ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

COMENTARIO LITERARIO DE NO OYES LADRAR LOS PERROS


Enviado por   •  6 de Noviembre de 2016  •  Trabajos  •  904 Palabras (4 Páginas)  •  7.576 Visitas

Página 1 de 4

Comentario de cuento latinoamericano

Y ¿tú oyes ladrar los perros? pues en este cuento de Juan Rulfo, el personaje principal no logra escucharlos. Rulfo es un autor mexicano nacido en Apulco, localidad cercana a San Gabriel en Jalisco, el 16 de mayo de 1917. Rulfo vivió una infancia difícil ya que su padre murió asesinado en guerrillas. Se cree que su gusto por la lectura empieza cuando el padre Irineo Monroy traslada su biblioteca a su casa en 1926. Un año más tarde su mamá fallece y son enviados a un internado donde empiezan sus estudios. Juan Rulfo escribió dos libros “Pedro Páramo” y “El llano en llamas”. En este último se encuentra el cuento “No oyes ladrar los perros”. Un pequeño relato de la realidad que viven muchas personas. (Juan Rulfo s.f.)

En este cuento aparecen 2 personajes principales: Ignacio y su padre cuyo nombre se desconoce en la lectura. Ignacio es un chico criminal y asesino como se cita en la lectura: “Desde que supe que usted andaba trajinando por los caminos, viviendo del robo y matando gente... Y gente buena.” En cuanto al papá podemos darnos cuenta que es un hombre noble y ya viejo como en el siguiente fragmento se lee: “no quería sentarse, porque después no hubiera podido levantar el cuerpo de su hijo”.  Este relato transcurre en una luna llena, recorriendo caminos empedrados mientras el viento sopla y el cielo se llena de preciosas estrellas. (Rulfo, s.f.)

El planteamiento de este cuento empieza con un pequeño dialogo entre el padre y su hijo. Se da a entender que el padre lleva cargado a su hijo. En el nudo nos damos cuenta de la causa de la situación por la siguiente parte: “si yo lo hubiera dejado tirado allí, donde lo encontré, y no lo hubiera recogido para llevarlo a que lo curen” Con la referencia de que Ignacio es un delincuente podemos entender que lo hirieron. En el clímax Ignacio empieza a llorar cuando su padre le recrimina su comportamiento y le recuerda a su madre ya fallecida. Finalmente en el desenlace el padre llega a Tonayá mientras oye ladrar a demasiados perros cuando durante todo el recorrido le preguntó a Ignacio si los oía ladrar e Ignacio no oía nada. Esta narración tiene una trama cerrada y sucede en una noche. (Rulfo, s.f.)

Juan Rulfo escribió el libro al que pertenece este cuento en 1953. Tonayá es el pueblo al que se quiere llegar, se ubica en Guadalajara, Jalisco. Es visible que la relación es difícil entre padre e hijo ya que el padre se dirige a Ignacio como “usted” al reclamarle de su conducta. Se cree que varias de estas historias como la de este cuento fueron transmitidas a él a través de su tío Celerino con quién recorrió varios pueblos llenándose de maravillosos  relatos. (Rulfo, s.f.)

En el cuento podemos identificar las problemáticas sociales que día a día siguen viviendo las personas  que habitan en zonas rurales pobres del país, como en la siguiente parte: “Me derrengaré pero llegaré con usted a Tonayá para que le alivien esas heridas que le han hecho”, podemos darnos cuenta que en su localidad no hay recursos médicos ni hospitales por lo que tienen que realizar un viaje hacia a otra localidad para que Ignacio sea curado, además que la mamá de Ignacio murió al tener un bebé por la siguiente parte: ”El hijo que iba a tener la mató y  tú la hubieras matado también, si ella estuviera viva a estas alturas.” (Rulfo, s.f.)

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.2 Kb)   pdf (172.2 Kb)   docx (18.9 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com