA SAL. Elemento de purificación, sirve también para que el cuerpo no se corrompa.

INVITACION AL BANQUETE. Elemento de sabiduría.

EL CIRIO. La flama que produce significa luz, fe y esperanza. Llamarada de triunfo, porque el alma pasa de esta vida a la otra, ala inmortalidad, a lo desconocido.

COPAL o INCIENSO. Ofrenda a los dioses. Elemento que sublima y transmite a la oración o alabanza, uniendo al que ofrece y a quién recibe. Perfume de reverencia soberana, para alejar a los malos espíritus.

LAS FLORES. Las blancas (alhelí y nube) significan pureza y ternura. Las amarillas, cempoaljochitl, significan riqueza, flor de oro. Se cree que antiguamente era usada como medicamento, para curar, conservar la vida y alejar la muerte.

EL PETATE. Es un objeto de ofrenda para el descanso, para merecer el banquete.

JUGUETES. Perro izcuintle para las ánimas infantiles son elemento de juego.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.9 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com