ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Martes Con Mi Viejo Profesor.


Enviado por   •  3 de Enero de 2012  •  1.875 Palabras (8 Páginas)  •  2.239 Visitas

Página 1 de 8

Ensayo

Martes con mi viejo profesor refleja todos los valores ala perfección, encerrando en el una lección de vida para todos, ya que nos narra el testimonio de las repetidas visitas durante cada martes, entre entre Mitch Albom y su viejo profesor, Morrie, al cual le han diagnosticado una terrible enfermedad terminal, la ELA(esclerosis lateral amiotrófica).

A través de estos encuentros llenos de conexión y complicidad ambos, alumno y maestro, intercambian ideas y reflexionan sobre la muerte, la familia, el perdón o el amor entre otros temas de la vida cotidiana, encerrando así una enseñanza subliminar fruto de un extraordinario testamento espiritual que nos ayudará a encontrarnos a nosotros mismos a la vez que nos instará a reflexionar sobre nuestra vida de la mano de un hombre que depende por completo de los demás, pero que luchará hasta el final con el mayor optimismo.

Esta fabulosa obra está llena de sencillez, pero a la vez, cargada de emoción y vitalidad, es uno de esos relatos que hacen que te plantees la vida, de los que dejan huella, y de los que difícilmente se olvidan. Además que fue una historia verídica.

Mi experiencia sobre el dolor. El dolor, es una vivencia subjetiva vinculada a variables de desarrollo individual, como puede ser: la experiencia, el aprendizaje, la emoción, la motivación...etc. Con un importante componente cognitivo que influye en su interpretación y mantenimiento para la persona.

¿Qué es el sufrimiento? Cuando hablo del sufrimiento no hay límites exactos entre sufrir y no sufrir. A mi parecer tenemos miedo del sufrimiento, y ya ese mismo miedo es sufrimiento. El sufrimiento es aquello contra lo cual yo, al menos de momento, no puedo hacer nada y es que sufrir es un fenómeno complejo. A partir de un cierto grado de intensidad, el dolor corporal como tal es ya sufrimiento.

El mecanismo del dolor, en mi opinión, tiene ante todo un sentido biológico: precisamente el de estimular una actividad. Si se considera a el dolor como un mecanismo fisiológico es claro que sólo dura y actúa durante el tiempo y con la intensidad que exige su función biológica. Si sólo cupiera considerarlo de ese modo, un enfermo incurable no debería sentir ya ningún dolor, porque el dolor no desempeñaría en él, en la práctica, ninguna función. Sin embargo, el dolor continúa actuando, despliega una vida propia, llega a ser un cuerpo extraño en el ser. En lugar de estimularnos a una actividad, nos condena a la pasividad. En este sentido hablamos del sufrimiento. Se puede decir que el hombre sufre, cuando experimenta cualquier mal por ello me gustaría relacionar el sufrimiento y mal ya que se pone en evidencia como identidad.

Yo creo que el sufrimiento comienza allí donde no se acierta a integrar una determinada situación dentro de un contexto de sentido, por lo tanto, creo que no es equivocado relacionar el sufrimiento con el término de pasividad o, por decirlo a la moda, frustración. Para mi el sufrimiento es algo que predomina en aquellas personas que no quieren ser felices. Con esto no quiero decir que crea en una felicidad, pero me refiero a que hay personas que no quieren ser felices ni tampoco lo intentan, en ellos predomina la pasividad, la tristeza, la agonía, en definitiva, el sufrimiento.

Creo que no se puede pretender obtener una respuesta transparente acerca de nuestro sufrimiento, cuando se habla del sentido del sufrimiento. Si alcanzáramos tal tipo de respuesta, no sería ya el nuestro verdadero sufrimiento. En el sufrimiento hay siempre un momento de comprensión.

En mi opinión el dolor espiritual va asociado a formas de moral, de cultura, de sentimiento, de culpa, por lo que has hecho o por lo que has dejado de hacer, también por lo que te han hecho y que crees que no esta justificado ni l entiendes a que viene entonces. Yo asocio el dolor espiritual a la condición humana, es decir, a los celos las envidias las ansias de poder, de sustituir a otro en su rollo. Lo mejor seria no sentir dolor espiritual, no esperar nada del otro ser como una barra de acero pero eso que seria lo mejor no suele ser así el otro nos produce dolor con sus acciones de menosprecio, de desconsideraciones, de falta de reconocimiento. Tendríamos que ser siempre muy positivos y ver solo la parte positiva de las cosas, incluso aquellas negativas que caen sobre nosotros verlas con buenos ojos, pero la mente humana no esta preparada para ello y nos producen dolores psíquicos ciertas conductas

Por lo general siempre solemos hablar de dolor como algo físico y sufrimiento como algo psicológico... Yo creo que ambos términos dependen mucho de cada persona a la hora de superar el dolor o el sufrimiento. El dolor es lo que hace dura la vida. Si lo pensamos bien es lo que mueve el mundo la gente se mueve por dolor. Si vemos que un familiar esta enfermo, que tiene dolor, vamos a verle. Quizás si no tuviese ese dolor ni nos acordaríamos de donde vive. Otras fronteras que se mueven con el dolor son aquellas de la solidaridad. Si hay que aportar dinero y no das luego aparece el dolor espiritual que te hace sentir mal, en cambio si das dinero te sientes como si has hecho una gran labor humanitaria.

En conclusión, existen varios tipos de dolores, en especial el

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.4 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com