ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Origen Del Hombre Charles Darwin


Enviado por   •  27 de Noviembre de 2012  •  1.111 Palabras (5 Páginas)  •  8.899 Visitas

Página 1 de 5

El origen del hombre

Charles Darwin

Este libro habla de cómo Charles Darwin se dirige a probar ciertas semejanzas entre el hombre y algunos animales: en la forma del esqueleto, sistema nervioso, enfermedades, órganos rudimentarios, etc. Demostrando con pruebas y una serie de investigaciones el echo de que entre el hombre y los animales hay una muy estrecha línea de diferencia.

Darwin se propone demostrar en esta obra que el hombre es el descendiente modificado de alguna forma inferior.

Llega a esta conclusión tras pensar que las variaciones manifestadas en el hombre en cuanto a la conformación corporal, (enfermedades, embrión, órganos, etc.), y también intelectual, están sometidas a las mismas leyes de los animales inferiores.

Concluye que “el hombre y todos los demás vertebrados han sido construidos según un mismo modelo general“ ;admite que todos ellos tienen un origen común.

Niega la idea de que fuesen el producto de actos creativos separados.

El núcleo de la argumentación científica de Darwin: dos cosas semejantes tienen un origen común.

Habiendo establecido que el hombre, en su forma corporal, procede de una forma inferior, analiza aquí si a esa suposición se opone la considerable diferencia de las facultades mentales del hombre sobre las de los demás animales.

Sostiene que entre el hombre y los mamíferos más elevados no hay ninguna diferencia fundamental porque todas las facultades mentales son el resultado del desarrollo de instintos que se adquirieron por la selección natural de variaciones a partir de instintos más simples.

Este planteamiento equipara absolutamente al animal con el hombre en todos los aspectos, lo que posibilita que estén sometidos a las mismas emociones, que en el caso de los animales superiores son comunes a las del hombre: curiosidad, sorpresa, imitación, atención, memoria, etc.

Darwin estudia las facultades más intelectuales —imaginación, razón — y concluye que también existen en animales superiores.

Reconoce que el lenguaje articulado es particular del hombre, pero admite que pudo haberse originado por evolución desde monos, a base de uso continuo de los órganos de la voz, a lo que habría ayudado el desarrollo del cerebro.

El desarrollo del lenguaje habría perfeccionado la inteligencia. Por tanto, concluye, ninguna de las facultades intelectuales impide que el hombre se hubiera desarrollado a partir de una forma inferior.

Analiza también en este capítulo la creencia en Dios, señala que es erróneo pensar que “el hombre haya estado dotado primitivamente de la creencia en la existencia de Dios omnipotente” Sin embargo, todas las razas tienen el sentimiento de la religión, entendida como creencia en agentes invisibles o espirituales, que habría tenido origen —según Darwin— en los sueños.

Este sentimiento religioso aparece de modo semejante en los animales: Darwin recogió algunas opiniones en favor de esto, y la de un autor que sostuvo que el perro veía a su amo como a un dios.

También analiza la conciencia, pues sostiene que ésta es la diferencia más importante para distinguir al hombre de los demás animales.

Según Darwin, independientemente de la pena o del placer que produjeran los actos humanos, la conciencia del “deber” prevalecía.

Los instintos sociales sirven de guía y están orientados a dominar las malas acciones. Así el sentido moral originó el deseo de ayuda a los demás por lo que el hombre llegó a estar sometido a reglas morales.

De

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.2 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com