ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Los bandidos (Schiller)


Enviado por   •  5 de Febrero de 2019  •  Informes  •  3.972 Palabras (16 Páginas)  •  25 Visitas

Página 1 de 16

  1. Introducción

En el presente informe, al seleccionar la obra dramática los bandidos de Von Schiller (Friedrich Von Schiller), se presenta una admiración por la obra dramática ya no neoclásica, sino que una obra del siglo XVIII escrita por un joven Schiller, en desacuerdo y demostrando rebeldía contra la sociedad, dejando claro su malestar en esta obra y la aspiración a la libertad en lo político y lo social.

Como lo mencioné anteriormente, la obra de Schiller se escribe en el siglo XVIII, para ser más exactos en 1781, por lo que ese siglo estaba ya por finalizar, encontrándonos con el final del movimiento “Sturm und Drang” en Alemania, dando rasgos distintivos de este movimiento prerromántico, donde los sentimientos predominan a la razón.

El Prerromanticismo del siglo XVIII da paso al Romanticismo en el siglo XIX, pero algunos autores no hacen la diferencia entre Prerromanticismo y Romanticismo, por lo que se genera una confusión sobre en qué movimiento literario se circunscribe los bandidos. Ya que el neoclasicismo que venía antes, decae coincidiendo con la decadencia de Napoleón Bonaparte, perdiendo así en favor del Romanticismo que comenzaba de manera explosiva a finales del siglo XVIII (Prerromanticismo).

Las características del periodo Romántico hallados en la obra dramática los bandidos de Schiller, y que en el presente informe se analizará, serán el ansia por la libertad, el amor frustrado, y la contraposición de la estética neoclásica de la regla de las tres unidades.

  1. Biografía del autor: Schiller

Siendo Johann Christoph Friedrich Schiller su nombre verdadero, desde 1802 fue conocido más como von Schiller, fue un dramaturgo, filósofo, poeta e historiador alemán que nació en la ciudad de Marbach de Alemania el 10 de noviembre de 1759, pasó toda su vida en su país y murió a los 45 años en la ciudad de Weimar el 9 de mayo de 1805. Es considerado, junto a Goethe, el más alto poeta y dramaturgo de Alemania, y una de las figuras más importantes del Clasicismo de Weimar

Sus padres fueron el oficial Johann Caspar Schiller en calidad de cirujano y Elisabeth Dorothea Schiller, quienes fueron sensibles e inteligentes, en su casa era donde reinaban aquellas virtudes sencillas – modestia, benevolencia, integridad – que, aparte de fortalecer las relaciones en su hogar, criaban a hijos buenos y educados.

A la edad de seis años, Schiller comienza a recorrer el camino de las letras, y a los trece años, puede decidir qué carrera universitaria estudiar, él quiere teología, pero lo obligaron a estudiar en la academia militar por orden del duque de Württenberg. Debía permanecer ahí por siete años, esto es, durante su adolescencia, internado entre los muros de aquel instituto, donde los estudiantes llevaban una vida de vigilancia rigurosa.

A partir de 1776 dentro de la misma “Academia” Schiller estudia medicina. Por fortuna para él, los futuros médicos debían estudiar también filosofía, y en esa asignatura les tocó el maestro Abel, gracias por el cual halló un estímulo poderoso para su desarrollo intelectual como futuro poeta y filósofo.

Parecía estar siempre condenado a llevar esa fatal vida militar, pero aunque resulte paradójico, le salvó, ya que la estricta disciplina del ejército le forzó a buscar una vía de escape en la literatura, primero leyendo y después escribiendo, lo que le empujó a escribir los bandidos, tan llena de rebeldía que la tuvo que imprimir anónimamente, y, que más tarde al ser representada en una obra de teatro , aunque obtuvo un gran éxito, le obligó a escaparse del regimiento ya que fue motivo de que le arrestaran, y seguido de la prohibición por parte del duque a que siguiera escribiendo.

Después de esta desgracia para Schiller, huyó a la ciudad de Manheim, siendo esta fuga el comienzo de su productiva carrera de dramaturgo y poeta, aunque no tuvo mucha suerte con el dinero, ya que varias veces sus amigos le ayudaron.

Por un asunto amoroso que no terminó bien, Schiller estuvo dos años viviendo entre Leipzig y Dresde, en donde terminó su drama Don Carlos en 1787, que, junto a Goethe, estableció un tipo de verso para el drama alemán. (los conceptos "idioma alemán" o "Alemania", no existían en su época, siendo Schiller y Goethe los principales impulsores de la unificación del idioma entre todos los estados, lo que llevaría a convertirlos en una nación).

Entre 1789 a 1791, bajo la propuesta de Goethe, Schiller trabajó como profesor de historia en la Universidad de Jena, hasta que, por su salud, renunció al puesto de docente, pero el 22 de febrero de 1790, contrajo matrimonio con Charlotte von Legenfeld, con quien tuvo cuatro hijos, dos niños y dos niñas.

Afortunadamente, aunque se quedó sin trabajo, se encontró con la ayuda de una pensión, ofrecida por el príncipe heredero de Dinamarca y el conde de Schimmelmann, y que le permitió vivir tres años mientras se recuperaba.

Es conocida la amistad que tenían Schiller y Goethe, la que en un comienzo fue principalmente epistolar. Después Schiller se unió con él en la corriente literaria del Romanticismo, conocida con el nombre de “Sturm und Drang”, e instalándose en Weimar, colaboraron juntos en un diario.

En la tarde del 9 de mayo, Schiller muere de una tuberculosis, y dos días más tarde el poeta fue sepultado en el antiguo cementerio de la iglesia de Santiago. Goethe no asistió, ya que se encontraba enfermo nuevamente, y no quisieron darle la mala noticia porque se podía agravar más.

  1. Contexto de Producción

La obra dramática los bandidos de Schiller, publicada en 1781, se sitúa en la Alemania del siglo XVIII, en donde el reino de Prusia emergió como una unidad económica y política de gran dinamismo, lo que hizo que hubiera tensiones entre los estados alemanes.

Desde 1740 en adelante, el dualismo entre la monarquía de Austria y el Reino de Prusia dominó la historia alemana y en 1806, el Imperio fue invadido y disuelto como consecuencia de las Guerras napoleónicas.

En Europa central en el siglo XVIII, la cultura fue de gran importancia para los intelectuales que no podían emerger en la política, ya que esta estaba dominada por la autocracia de los príncipes. En este marco del idealismo y el espiritualismo se caracteriza el arte y la literatura alemanas, siendo los más importantes los filósofos como Kant y Herder, y los escritores Goethe y Schiller.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (23.6 Kb)   pdf (173.5 Kb)   docx (20.7 Kb)  
Leer 15 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com